¿Tie­ne el whisky los días con­ta­dos en la re­gión?

La ini­cia­ti­va de una de las ma­yo­res dis­tri­bui­do­ras de be­bi­das al­cohó­li­cas del mun­do pa­ra po­si­cio­nar el te­qui­la fren­te al whisky deja en evi­den­cia el po­der que tie­nen las ca­sas ma­tri­ces so­bre la in­dus­tria. ¿ Se­rán ca­pa­ces de cam­biar su rum­bo? Por Ale­jan­dra

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Contenido -

Una ca­sa dis­tri­bui­do­ra de li­co­res bus­ca po­si­cio­nar el te­qui­la fren­te al whisky y así trans­for­mar la in­dus­tria. ¿Po­drá lo­grar­lo?

En 2015 Dia­geo, la prin­ci­pal pro­duc­to­ra de be­bi­das al­cohó­li­cas del mun­do, lo­gró cap­tar la aten­ción de to­dos cuan­do anun­ció una in­ver­sión de US$400 mi­llo­nes en Mé­xi­co, des­ti­na­da al desa­rro­llo de la in­dus­tria del te­qui­la. Di­cho ne­go­cio in­clu­yó los cos­tos de la ad­qui­si­ción de Te­qui­la Don Ju­lio y con ello, la fir­ma bri­tá­ni­ca en­tró a com­pe­tir, por pri­me­ra vez, en el mer­ca­do az­te­ca con su pro­pia mar­ca y su pro­pia red de dis­tri­bu­ción.

Pe­ro, ¿qué im­pul­sa a una com­pa­ñía, re­co­no­ci­da por in­cur­sio­nar prin­ci­pal­men­te en el ne­go­cio del whisky, a in­ver­tir en te­qui­la pa­ra pro­mo­ver su con­su­mo al­re­de­dor del mun­do? ¿Aca­so la he­ge­mo­nía del whisky ha lle­ga­do a su fin?

Pa­ra Eduar­do Cas­tro, Ge­ren­te Co­mer­cial de Dis­tri­bui­do­ra Al­ca­za­rén, el whisky si­gue sien­do una po­ten­cia glo­bal que en­ca­be­za la lis­ta de pre­fe­ri­dos de los con- su­mi­do­res, quie­nes bus­can un acer­ca­mien­to con el mer­ca­do eu­ro­peo a tra­vés de li­co­res im­por­ta­dos co­mo el whisky es­co­cés, los sin­gle malt o whiskys de una so­la mal­ta, y los de la ca­te­go­ría 12 Años.

“Cuan­do ha­bla­mos de li­co­res im­por­ta­dos, el li­cor más im­por­tan­te si­gue sien­do el whisky es­co­cés, que ocu­pa la mi­tad de to­das las ven­tas de li­co­res im­por­ta­dos”, di­ce. Sin em­bar­go, Cas­tro re­sal­ta la ten­den­cia de pro­bar whiskys de otros paí­ses y ex­po­ne el ca­so de Ja­pón, país pro­duc­tor del Ya­ma­za­ki, el whisky más pres­ti­gio­so del mun­do, des­pla­zan­do así a Es­co­cia.

Apuesta re­gio­nal

¿Por qué to­do el mun­do quie­re com­pe­tir con­tra el whisky? Se­gún Cas­tro, es­to se de­be a que el whisky

“Cuan­do ha­bla­mos de li­co­res im­por­ta­dos, el más im­por­tan­te si­gue sien­do el whisky es­co­cés, que ocu­pa la mi­tad de to­das las ven­tas de li­co­res im­por­ta­dos”, Eduar­do Cas­tro, Ge­ren­te Co­mer­cial De Dis­tri­bui­do­ra Al­ca­za­rén.

re­pre­sen­ta la ca­te­go­ría más gran­de y por con­si­guien­te, la que re­pre­sen­ta más ga­nan­cias. Es así co­mo na­cen ini­cia­ti­vas co­mo las de Dia­geo con el te­qui­la me­xi­cano, en un mer­ca­do de más de 125 mi­llo­nes de per­so­nas, pa­ra com­pe­tir con­tra la ca­te­go­ría de whisky im­por­ta­do y así, mo­di­fi­car el rum­bo de la in­dus­tria etí­li­ca.

