¡Fin a una lar­ga prohi­bi­ción!

MU­JE­RES PO­DRÁN ASIS­TIR A PAR­TI­DOS DE FÚT­BOL POR PRI­ME­RA VEZ EN ARABIA SAUDITA

La Republica - - ACCIÓN - Wal­ter He­rre­ra y agen­cias whe­rre­ra@la­re­pu­bli­ca.net

Por pri­me­ra vez en Arabia Saudita, las mu­je­res po­drán asis­tir en Riad, Ye­da y Dam­mam a par­ti­dos de fút­bol de la li­ga pro­fe­sio­nal, anun­cia­ron las au­to­ri­da­des.

Los par­ti­dos a los que po­drán asis­tir es­pec­ta­do­ras opon­drán a los equi­pos de Al Ah­li y Al Ba­tin es­te vier­nes 12 de enero, Al Hi­lal y Al It­tihad al día si­guien­te y Al It­ti­faq y Al Fai­sa­li el 18 de enero, pre­ci­só el mi­nis­te­rio saudita de In­for­ma­ción y Cul­tu­ra.

Es­ta de­ci­sión se ins­cri­be den­tro de las re­for­mas em­pren­di­das por el jo­ven príncipe he­re­de­ro Moha­med bin Sal­man en es­te reino mu­sul­mán ul­tra­con­ser­va­dor.

La Au­to­ri­dad ge­ne­ral del de­por­te anun­ció en oc­tu­bre que tres es­ta­dios has­ta en­ton­ces re­ser­va­dos a los hom­bres po­drían aco­ger a co­mien­zos de 2018 a fa­mi­lias con en­tra­das es­pe­cia­les.

Se tra­ta del Es­ta­dio In­ter­na­cio­nal Rey Fahd en Riad, la Ciu­dad De­por­ti­va Rey Ab­da­lá en Ye­da y el Es­ta­dio Príncipe Moha­med bin Fahd en Dam­mam.

Es­ta es so­lo una de las me­di­das anun­cia­das en los úl­ti­mos me­ses en fa­vor de las mu­je­res y de los jó­ve­nes, que in­clu­yen tam­bién la au­to­ri­za­ción pa­ra las mu­je­res de con­du­cir a par­tir de ju­nio y la reaper­tu­ra de los ci­nes en mar­zo.

To­das es­tas me­di­das son aplau­di­das in­ter­na­cio­nal­men­te, pe­ro los más ra­di­ca­les y con­ser­va­do­res de Arabia Saudita nun­ca han vis­to con bue­nos ojos es­te ti­po de me­di­das aper­tu­ris­tas.

Que­dan mu­chas ba­ta­llas por en­ca­rar, pues hay que re­cor­dar que en el país ára­be las mu­je­res ne­ce­si­tan per­mi­so del hom­bre pa­ra ope­rar­se, ca­sar­se, di­vor­ciar­se o via­jar a cual­quier par­te. Mu­chos lu­ga­res to­da­vía no pue­den ser com­par­ti­dos por per­so­nas de am­bos se­xos y las fé­mi­nas de­ben cu­brir ros­tro y cuer­po con un man­to de aba­ya, se­me­jan­te a una ba­ta de cuer­po en­te­ro cuan­do es­tán en pú­bli­co.

En 2015, una mu­jer fue de­te­ni­da cuan­do in­gre­só en el es­ta­dio de Al-Jaw­ha­ra, en Jid­dah. Fue acu­sa­da por ves­tir pan­ta­lo­nes, una su­da­de­ra de man­ga lar­ga, ga­fas y una go­rra, com­ple­ta in­du­men­ta­ria que lle­va­ba pa­ra no ser des­cu­bier­ta.

A par­tir de es­te vier­nes, un he­cho his­tó­ri­co mar­ca­rá los de­re­chos de las mu­je­res en Orien­te Me­dio.

El man­to de aba­ya es de uso obli­ga­to­rio mien­tras una mu­jer es­té en un es­pa­cio pú­bli­co en Arabia Saudita. Archivo/La Re­pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.