Se­guir de mo­da, tras la po­lé­mi­ca

El rui­do me­diá­ti­co ge­ne­ra­do por una cam­pa­ña pu­bli­ci­ta­ria que to­ca la sen­si­bi­li­dad de una po­bla­ción es fa­vo­ra­ble, pe­ro el re­to es­tá man­tear­se en la men­te de los con­su­mi­do­res.

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Branding -

Diez mil 239 li­kes, 2 mil 437 co­men­ta­rios, más de mil 550 ve­ces com­par­ti­do y un mi­llón de re­pro­duc­cio­nes fue el re­sul­ta­do pre­li­mi­nar de la po­lé­mi­ca cam­pa­ña de Di­gi­cel, Bet­he fu­tu­re, que in­clu­so fue cen­su­ra­da por me­dios lo­ca­les y dio pa­so a una se­gun­da ini­cia­ti­va de la mar­ca, con su mensaje: “mi­ra en Fa­ce­book lo que na­die quie­re que veas”.

“¡Bien­ve­ni­da igual­dad!” fue el le­ma de la cam­pa­ña, que se­gún cuen­ta el mer­ca­dó­lo­go sal­va­do­re­ño Jo­sé Ma­ren­co, fue efec­ti­va pa­ra la mar­ca, pues lo­gró uno del los ob­je­ti­vos de cual­quier pro­pues­ta pu­bli­ci­ta­ria: es­tar en el bo­ca a bo­ca.

“Di­gi­cel lo­gró ge­ne­rar rui­do con es­ta cam­pa­ña y lo hi­zo so­bre to­do por la po­lé­mi­ca que cau­só y no ne­ce­sa­ria­men­te por la cam­pa­ña en sí mis­ma y eso fue bueno pa­ra la mar­ca por­que to­do el mun­do ha­bla aho­ra de Di­gi­cel”, re­cal­có Ma­ren­co.

Pe­se al éxi­to, Ma­ren­co es en­fá­ti­co en que aho­ra el ma­yor re­to de Di­gi­cel se­rá man­te­ner­se en la men­te y en el bo­ca en bo­ca de los con­su­mi­do­res, por su ser­vi­cio y no por su cam­pa­ña po­lé­mi­ca.

“Con­si­de­ro que Di­gi­cel no de­be per­der su ho­ri­zon­te. Su fin es brin­dar un ser­vi­cio que, ha te­ni­do mu­chas crí­ti­cas de par­te de los usua­rios, entonces no pue­den cen­trar­se en se­guir crean­do cam­pa­ñas po­lé­mi­cas y no me­jo­rar su ser­vi­cio, que es la fi­na­li­dad de la em­pre­sa”, des­ta­có Ma­ren­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.