Pe­ro, ¿es po­si­ble re­for­mu­lar el gus­to de los con­su­mi­do­res? A de­cir de Cas­tro, sí es po­si­ble crear ten­den­cias de con­su­mo. “Por ejem­plo, en Gua­te­ma­la no exis­tía el mer­ca­do del ginebra y se creó la ten­den­cia. Tam­po­co exis­tía el co­no­ci­mien­to de los whiskys de una so­la mal­ta y se creó a tra­vés del cons­tan­te acer­ca­mien­to al con­su­mi­dor fi­nal, ca­tas in­for­ma­ti­vas y de crear un sen­ti­do de per­te­nen­cia con el pro­duc­to”, ex­pli­ca.

Sin em­bar­go, an­te la pregunta de que si una si­tua­ción si­mi­lar a la de la in­cur­sión de Dia­geo en Mé­xi­co po­dría su­ce­der en Cen­troa­mé­ri­ca y El Ca­ri­be, el di­rec­ti­vo de Al­ca­za­rén res­pon­de que es muy po­co pro­ba­ble que las gran­des com­pa­ñías pro­duc­to­ras es­tén in­tere­sa­das en cam­biar la ten­den­cia cen­troa­me­ri­ca­na, ya que es­tas es­tán en­fo­ca­das en mer­ca­dos co­mo el de Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos.

“Paí­ses co­mo Gua­te­ma­la son los que si­guen las ten­den­cias de es­tos dos paí­ses, así que no creo que ha­ya in­ver­sión en la re­gión pa­ra cam­biar la ten­den­cia”, ase­ve­ra.

Sin em­bar­go, en­fa­ti­za Cas­tro, el ojo y el fo­co de las ca­sas ma­tri­ces sí es­tán pues­tos en la re­gión de­bi­do a la ca­li­dad de sus pro­duc­tos, y re­cor­dó el ca­so de la mis­ma Dia­geo, cuan­do en 2011 anun­ció la com­pra del 50% de la pro­duc­to­ra gua­te­mal­te­ca de ron Za­ca­pa, en una ope­ra­ción va­lo­ra­da por los ana­lis­tas en más de US$100 mi­llo­nes.

“En el ca­so de Gua­te­ma­la, sí es­tá el ojo pues­to en la ca­li­dad de nues­tros pro­duc­tos, pe­ro ¿en qué pro­duc­tos? En el ron, por­que so­mos pro­duc­to­res de azú­car, ahí es­tá nues­tra for­ta­le­za”, de­ta­lla.

Esa mis­ma ten­den­cia la com­par­ten paí­ses co­mo Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na y Ni­ca­ra­gua, con su fa­mo­sa Flor de Ca­ña. De ahí que, se­gún Mau­ri­cio So­lór­zano, Ge­ren­te de Re­la­cio­nes Pú­bli­cas y Em­ba­ja­dor Glo­bal de es­ta mar­ca, las in­ver­sio­nes ac­tua­les de la com­pa­ñía es­tán orien­ta­das a la me­jo­ra de su lí­nea de pro­duc­ción y a su des­ti­le­ría, con el ob­je­ti­vo de po­der sa­tis­fa­cer la cre­cien­te de­man­da in­ter­na­cio­nal.

Una in­dus­tria que se trans­for­ma

De acuer­do con Cas­tro y So­lór­zano, la coc­te­le­ría es otra de las gran­des trans­for­ma­cio­nes que ex­pe­ri­men­ta la in­dus­tria li­co­re­ra re­gio­nal, así co­mo la del con­su­mo de la cer­ve­za.

