El país es­tá co­mo tor­tu­ga pa­tas arri­ba

EL IN­FOR­ME DEL ES­TA­DO DE LA NA­CIÓN ES PO­CO ALEN­TA­DOR

La Teja - - Sucesos - EDUAR­DO VE­GA eduar­do.ve­ga@la­te­ja.cr El in­for­me Los de me­dia te­ja son los que más su­fren.

nú­me­ro 23 del Es­ta­do de la Na­ción ha si­do con­tun­den­te en afir­mar que nues­tro país es­tá co­mo una tor­tu­ga pan­za arri­ba: sin avan­zar y en un cla­ro pe­li­gro de fa­lle­cer aho­ga­da en sus deu­das.

La tor­tu­gui­ta que en otros tiem­pos ca­mi­nó len­ta, pe­ro con­ten­ta, con pa­so fir­me en la sen­da de la de­mo­cra­cia, del desa­rro­llo so­cial y eco­nó­mi­co, per­mi­tién­do­le con­so­li­dar un fuer­te ca­pa­ra­zón que por es­tos le es­tá sir­vien­do pa­ra muy po­co.

Cos­ta Ri­ca, se­gún lo ex­pli­có Jor­ge Var­gas Cu­llell, di­rec­tor del pro­gra­ma Es­ta­do de la Na­ción, noa­van­za por­que si­gue gas­tan­do más de lo que le in­gre­sa, es­tá pan­za arri­ba por­que el pue­blo si­gue vien­do co­mo la bre­cha eco­nó­mi­ca ca­da día se ha­ce más gran­de y es­tá en pe­li­gro por­que real­men­te pue­de su­frir un pa­ro fis­cal si no lo­gra fre­nar el gas­to pú­bli­co tan enor­me.

Ni si­quie­ra los nú­me­ros po­si­ti­vos le ayu­dan a la tor­tu­ga por­que cuan­do se ven nú­me­ros azu­les en sec­to­res pro­duc­ti­vos que cre­cen, son sec­to­res que no ge­ne­ran mu­chos bre­tes y es­to en­ton­ces no afec­ta a los que me­nos tie­nen por­que si­guen sin bre­te a pe­sar de que a otros les va pu­ra vi­da.

Ade­más, se­gún el in­for­me, no se es­tá ge­ne­ran­do mu­cho bre­te y por eso ca­da día hay más tra­ba­jo in­for­mal lo que sig­ni­fi­ca más gen­te mal pa­ga­da, sin ga­ran­tías so­cia­les, sin se­gu­ro, sin agui­nal­do y sin co­ti­zar pa­ra una pen­sión com­ple­men­ta­ria.

So­bre ese te­ma con­ver­sa­mos con don Fran­cis­co Gon­zá­lez Ro­jas, quien cui­da ca­rros y tie­ne 57 años. Él es­tá con­ven­ci­do que el país no tie­ne bre­te pa­ra él, pri­me­ro por la edad y se­gun­do por­que en los bre­te­ci­tos con or­den pa­tro­nal que le han ofre­ci­do, le pa­gan mu­cho me­nos de lo que ga­na en la ca­lle. “Yo pue­do con­fir­mar que sí es cier­to que es­te país es­tá pa­tas pa’ arri­ba. Cuan­do uno a cier­ta edad se que­da sin tra­ba­jo, ya na­die le da, los que pa­sa­mos de 50 años no va­le­mos na­da. Yo por di­cha la pul­seo bo­ni­to en lo que sea, so­bre to­do cui­dan­do ca­rros, si no fue­se tan pul­sea­dor me ha­bría muer­to de ham­bre ha­ce mu­cho tiem­po por­que a las em­pre­sas los vie­ji­llos no les im­por­ta­mos”, ase­gu­ró es­te ve­cino de Poás de Ase­rrí. Pe­ro no es que se la tira su­per­ri­co, to­do lo con­tra­rio, el bre­te­ci­to de cui­da­dor de ca­rros es so­lo cuan­do lo lla­man, hay días que no ha­ce ni un cin­co. “El pro­ble­ma es que esos días que no tra­ba­jo tam­bién me da ham­bre y en­ton­ces, ahí es don­de se com­pli­ca to­do. Es­te país pa­re­ce que no tie­ne arre­glo, so­bre to­do por nues­tros po­lí­ti­cos, que pre­fie­ren pa­sar pe­lean­do que arre­glan­do”, di­jo. El In­for­me tam­bién con­fir­ma que la tor­tu­ga tam­bién es­tá vol­ca­da en la po­lí­ti­ca por­que la gen­te cree ca­da día me­nos en los po­lí­ti­cos, se me­te ca­da día me­nos en ac­ti­vi­da­des par­ti­da­rias y ca­da día tie­ne más du­das so­bre por quién vo­tar. El abs­ten­cio­nis­mo si­gue sien­do el gran ga­na­dor pa­ra las elec­cio­nes del 2018.

El in­for­me del Es­ta­do de la Na­ción di­bu­ja un fu­tu­ro po­co alen­ta­dor pa­ra los cos­ta­rri­cen­ses.

EDUAR­DO VE­GA ARGUIJO.

Don Fran­cis­co la pul­sea en lo que sea pa­ra sa­lir ade­lan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.