Li­co­res con el po­der de ce­rrar tra­tos

Cham­pag­ne, whisky, ron, o vino, ¿cuál es el me­jor li­cor pa­ra ser­vir en reunio­nes de ne­go­cio? Ex­per­tos de la in­dus­tria dan las pau­tas pa­ra acom­pa­ñar es­tos even­tos con la me­jor be­bi­da. Por Ga­brie­la Mo­ra / ga­brie­la.mo­ra@gru­po­cer­ca.com

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Especial Licores -

omo en las pe­lí­cu­las, en la vi­da real un buen tra­go siem­pre es par­tí­ci­pe de una reunión y más cuan­do de ne­go­cios se tra­ta. Pa­ra es­to es im­por­tan­te con­si­de­rar as­pec­tos co­mo el ob­je­ti­vo, pro­gra­ma y ni­vel de for­ma­li­dad de la ac­ti­vi­dad, y con ba­se en ello se po­drá de­fi­nir los ti­pos de be­bi­das y los tiem­pos en que las mis­mas de­ben ser ofre­ci­das.

El ma­ri­da­je co­bra un pa­pel re­le­van­te ya que las be­bi­das ofre­ci­das de­ben es­tar ín­ti­ma­men­te li­ga­das con los pla- tos in­clui­dos en el me­nú y en ni­vel de com­ple­ji­dad y va­rie­dad de los mis­mos. Ba­jo es­te contexto, las be­bi­das pa­ra acom­pa­ñar un even­to in­for­mal don­de se ofre­ce­rán ca­na­pés pue­den ser muy di­fe­ren­tes a las re­que­ri­das pa­ra acom­pa­ñar una ce­na o al­muer­zo con tres o cua­tro tiem­pos, es­to sin de­jar de la­do el per­fil de los in­vi­ta­dos y la re­la­ción o cer­ca­nía del an­fi­trión con los mis­mos.

Pa­ra Clark Ji­mé­nez Al­va­ra­do, re­co­no­ci­do mixólogo y bar­ten­der cos­ta­rri­cen­se, la for­ma co­rrec­ta de pre­sen­tar los li­co­res en una ce­na de ne­go­cios es la par­te don­de de­be­mos ha­cer sen-

En to­do even­to de ne­go­cios, la ofer­ta de li­co­res de­be ha­cer­se en una pro­por­ción de 50% whisky, 20% ron y 30% vi­nos.

tir es­pe­cial a nues­tros in­vi­ta­dos, y no de­be ser ne­ce­sa­rio ha­cer co­sas muy com­ple­jas, bas­ta con sim­ple­men­te dar una ex­pe­rien­cia di­fe­ren­te. “Por ejem­plo al ser­vir un John­nie Wal­ker Blue La­bel el ser­vi­cio per­fec­to se­rá ser­vir sin hie­lo jun­to a un va­so con agua muy fría, don­de se de­be­rá to­mar pri­me­ro el agua y es­ta ayu­da­rá a dor­mir la pa­pi­las gus­ta­ti­vas y los sa­bo­res se­rán muy di­fe­ren­tes en bo­ca. Ade­más, con el Glen­fid­dich 18 años, el sim­ple he­cho de agre­gar un sli­ce de pe­ra con­ge­la­da po­ten­cia­rá los sa­bo­res de la mal­ta y en bo­ca es una ex­pe­rien­cia muy di­fe­ren­te.

¿Pe­ro cuá­les son los li­co­res que más les gus­tan a los al­tos eje­cu­ti­vos? Pa­ra Fa­bián Gam­boa, di­rec­tor co­mer­cial de Gru­po Pam­pa, im­por­ta­do­res y dis­tri­bui­do­res de li­co­res en Cos­ta Ri­ca, es­tos se in­cli­nan por destilados de buen ni­vel ya sean Pre­mium o su­per Pre­mium, co­mo el whisky Glen­fid­dich, ron Za­ca­pa, Vod­ka Sto­lich­na­ya Eli­te, y vi­nos de las

al­ta ga­ma, en­tre otros. De igual for­ma, otras ca­te­go­rías que es­tán te­nien­do au­ge a ni­vel mun­dial son las gi­ne­bras co­mo Hen­driks y The Bo­ta­nist, o los bí­ter, co­mo Cam­pa­ri.

“Uno de los as­pec­tos de gran im­por­tan­cia pa­ra los al­tos eje­cu­ti­vos, es que las mar­cas ofre­ci­das en sus ac­ti­vi­da­des sean re­co­no­ci­das y de re­nom­bre in­ter­na­cio­nal pe­ro no “ma­si­vas” en su ofer­ta y con­su­mo, ofre­cien­do ese de­ta­lle de es­pe­cia­li­dad y de al­gu­na ma­ne­ra de ex­clu­si­vi­dad en la aten­ción de sus in­vi­ta­dos”, ex­pre­só, Gam­boa.

Pe­ro Ma­teo Cor­tes, brand am­bas­sa­dor de Cen­te­na­rio In­ter­na­tio­nal, es in­sis­ten­te al afir­mar que en el ám­bi­to de ne­go­cios el li­cor que más se con­su­me es el whisky, de­bi­do al es­ta­tus que re­pre­sen­ta so­bre to­do los de ca­li­dad Pre­mium co­mo el Whisky Chivas Re­gal, ade­más del ron y los vi­nos, so­bre to­do el tin­to y el de re­ser­va.