Pa­ra el re­pre­sen­tan­te de Al­ca­za­rén, Gua­te­ma­la tam­bién es­tá na­cien­do al nue­vo mer­ca­do de la coc­te­le­ría y es­tá es­pe­cia­li­zán­do­se en es­te ti­po de li­co­res. Adi­cio­nal­men­te, de­ta­lla, la cer­ve­za ha tri­pli­ca­do sus ven­tas en los úl­ti­mos tres años, da­do su ba­jo pre­cio. “La gen­te es­tá op­tan­do por cer­ve­zas ar­te­sa­na­les, cer­ve­zas de aba­día”, de­cla­ra Cas­tro, quien ex­po­ne que es­ta si­tua­ción ha im­pac­ta­do a to­da la ca­te­go­ría de li­cor blan­co (vod­ka, te­qui­la) por de­ba­jo de los US$15.

En cuan­to al li­cor im­por­ta­do, los ex­per­tos coin­ci­den en que los con­su­mi­do­res cen­tro- ame­ri­ca­nos es­tán apren­dien­do a va­lo­rar mar­cas Pre­mium y de añe­ja­mien­to al­to.

“En el ca­so de Flor de Ca­ña le apos­ta­mos a la in­no­va­ción con ro­nes Pre­mium co­mo el Blan­co Re­ser­va de 7 años y la lí­nea ul­tra Pre­muim de cen­te­na­rios y edi­cio­nes es­pe­cia­les”.

Mien­tras tan­to, el mer­ca­do de li­co­res en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es una de los más in­tere­san­tes y di­ná­mi­cos de la re­gión, mos­tran­do un cre­ci­mien­to mo­de­ra­do en vo­lu­men, pe­ro con caí­das en va­lor, en las ca­te­go­rías más im­por­tan­tes, ase­gu­ra Ro­selyn O’neil, Mar­ke­ting Ma­na­ger Shop­per & Con­su­mer En­ga­ge­ment de Per­nod Ri­card Do­mi­ni­ca­na, S. A.

Di­ná­mi­ca po­si­ti­va

La in­dus­tria etí­li­ca mues­tra un di­na­mis­mo que obli­ga a ca­sas ma­tri­ces y dis­tri­bui­do­ras a tra­ba­jar de la mano pa­ra ofre­cer el por­ta­fo­lio ade­cua­do y tras­la­dar el va­lor de las mar­cas a los con­su­mi­do­res.

Pa­ra O’neil, el desafío más im­por­tan­te de Per­nod Ri­card Do­mi­ni­ca­na ra­di­ca en “man­te­ner la di­ná­mi­ca po­si­ti­va que tie­ne nues­tro por­ta­fo­lio ac­tual de ne­go­cio, mien­tras que ana­li­za­mos el mer­ca­do pa­ra pre­sen­tar pro­pues­tas que an­ti­ci­pen ne­ce­si­da­des y ten­den­cias de los con­su­mi­do­res”, di­ce. Se­gún ella, ese ba­lan­ce en­tre pre­sen­te y fu­tu­ro es esen­cial pa­ra una ade­cua­da ges­tión del ne­go­cio.

Mien­tras tan­to, los pla­nes glo­ba­les de cre­ci­mien­to de las mar­cas son trans­por­ta­dos a un mer­ca­do lo­cal fo­ca­li­za­do a tra­vés de las dis­tri­bui­do­ras, en­car­ga­das de trans­mi­tir­los al con­su­mi­dor. De acuer­do con Cas­tro, la cla­ve es­tá en en­ten­der que el pa­la­dar, si­tua­ción e in­tere­ses son muy dis­tin­tos en ca­da país.

La coc­te­le­ría es otra de las gran­des trans­for­ma­cio­nes que ex­pe­ri­men­ta la in­dus­tria li­co­re­ra re­gio­nal, así co­mo la del con­su­mo de la cer­ve­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.