Me­nú de crea­ti­vi­dad y mo­vi­mien­to en va­ca­cio­nes

Mamá joven - - CONTENIDO - Por Ma­ría Ya­nory Oban­do

Tra­tar de que los hi­jos dis­fru­ten las va­ca­cio­nes mu­chas ve­ces obli­ga a los pa­dres a ha­cer ma­la­ba­ris­mos, tra­tan­do de “cua­drar” una agen­da car­ga­da de res­pon­sa­bi­li­da­des con to­do ese tiem­po li­bre de ellos.

Si bien son un pe­rio­do de des­can­so, no es sa­lu­da­ble de­jar que jue­guen to­do el día en la compu­tado­ra o pa­sen las ho­ras muer­tas fren­te al te­le­vi­sor. Por eso, hay que pen­sar en el re­ce­so edu­ca­ti­vo co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra que in­vier­tan par­te de su día en apren­der otras co­sas úti­les fue­ra de la es­cue­la, mien­tras se di­vier­ten, cla­ro es­tá.

Aquí le ofre­ce­mos un me­nú, en­tre múl­ti­ples op­cio­nes de sa­na re­crea­ción, pa­ra que eli­ja el “pla­ti­llo fuer­te” que más se adap­te a las con­di­cio­nes, gus­tos y pre­fe­ren­cias de sus re­to­ños. En­con­tra­rá des­de de­por­te y ac­ti­vi­da­des fí­si­cas has­ta cul­tu­ra, ar­tes y na­tu­ra­le­za. Son ac­ti­vi­da­des que com­par­ten una co­sa: la ca­pa­ci­dad de desa­rro­llar ha­bi­li­da­des blan­das o trans­ver­sa­les, tan de­man­da­das hoy en día. Des­tre­zas co­mu­ni­ca­ti­vas, crea­ti­vi­dad, re­la­cio­na­mien­to, for­ta­le­ci­mien­to de la per­so­na­li­dad, com­pro­mi­so, ho­nes­ti­dad y tra­ba­jo en equi­po son so­lo al­gu­nas de las que se pue­den ci­tar.

¡No ol­vi­de que ju­gar es una de las me­jo­res for­mas de apren­der!

Ma­ni­tas al ar­te

Ca­da pe­río­do de va­ca­cio­nes los mu­seos del país abren sus puer­tas con ta­lle­res di­dác­ti­cos, la ma­yo­ría a par­tir de enero.

El Mu­seo Na­cio­nal de Cos­ta Ri­ca rea­li­za­rá, co­mo siem­pre, ta­lle­res

di­ri­gi­dos a es­tu­dian­tes me­no­res de 12 años. Es­ta­rán re­la­cio­na­dos con los con­te­ni­dos de las ex­hi­bi­cio­nes re­gu­la­res, en­fo­ca­das en his­to­ria cos­ta­rri­cen­se, pre­co­lom­bi­na y na­tu­ral. En al­gu­nos ca­sos tam­bién se in­clu­yen te­mas li­bres.

“Uno de los ta­lle­res más gus­ta­dos es el de ela­bo­ra­ción de va­si­jas pre­co­lom­bi­nas. Con ar­ci­lla, los ni­ños ela­bo­ran re­pro­duc­cio­nes de esos ar­tícu­los usa­dos por nues­tros an­te­pa­sa­dos”, afir­ma Wendy Se­gu­ra, vo­ce­ra de la ins­ti­tu­ción.

Ta­lle­res de Ja­de Pre­co­lom­bino –ela­bo­ra­do a par­tir de ja­bón ver­de–, pin­tu­ra de ca­rre­tas tí­pi­cas o scrap­boo­king son par­te de los te­mas re­cu­rren­tes en la pro­gra­ma­ción de ve­rano.

Ver y to­car

El Mu­seo de los Ni­ños rom­pe un prin­ci­pio de la mu­seo­gra­fía tra­di­cio­nal. En es­te es­pa­cio, de más de 3.800 m2, los ni­ños pue­den to­car to­do lo que ven. ¡De eso se tra­ta!

Tam­bién echan mano de la fi­lo­so­fía de “apren­der ju­gan­do”, a tra­vés de 40 sa­las in­ter­ac­ti­vas que in­clu­yen te­mas co­mo tec­no­lo­gía, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, sa­lud bu­co­den­tal, anato­mía y bio­lo­gía. Ade­más, es el úni­co mu­seo en la Gran Área Me­tro­po­li­ta­na con una sa­la prehis­tó­ri­ca de ani­ma­tro­nics, cuen­ta Ronny Ji­mé­nez.

