Be­bés se­cos y con­for­ta­bles

Ele­gir el me­jor pa­ñal tie­ne su cien­cia. No se tra­ta de pa­rar­se fren­te a la gón­do­la del su­per­mer­ca­do y to­mar el pri­me­ro que se nos ocu­rra.

Mamá joven - - SOY MAMÁ | ESPECIAL DE 0 A 3 AÑOS -

EL PE­SO DE SU BE­BÉ ES LA RE­FE­REN­CIA PA­RA SA­BER QUE TA­LLA DE PA­ÑAL COM­PRAR. UNO MÁS GRAN­DE PUE­DE PRO­VO­CAR DE­RRA­MES Y UNO MÁS PE­QUE­ÑO PUE­DE PRE­SIO­NAR MU­CHO SU PIEL Y OCA­SIO­NAR­LE IRRI­TA­CIO­NES.

El pa­ñal es un ar­tícu­lo de uso dia­rio y cons­tan­te en los pri­me­ros años de vi­da de los ni­ños. Por eso no es­tá de más tomarse su tiem­po pa­ra es­co­ger­lo bien, da­do que la piel de los pe­que­ños es muy de­li­ca­da y sen­si­ble, so­bre to­do en esa zo­na tan ex­pues­ta a la hu­me­dad y al roce. Ade­más, pre­sen­tan mu­chas in­no­va­cio­nes en cuan­to a ca­li­dad y di­se­ño que de­be con­si­de­rar.

Un buen ejem­plo es el pa­ñal Na­tu­ral Ca­re Au­toa­jus­te, que reúne gran­des avan­ces pa­ra brin­dar una so­lu­ción muy efi­cien­te a los pa­dres, con ma­yor pro­tec­ción y co­mo­di­dad pa­ra los be­bés. To­me en cuen­ta que ca­da vez que los ni­ños se ali­men­tan, su pancita se ex­pan­de has­ta un 30%, con­di­ción que pue­de ha­cer que el pa­ñal se aflo­je y pro­vo­que de­rra­mes.

Ese mo­de­lo vie­ne en for­ma de cal­zon­ci­to elás­ti­co, a par­tir de la ta­lla M, se adap­ta a las di­men­sio­nes del be­bé y a to­dos sus mo­vi­mien­tos, y es más fá­cil de co­lo­car.

“Otra ven­ta­ja de es­te pa­ñal de ajus­te per­fec­to es que vie­ne con ab­sor­ción di­fe­ren­cia­da por se­xo: ma­yor en­fo­que cen­tral pa­ra las ni­ñas y ma­yor en­fo­que fron­tal pa­ra los va­ron­ci­tos, con­for­me a sus ne­ce­si­da­des par­ti­cu­la­res. Ade­más, cuen­tan con in­di­ca­dor de hu­me­dad pa­ra sa­ber cuán­do es ho­ra de cam­biar­lo”, de­ta­lla Step­ha­nie Mar­tí­nez, re­pre­sen­tan­te de mer­ca­deo de Hug­gies.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.