Trump dio luz ver­de a re­pu­bli­ca­nos pa­ra ha­blar de in­mi­gra­ción

La Republica - - BLOOMBERG NEWS -

Bloom­berg- Los le­gis­la­do­res re­pu­bli­ca­nos de Es­ta­dos Uni­dos re­ci­bie­ron luz ver­de del pre­si­den­te Do­nald Trump pa­ra ne­go­ciar un acuer­do de in­mi­gra­ción con los de­mó­cra­tas, lo que po­dría re­ver­tir un es­tan­ca­mien­to que ha de­te­ni­do la ac­ción en múl­ti­ples te­mas, com­pren­di­do el fi­nan­cia­mien­to pa­ra im­pe­dir un cie­rre del go­bierno la se­ma­na pró­xi­ma. Du­ran­te una inusual reunión pú­bli­ca con le­gis­la­do­res de am­bos par­ti­dos en la Ca­sa Blan­ca, Trump pre­sen­tó los li­nea­mien­tos pa­ra un acuer­do al tiem­po que des­pe­jó los te­mo­res que pu­die­ran te­ner los re­pu­bli­ca­nos res­pec­to del cos­to po­lí­ti­co de ce­der a la pro­tec­ción de al­gu­nos in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos. En re­la­ción con los de­mó­cra­tas, Trump in­yec­tó una sen­sa­ción de ur­gen­cia a ne­go­cia­cio­nes que se ha­bían ca­rac­te­ri­za­do por su len­ti­tud. “Hay un ca­mino ha­cia de­lan­te. Hay un acuer­do so­bre la me­sa”, di­jo des­pués de la reunión el se­na­dor John Thu­ne, de Da­ko­ta del Sur, el lí­der re­pu­bli­cano nú­me­ro tres. Na­die ob­ten­drá un “acuer­do per­fec­to”, di­jo el se­na­dor. A pe­sar de los an­te­ce­den­tes de Trump de ne­go­cia­dor im­pre­de­ci­ble, miem­bros de am­bos par­ti­dos ex­pre­sa­ron op­ti­mis­mo. Los de­mó­cra­tas han in­sis­ti­do en que to­do acuer­do so­bre in­mi­gra­ción for­me par­te de un acuer­do so­bre gas­to, que es ne­ce­sa­rio pa­ra man­te­ner abier­to el go­bierno des­pués del 19 de enero. Trump pre­sen­tó su po­si­ción en una reunión ex­tra­or­di­na­ria de 55 mi­nu­tos con le­gis­la­do­res de am­bos par­ti­dos que se su­po­nía iba a ser a puer­tas ce­rra­das, pe­ro que ter­mi­nó por rea­li­zar­se an­te la pren­sa. La reunión se con­cre­tó días des­pués de la pu­bli­ca­ción de un con­tro­ver­ti­do li­bro que plan­tea du­das so­bre la ca­pa­ci­dad de Trump pa­ra el desem­pe­ño de su car­go. Más avan­za­do el día, un juez fe­de­ral en San Fran­cis­co blo­queó de for­ma tem­po­ra­ria la de­ci­sión del go­bierno de Trump de po­ner fin al pro­gra­ma de los jó­ve­nes lla­ma­dos Drea­mers, que pro­te­ge a ca­si 700 mil hi­jos de in­mi­gran­tes ile­ga­les que en­fren­tan la de­por­ta­ción. “El ar­gu­men­to del go­bierno es que las cor­tes no pue­den eva­luar si es in­co­rrec­ta la de­ci­sión del Pre­si­den­te de eli­mi­nar el pro­gra­ma —Ac­ción Di­fe­ri­da pa­ra los Lle­ga­dos en la In­fan­cia (DACA por la si­gla en in­glés)— que creó el ex­pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma”, ase­gu­ró Wi­lliam H. Al­sup, juez de dis­tri­to de EE.UU. En Was­hing­ton, Trump in­di­có que es­tá dis­pues­to a di­vi­dir el po­lé­mi­co te­ma de la in­mi­gra­ción en dos par­tes. La pri­me­ra se­ría le­gis­la­ción pa­ra rem­pla­zar el DACA, re­for­zar la se­gu­ri­dad fron­te­ri­za y em­pe­zar a cons­truir el mu­ro, li­mi­tar las pre­fe­ren­cias fa­mi­lia­res pa­ra la in­mi­gra­ción y po­ner fin o li­mi­tar un sis­te­ma de lo­te­ría de vi­sas. Un in­ten­to de re­for­ma más am­plia de las le­yes de in­mi­gra­ción del país pa­ra re­sol­ver la si­tua­ción de 11 mi­llo­nes de per­so­nas que vi­ven ile­gal­men­te en EE.UU. se pos­ter­ga­ría has­ta más ade­lan­te.

Do­nald Trump dio luz ver­de a sus le­gis­la­do­res pa­ra ne­go­ciar un acuer­do de in­mi­gra­ción. Bloom­berg/La Re­pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.