Sin el oro y sin la li­mos­na

LA PO­LI­CÍA HA DE­TE­NI­DO A 200 BUS­CA­DO­RES DE ORO EN CRU­CI­TAS

La Teja - - Sucesos - El mi­nis­te­rio Tie­rra de la dis­cor­dia.

de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca in­for­móes­te sá­ba­do­que desde el miércoles y has­ta la fe­cha se han de­te­ni­do 200 co­li­ga­lle­ros, (sa­quea­do­res de oro sin au­to­ri­za­ción) en la fin­ca de Cru­ci­tas, pe­ro solo dos per­ma­ne­cen de­te­ni­dos y a los de­más se les abrió un pro­ce­so.

A todos ellos se les man­tie­ne una in­ves­ti­ga­ción abier­ta por ser sos­pe­cho­sos de rea­li­zar ac­ti­vi­da­des mi­ne­ras de re­co­no­ci­mien­to, ex­plo­ra­ción o ex­plo­ta­ción, sin con­tar con el res­pec­ti­vo per­mi­so o con­ce­sión, que es pe­na­do con pri­sión de tres meses a cin­co años, se­gún el ar­tícu­lo 141 del Có­di­go de Mi­ne­ría.

La ac­ción po­li­cial for­ma par­te de un ope­ra­ti­vo que desa­rro­llan los agen­tes desde el miércoles an­te­rior, para tra­tar­dee­vi­tar los da­ños am­bien­ta­les en la fin­ca Vi­vo­yet, co­no­ci­da como mi­na Cru­ci­tas, pues allí hay ya­ci­mien­tos de oro.

Pre­ci­sa­men­te, el viernes fue­ron de­te­ni­dos 12 hom­bres con se­di­men­tos en los cua­les hay are­na, tie­rra y oro, quie­nes fue­ron pues­tos a la or­den de la Fis­ca­lía Ad­jun­ta de San Car­los.

Es­te sá­ba­do los in­da­ga­ron y lue­go que­da­ron en li­ber­tad sin nin­gún ti­po de me­di­das. Em­pe­ro, se les abrió un pro­ce­so pe­nal.

De acuer­do a los in­for­mes po­li­cia­les, los de­ja­ron li­bres pues es la primera vez que los arres­tan en esas ac­ti­vi­da­des. Los im­pli­ca­dos son ori­gi­na­rios de los cantones de San Car­los, Upa­la y Aban­ga­res. Tam­bién hay ni­ca­ra­güen­ses.

En la ac­tua­li­dad solo un hom­bre de ape­lli­dos Ca­na­les Za­mo­ra per­ma­ne­ce en pri­sión pre­ven­ti­va, pues cuan­do los ofi­cia­les se lo to­pa­ron te­nía un re­ci­pien­te plás­ti­co en el cual ha­bía de­po­si­ta­do amal­ga­ma, re­sul­tan­te de la unión de mer­cu­rio con otros mi­ne­ra­les.

Ade­más, se tra­ta de un ciu­da­da- no ni­ca­ra­güen­se, por lo que pre­fi­rie­ron de­jar­lo en pri­sión para evi­tar que hu­ya del país y eva­da la ac­ción de la jus­ti­cia.

A los otros 199 les di­je­ron que es prohi­bi­do mon­tar ran­chos en vía pú­bli­ca y da­ñar el am­bien­te.

El te­rreno don­de se ge­ne­ra en es­te mo­men­to la ex­trac­ción ile­gal es una fin­ca de 805 hec­tá­reas, que desde agos­to de 1991 es pre­ten­di­do por di­ver­sos gru­pos para sa­car oro.

Tan­to es así, que el 18 de di­ciem­bre de 1999 la em­pre­sa In­dus­trias In­fi­ni­to ob­tu­vo un de­re­cho para ini­ciar ope­ra­cio­nes, pe­ro fue has­ta el 2005que­re­ci­bió la con­ce­sión de ex­plo­ta­ción mi­ne­ra.

Sin em­bar­go, en no­viem­bre de 2010 el Tri­bu­nal Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo anu­ló la con­ce­sión otor­ga­da a In­dus­trias In­fi­ni­to. Ese fa­llo fue con­fir­ma­do en no­viem­bre del 2011 por la Sala Primera de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, lo que im­pli­ca que ex­traer oro de ese te­rreno es ile­gal.

CAR­LOS HER­NÁN­DEZ

Los po­li­cías des­tru­ye­ron los cam­pa­men­tos.

MSP

El te­rreno don­de es­tán sa­can­do oro esta en Cu­tris de San Car­los.

MSP

Los co­li­ga­lle­ros te­nían todo muy bien mon­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.