Es­te mes de enero se rea­li­za el

tra­di­cio­nal cam­pa­men­to “Ex­pe­di­ción Cien­tí­fi­ca”. Se tra­ta de una ac­ti­vi­dad to­do in­clui­do, di­ri­gi­da a ni­ños y ni­ñas en­tre 5 y 10 años. Ofre­ce dos fe­chas de ins­crip­ción: del 15 al 19 de enero o del 22 al 26 de enero.

Es­cue­la Ca­sa del Ar­tis­ta

Ubi­ca­do en Gua­da­lu­pe, ope­ra ba­jo la tu­te­la del Mu­seo de Ar­te Cos­ta­rri­cen­se y es­tá de­di­ca­da a la per­ma­nen­te for­ma­ción ar­tís­ti­ca co­mo ac­ti­vi­dad cu­rri­cu­lar. Sin em­bar­go, ofre­ce ta­lle­res de ve­rano pa­ra ni­ños y jó­ve­nes de 6 a 15 años. Es­tas ac­ti­vi­da­des tem­po­ra­les se dan so­la­men­te en las áreas de ex­pre­sión plás­ti­ca y ce­rá­mi­ca in­fan­til, co­men­ta It­za Gar­cía.

Son gra­tui­tos y cons­tan de ocho lec­cio­nes, im­par­ti­das tres ve­ces a la se­ma­na. Ini­cian en la se­gun­da se­ma­na de enero.

Mo­ver el cuer­po y la men­te

Con un in­no­va­dor en­fo­que pe­da­gó­gi­co y ar­tís­ti­co, la Es­cue­la de Mo­vi­mien­to An­da­mio ofre­ce cla­ses de dan­za clásica y an­tig­ra­vity fit­ness ba­jo un pro­gra­ma de apren­di­za­je es­truc­tu­ra­do que pro­cu­ra in­cen­ti­var y desa­rro­llar la crea­ción, la apre­cia­ción, el pen­sa­mien­to crí­ti­co, la téc­ni­ca del mo­vi­mien­to y la fle­xi­bi­li­dad.

“Los cur­sos de ve­rano per­mi­ten a los ni­ños pro­bar ac­ti­vi­da­des que los lle­van a des­cu­brir sus ha­bi­li­da­des y des­tre­zas in­na­tas. Si les gus­tan y quie­ren po­ten­ciar­las más, des­pués pue­den ma­tri­cu­lar­se en los cur­sos re­gu­la­res y si no, por lo me­nos apro­ve­cha­ron las va­ca­cio­nes pa­ra co­no­cer y desa­rro­llar ta­len­tos fí­si­cos y ar­tís­ti­cos, me­jo­rar la con­fian­za en sí mis­mos y ha­bi­li­da­des so­cia­les de in­ter­ac­ción, así co­mo el desa­rro­llo mo­tor y la sa­lud ho­lís­ti­ca”, ase­gu­ra Me­la­nia Fer­nán­dez Po­rras, su di­rec­to­ra.

Los ta­lle­res de ve­rano es­tán di­ri­gi­dos a ni­ños en­tre 4 y 13 años. “Son cla­ses in­no­va­do­ras, don­de bai­la­mos, vo­la­mos, ha­ce­mos ma­nua­li­da­des, ju­ga­mos, me­ren­da­mos y com­par­ti­mos. To­do en un am­bien­te cá­li­do, de tra­to per­so­na­li­za­do y a car­go de pro­fe­so­res con años de ex­pe­rien­cia, ba­jo mé­to­dos pe­da­gó­gi­cos de van­guar­dia y ma­te­ria­les de tra­ba­jo ex­clu­si­vos”, agre­ga.

No se re­quie­re ex­pe­rien­cia pre­via, pe­ro sí hay que re­ser­var con tiem­po. Se im­par­ten en sus dos se­des: Za­po­te y An­tiG­ra­vity® West by An­da­mio, en Dis­tri­to 4, en Gua­chi­pe­lín de Es­ca­zú.

Ar­tes mar­cia­les

Los adul­tos y los ni­ños ne­ce­si­tan ha­cer ejer­ci­cio por lo me­nos una ho­ra al día. Los beneficios de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca son mu­chos, tan­to en lo fí­si­co co­mo en lo emo­cio­nal, men­tal y so­cial. Las ar­tes mar­cia­les lo­gran un ba­lan­ce muy re­co­no­ci­do.

