Pa­lo e’ pi­so y pa­la pa­ra Briceño

Tío Car­los que­mó al güi­la

La Teja - - Portada - AN­DRÉS MO­RA andres.mo­ra@la­te­ja.cr

El por­te­ro Ke­vin Briceño que­dó muy mal pa­ra­do con las ra­zo­nes que dio el téc­ni­co Car­los Wat­son pa­ra jus­ti­fi­car por qué no es­tu­vo en el mar­co mo­ra­do es­te miér­co­les, en la de­rro­ta de Sa­pris­sa (2-1) an­te Pérez Ze­le­dón.

El mu­cha­cho no es­tu­vo ni en ban­ca.

Tío Car­los di­jo que su pu­pi­lo re­gre­só un po­co can­sa­do des­pués de ir con la Se­le al jue­go eli­mi­na­to­rio an­te Pa­na­má, al ocu­par el lu­gar que de­jó li­bre Key­lor Na­vas por le­sión.

Y es que la au­sen­cia de Briceño se hi­zo sen­tir por­que su sus­ti­tu­to, Darryl Par­ker, fa­lló en los dos go­les ri­va­les y es­tu­vo muy ner­vio­so en el jue­go.

Ade­más, lla­mó la aten­ción que Da­niel Co­lín­dres, quien tam­bién es­tu­vo con la Tri­co­lor en suelo ca­na­le­ro, sí es­tu­vo en ban­ca, in­clu­so, al 50’ in­gre­só a ver si sal­va­ba al Mons­truo de la de­rro­ta. Es de­cir, no es­tu­vo tan can­sa­do.

Así fue la agen­da de Briceño con el equi­po pa­trio: el lu­nes por la ma­ña­na entrenó con el gru­po y ese mis­mo día por la tar­de via­ja­ron a Pa­na­má. El mar­tes vio el par­ti­do des­de la ban­ca y el miér­co­les vo­ló de re­gre­so al país, en un vue­lo que du­ra cer­ca de una ho­ra. A la 1:30 de la tar­de ya es­ta­ba en suelo na­cio­nal.

Tam­po­co hay que ol­vi­dar que el día an­tes los ge­ne­ra­le­ños tu­vie­ron que pe­gar­se un vuel­tón pa­ra lle­gar a Ti­bás ya que el pa­so por el Ce­rro de la Muer­te es­tá ce­rra­do por cul­pa de Na­te. Tar­da­ron unas sie­te ho­ras en bus. Eso sí es can­sa­do.

Y que cons­te que fue el téc­ni­co mo­ra­do el que dio es­ta ex­pli­ca­ción sin ni si­quie­ra ser con­sul­ta­do por Briceño, ya que en reali­dad le pre­gun­ta­ron por Par­ker.

“En cuan­to a lo de Par­ker, vie­ne en­tre­nan­do muy bien, vie­ne ha­cien­do las co­sas bien y yo de pre­vio les he di­cho que le iba a dar la opor­tu­ni­dad a los tres. En la tar­de con­ver­sé con Ke­vin, se sen­tía un po­co can­sa­do y to­ma­mos la de­ci­sión. Se ha­bía ha­bla­do que en al­gu­na even­tua­li­dad en la que Ke­vin no es­tu­vie­ra iba a ju­gar Par­ker y ju­gó”, ex­pli­có.

In­clu­so, le pi­die­ron acla­rar el te- ma y el DT pro­fun­di­zó.

“Me di­jo que se sin­tió un po­co can­sa­do. Se ha dor­mi­do tar­de ayer (mar­tes), ha te­ni­do que le­van­tar­se pa­ra ir al ae­ro­puer­to, el vue­lo. Ade­más, del ae­ro­puer­to a don­de vi­ve es bas­tan­te di­fí­cil lle­gar. Es del ae­ro­puer­to a Cu­rri­da­bat. En­ton­ces ha lle­ga­do bas­tan­te tar­de a su ca­sa.

“Briceño de­pen­de de su reac­ción, to­dos los ju­ga­do­res, pe­ro más el ar­que­ro. Con­ver­sé con él y no te­nía por­que sa­cri­fi­car­lo y arries­gar­lo a una le­sión”, aña­dió.