Si va a ofre­cer dis­tin­tos li­co­res, entonces Cor­tes ofre­ce una fór­mu­la má­gi­ca. De acuer­do al ex­per­to, en los even­tos de ne­go­cios de­be ha­ber 50% whisky, 20% ron y 30% vi­nos. Si el pú­bli­co in­vo­lu­cra hom­bres y mu­je­res, la pro­por­ción en la ofer­ta del vino de­be ser 70% tin­to y 30% blan­co, se­gún in­di­ca.

La se­gun­da re­co­men­da­ción de Cor­tes gi­ra en torno a la pre­sen­ta­ción: se de­be ha­cer en for­ma di­rec­ta, ofre­cien­do los di­fe­ren­tes ti­pos de li­cor que hay pa­ra que el in­vi­ta­do es­co­ja lo que más pre­fie­ra y de la for­ma que gus­te. En cuan­to a cris­ta­le­ría, el em­ba­ja­dor de Cen­te­na­rio de­ter­mi­na que el whisky de­be ir en va­so cor­to o ro­que­ro; el ron en va­so Co­llins o al­to; y el vino en co­pa, pe­ro hay que te­ner en cuen­ta que si es­te es blan­co, entonces la co­pa de­be ser más pe­que­ña.

El acom­pa­ña­mien­to de los li­co­res es el ter­cer pun­to de Cor­tes. Pa­ra los di­fe­ren­tes ti­pos de be­bi­das exis­ten ma­ri­da­jes idea­les, sin em­bar­go, pa­ra de­tec­tar cuál es la com­pa­ñía perfecta de­be rea­li­zar pri­me­ro prue­bas or­ga­no­lép­ti­cas a ca­da li­cor. No obs­tan­te, hay acom­pa­ña­mien­tos que no fa­llan, por lo que Cor­tes acon­se­ja que en to­dos los pla­ti­llos no de­ben fal­tar pu­rés o po­len­tas, que po­ten­cien la ex­pe­rien­cia del li­cor.

Un ce­vi­che de pes­ca­do con fru­ta, un cor­te de car­ne ro­ja en sal­sa de arán­da­nos o un pos­tre a ba­se de cho­co­la­te os­cu­ro ha­cen una amal­ga­ma perfecta con el whisky, se­ña­la el ex­per­to. Mien­tras, el ron lo pue­de acom­pa­ñar con bro­che­tas de car­ne de cer­do o ca­ma­rón con pi­ña asa­da. Fi­nal­men­te, los vi­nos son com­pa­ñe­ros idea­les de la car­ne ro­ja sa­zo­na­da con sa­bo­res fuer­tes y fru­ta­les.

Otro de los as­pec­tos im­por­tan­tes a to­mar en cuen­ta, se­gún Gam­boa, son los li­co­res que fun­cio­nan co­mo ape­ri­ti­vos y los que lo ha­cen co­mo di­ges­ti­vos. Los ape­ri­ti­vos son be­bi­das es­pi­ri­tuo­sas con orí­ge­nes amar­gos que pue­den ob­te­ner­se por des­ti­la­ción o por ma­ce­ra­ción de hier­bas en al­cohol, ba­jo es­te contexto nor­mal­men­te son se­cas y pue­den es­tar com­pues­tos de fru­tas que se ca­rac­te­ri­cen por ser cí­tri­cas, y cum­plen con el pro­pó­si­to de es­ti­mu­lar el ape­ti­to, ejem­plos de ellos son los coc­te­les con di­fe­ren­tes des-

“Uno de los as­pec­tos de gran im­por­tan­cia pa­ra los al­tos eje­cu­ti­vos, es que las mar­cas ofre­ci­das sean re­co­no­ci­das y de re­nom­bre in­ter­na­cio­nal pe­ro no “ma­si­vas” en su ofer­ta y con­su­mo”, Fa­brián Gam­boa, Di­rec­tor Co­mer­cial De Gru­po Pam­pa.

ti­la­dos, bit­ters, o cham­pag­ne. Los di­ges­ti­vos por su par­te en prin­ci­pio pro­cu­ran fa­ci­li­tar y ace­le­rar el pro­ce­so de la di­ges­tión. Re­gu­lar­men­te se op­ta por be­bi­das con al­ta con­cen­tra­ción de azú­car lo que pro­vee sen­sa­ción de sa­tis­fac­ción. “Al­gu­nos ejem­plos en la ca­te­go­ría de dul­ces pue­de ser el Pa­cha­rán, Li­cor 43, Li­cor de Na­ran­ja Coin­treau, mien­tras que los se­mi­dul­ces pue­den ser la Ama­ru­la, Cre­mo­sos Cre­ma Que­zal­te­ca, y den­tro de los amar­gos se des­ta­can el Fer­net­te, Cam­pa­ri o un cog­nac co­mo Remy Mar­tin en­tre otros.

Lo cier­to es que un buen li­cor en una ce­na de tra­ba­jo pue­de ser el ar­ma perfecta pa­ra ce­rrar un tra­to. To­me en cuen­ta los con­se­jos que les brin­da­mos, los ti­pos de li­co­res pre­di­lec­tos pa­ra in­cluir en es­te ti­po de reunio­nes, así co­mo los ma­ri­da­jes que le ayu­da­rán a po­ten­ciar es­ta ex­pe­rien­cia y cie­rre con éxi­to el ne­go­cio de su vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.