Aca­de­mia In­ter­na­cio­nal Hon­bu

Do­jo Me­rino, por ejem­plo, ubi­ca­da en Ba­rrio Amón, ofre­ce un pro­gra­ma es­pe­cial pa­ra los ni­ños du­ran­te las va­ca­cio­nes. Los gru­pos son mix­tos y se im­par­ten cla­ses de Ju­do-Jiu­jit­su y Ka­ra­te.

Los cur­sos son de dos me­ses –una ho­ra por se­ma­na– y es­tán di­ri­gi­dos a ni­ños en­tre 5 y 12 años. “No pue­den ser me­no­res, ya que en las ar­tes mar­cia­les se re­quie­re un tiem­po de­ter­mi­na­do pa­ra apren­der la ca­pa­ci­dad de mo­vi­mien­to del cuer­po y desa­rro­llar dis­ci­pli­na”, sos­ti­ne el sen­sei Fabián Me­rino.

Esa dis­ci­pli­ca per­mi­te la re­duc­ción de los ni­ve­les de es­trés, el me­jo­ra­mien­to de la au­to­es­ti­ma y la con­cen­tra­ción, jun­to con una ma­yor fle­xi­bi­li­dad, ra­pi­dez y equi­li­brio. Tam­bién se aso­cia con el desa­rro­llo de hue­sos, múscu­los y ar­ti­cu­la­cio­nes sa­nos, ali­vio de cier­tos do­lo­res, me­jor re­sis­ten­cia car­dio-res­pi­ra­to­ria y sue­ño re­pa­ra­dor.

Na­tu­ra­le­za y prehis­to­ria

En Gua­na­cas­te, en las fal­das del vol­cán Rin­cón de la Vie­ja, se en­cuen­tra un oa­sis de bos­que tro­pi­cal llu­vio­so lleno de ve­ge­ta­ción y aven­tu­ra: Di­noPark. Es una atrac­ción que ofre­ce ca­mi­na­tas guia­das a tra­vés de la na­tu­ra­le­za pa­ra encontrar 28 ani­ma­tro­nics de di­fe­ren­tes es­pe­cies de di­no­sau­rios en ta­ma­ño na­tu­ral, al­gu­nos de has­ta 22 me­tros de al­to y 1,5 to­ne­la­da de pe­so. Ca­da cual tie­ne su res­pec­ti­va des­crip­ción con los há­bi­tos en su pa­so por nues­tro mun­do ha­ce 65 mi­llo­nes de años.

El lu­gar es ideal pa­ra que to­da la fa­mi­lia pase un día en­tre­te­ni­do y apren­da vien­do, con ac­ti­vi­da­des re­crea­ti­vas adi­cio­na­les.

¡Aho­ra sí, a dis­fru­tar y apro­ve­char es­te prin­ci­pio de año!

Los ni­ños ne­ce­si­tan ha­cer ejer­ci­cio por lo me­nos una ho­ra al día pa­ra te­ner beneficios en lo emo­cio­nal, men­tal y so­cial, afir­mó Fabián Me­rino de la aca­de­mia de ar­tes mar­cia­les In­ter­na­cio­nal Hon­bu Do­jo Me­rino.

Los ta­lle­res de ar­te son idea­les pa­ra es­ti­mu­lar la crea­ti­vi­dad de los ni­ños.

El ta­ller de pin­tu­ra de ca­rre­tas tí­pi­cas es otro muy gus­ta­do por los ni­ños en el Mu­seo Na­cio­nal de Cos­ta Ri­ca. ¡ JU­GAR ES UNA DE LAS ME­JO­RES FOR­MAS DE APREN­DER!

Apro­ve­che las va­ca­cio­nes pa­ra po­ten­ciar las ha­bi­li­da­des fí­si­cas, crea­ti­vas y ar­tís­ti­cas de sus hi­jos co­mo el An­tiG­ra­vity®

Los ni­ños dis­fru­ta­rán de una se­rie de ac­ti­vi­da­des pa­ra apro­ve­char al má­xi­mo sus días li­bres.

El Mu­seo de los Ni­ños ofre­ce el cam­pa­men­to to­do in­clui­do “Ex­pe­di­ción Cien­tí­fi­ca pa­ra ni­ños y ni­ñas" en­tre los 5 y los 10 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.