Que va­ya a bretear. Las de­cla­ra­cio­nes de Wat­son no ca­ye­ron na­da bien en­tre los afi­cio­na­dos mo­ra­dos, al­gu­nos pro­po­nen en­viar­lo a bretear co­mo con­ser­je en una es­cue­la, que ma­ne­je un bus o le en­tre a la cons­truc­ción. Jo­nat­han So­lís di­ce que si el por­te­ro se la jue­ga ma­ne­jan­do­bus, él se lo pres­ta un ra­to pa­ra que ha­ga la ru­ta en­tre San Isi­dro de El Ge­ne­ral a Pal­ma­res de Pérez Ze­le­dón. “Eso tie­ne un nom­bre: fal­ta de en­tre­ga al tra­ba­jo. Le re­co­mien­do que se ha­ga un exa­men de anemia, si sa­le po­si­ti­vo po­dría ser un justificante. Me gus­ta­ría ver­lo en mi tra­ba­jo, son ho­ra­rios de has­ta de 15 ho­ras dia­rias, de lu­char contra el trán­si­to y de te­ner la sa­bi­du­ría pa­ra aten­der a ca­da pa­sa­je­ro, aún así se sa­le ade­lan­te”, di­jo So­lís. Pe­ro si Briceño no tie­ne li­cen­cia pa­ra ma­ne­jar ese chun­cho­te no hay bron­ca, po­dría aga­rrar un pa­lo de pi­so e ir­le a ayu­dar a don Ger­mán Cer­das, con­ser­je en la es­cue­la Car­los Mon­ge Al­fa­ro de Ocho­mo­go de Car­ta­go.

“A no­so­tros no nos chi­nean tan­to co­mo a los fut­bo­lis­tas, to­do de­be­mos­ga­nar­lo a pun­ta de pa­lo e’ pi­so yes­co­ba. A ve­ces­de­be­mos­rea­li­zar otros tra­ba­jos”, co­men­tó Cer­das.

“Es una ofen­sa, así co­mo no­so­tros hay mu­chos que nos le­van­ta­mos des­de la ma­dru­ga­da y nos acos­ta­mos tar­de por­que es­ta­mos to­do el día tra­ba­jan­do y de pie du­ran­te va­rias ho­ras y ellos se que­jan na­da más por unas ho­ras que en­tre­nan”, agre­gó.

Ger­mán que­dó bas­tan­te mo­les- to con las ex­cu­sas que dio Tío Car­los pa­ra jus­ti­fi­car a Ke­vin, igual le pa­sa a Fer­nan­do Cor­de­ro, quien le ha­ce a la cons­truc­ción.

“Son ju­ga­do­res sin san­gre, sin amor por el equi­po, lás­ti­ma tan­to jo­ven con bue­nas con­di­cio­nes y con de­seos de ju­gar con un gran equi­po co­mo Sa­pris­sa y que se pier­da un es­pa­cio”, di­jo Cor­de­ro.

“Ya lo vie­ra con un tra­ba­jo co­moel­mío, des­de las 6 de la­ma­ña­na con el al­muer­zo al hom­bro y te­ner que co­mer frío.

“Al fi­nal de la se­ma­na uno va por el suel­do que ape­nas al­can­za pa­ra la co­mi­di­ta. Que vean el ejem­plo de Key­lor Na­vas, que con tra­ba­jo se lle­ga lar­go”, en­fa­ti­zó.

En el ca­so de los se­lec­cio­na­dos que­jue­gan enHe­re­diano, Leo­nel Mo­rei­ra, quien tam­po­co ju­gó en Pa­na­má, es­tu­vo en la ban­ca. Jha­mir Or­dain, Ran­dall Azo­fei­fa y Johnny Acos­ta des­can­sa­ron yno tu­vie­ron mi­nu­tos en la go­lea­da 4-1 del Team an­te Li­be­ria.

En Ala­jue­len­se, Pa­trick Pem­ber­ton, Jo­sé An­drés Sal­va­tie­rra y Ken­ner Gu­tié­rrez no apa­re­cie­ron por­que tu­vie­ron ac­ción los 90 mi­nu­tos en suelo ca­na­le­ro.

Briceño po­dría vol­ver al mar­co el do­min­go, pe­ro se lo po­dría per­der por­que es­te jue­ves fa­lle­ció su abue­li­to. Co­la­bo­ró: Ma­rio Cor­de­ro y Keyna Calderón.

JA TE A L O Ñ E S I D JE TA N O M T O F

MON­TA­JE LA TE­JA

Briceño se­gui­rá sien­do el por­te­ro ti­tu­lar, pe­ro su téc­ni­co lo de­jó mal pa­ra­do dan­do tan­ta ex­pli­ca­ción.

M. COR­DE­RO

Ya qui­sie­ra Jo­nat­han te­ner la jor­na­da de tra­ba­jo de los fut­bo­lis­tas.

MA­RIO COR­DE­RO

Fer­nan­do la­men­tó la ex­cu­sa que dio Wat­son.

K. CALDERÓN

Ger­mán le pres­ta el pa­lo e’ pi­so a to­dos los mo­ra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.