Mar­can­do la di­fe­ren­cia en el mun­do TIC

En Cos­ta Ri­ca, el sec­tor de ser­vi­cios tec­no­ló­gi­cos apor­ta más de un ter­cio de la ofer­ta ex­por­ta­ble, por lo que la ne­ce­si­dad de for­mar más jó­ve­nes en ca­rre­ras téc­ni­cas y cien­tí­fi­cas se ha­ce más apre­mian­te.

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Branded Content -

En el año 2000, un gru­po de em­pren­de­do­res tec­no­ló­gi­cos cos­ta­rri­cen­ses, cons­cien­tes del po­ten­cial que ten­dría el sec­tor fun­dó el Cen­tro de For­ma­ción en Tec­no­lo­gías de In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción (Cen­fo­tec), con el fin de pro­veer a la in­ci­pien­te in­dus­tria de desa­rro­llo de soft­wa­re del país de per­so­nal ca­li­fi­ca­do y es­pe­cia­li­za­do, que le per­mi­tie­se com­pe­tir in­ter­na­cio­nal­men­te con al­tos es­tán­da­res de ca­li­dad.

Des­de ese en­ton­ces, la ins­ti­tu­ción ofre­ce ca­rre­ras com­ple­ta­men­te tec­no­ló­gi­cas, que se sir­ven es­tra­té­gi­ca­men­te de las tec­no­lo­gías pa­ra ha­bi­li­tar la in­no­va­ción en em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes, tal co­mo es el ca­so de las es­pe­cia­li­za­cio­nes en mer­ca­deo di­gi­tal. Ac­tual­men­te, la ofer­ta aca­dé­mi­ca de la ins­ti­tu­ción, ca­ta­lo­ga­da co­mo uni­ver­si­dad des­de el 2011, in­clu­ye téc­ni­cos su­pe­rio­res, di­plo­ma­dos, ba­chi­lle­ra­to uni­ver­si­ta­rio y maes­trías, los cua­les son im­par­ti­dos ba­jo un en­fo­que com­ple­ta­men­te di­gi­tal.

En es­ta lí­nea, la ca­rre­ra de In­ge­nie­ría del Soft­wa­re ha mar­can­do la pau­ta tan­to en sus com­po­nen­tes tec­no­ló­gi­cos co­mo en el en­fo­que edu­ca­ti­vo; mien­tras que la In­ge­nie­ría en In­te­gra­ción de Tec­no­lo­gías In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción, in­clu­ye te­mas de vir­tua­li­za­ción e in­for­má­ti­ca de nu­be, con el en­fo­que de pro­yec­tos ca­rac­te­rís­ti­co de la Uni­ver­si­dad.

Asi­mis­mo, las ca­rre­ras re­la­cio­na­das con el di­se­ño de tec­no­lo­gía di­gi­tal in­ter­ac­ti­va se man­tie­nen ac­tua­li­za­das y apun­tan­do a las ten­den­cias prin­ci­pa­les del mer­ca­do. Ade­más, la Uni­ver­si­dad cuen­ta con una am­plia ofer­ta de es­tu­dios es­pe­cia­li­za­dos en re­des, que in­clu­yen tec­no­lo­gías de al­ma­ce­na­mien­to, In­ter­net de las co­sas, fi­bra óp­ti­ca e in­for­má­ti­ca de nue­ve.

La ofer­ta de es­pe­cia­li­za­cio­nes en gra­dos aca­dé­mi­cos más al­tos es otro de los fo­cos de la Uni­ver­si­dad Cen­fo­tec, sien­do pio­ne­ros en abrir pos­gra­dos de In­te­li­gen­cia de Ne­go­cios y Ar­qui­tec­tu­ra de Ba­ses de Da­tos, los cua­les in­clu­yen ele­men­tos de ana­lí­ti­ca de da­tos y ci­ber­se­gu­ri­dad.

El ta­len­to que el mer­ca­do ne­ce­si­ta

La úl­ti­ma dé­ca­da ha traí­do con­si­go una ex­plo­sión tec­no­ló­gi­ca a ni­vel mun­dial y Cos­ta Ri­ca no es aje­na a ella, acre­cen­tan­do ca­da vez más la de­man­da del mer­ca­do por pro­fe­sio­na­les en es­ta área. Prue­ba de es­to es que tan­to em­pre­sas na­cio­na­les co­mo in­ter­na­cio­na­les es­ta­ble­ci­das en Cos­ta Ri­ca han ge­ne­ra­do más de 50,000 em­pleos en la úl­ti­ma dé­ca­da. Ac­tual­men­te, exis­ten has­ta 10,000 pues­tos po­ten­cia­les en el país que no pue­den lle­nar­se por­que no se gra­dúan su­fi­cien­tes pro­fe­sio­na­les en ca­rre­ras tec­no­ló­gi­cas y cien­tí­fi­cas.

Un es­tu­dio re­cien­te­men­te pu­bli­ca­do por la Cá­ma­ra de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y la Co­mu­ni­ca­ción (CAMTIC) evi­den­cia que en los ni­ve­les preuni­ver­si­ta­rios de téc­ni­co y di­plo­ma­do, las ma­yo­res de­man­das de per­so­nal en Cos­ta Ri­ca pa­ra el sec­tor de TIC se ubi­can en áreas co­mo el desa­rro­llo de soft­wa­re y web, pla­ta­for­mas in­for­má­ti­cas, so­por­te téc­ni­co de TI, di­se­ño pu­bli­ci­ta­rio y ani­ma­ción di­gi­tal, web y gráfico, en­tre otras.

Con es­to cla­ro, la Uni­ver­si­dad Cen­fo­tec en­fo­ca sus es­fuer­zos en ge­ne­rar ca­rre­ras es­pe­cia­li­za­das y ac­tua­li­za­das, con el fin de su­plir la de­man­da ac­tual del mer­ca­do. Un ejem­plo de es­to es la maes­tría en Ci­ber­se­gu­ri­dad que ofre­ce, con­si­de­ra­da la más com­ple­ta de Amé­ri­ca Cen­tral.

La ins­ti­tu­ción tam­bién es­truc­tu- ra su ofer­ta aca­dé­mi­ca de la mano del tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo, in­te­gran­do en la for­ma­ción de sus es­tu­dian­tes tan­to los con­te­ni­dos teó­ri­cos co­mo prác­ti­cos, a tra­vés de la crea­ción de pro­duc­tos o ser­vi­cios di­gi­ta­les bien fun­da­men­ta­dos. Di­cho en­fo­que bus­ca po­ten­ciar tam­bién el desa­rro­llo de com­pe­ten­cias hu­ma­nas pa­ra el tra­ba­jo en equi­po, los va­lo­res, la éti­ca, la co­mu­ni­ca­ción y la cul­tu­ra de ser­vi­cio.

ES­PE­CIAL M& T JO­VEN

Las ca­rre­ras del fu­tu­ro

Co­mo si los re­tos no fue­ran su­fi­cien­tes, los paí­ses de la re­gión ade­más de­ben pre­pa­rar­se pa­ra un nue­vo en­torno la­bo­ral de ca­ra al año 2020. Al res­pec­to, PWC des­ta­ca cin­co me­ga­ten­cias glo­ba­les que ele­va­ran los re­tos del re­cur­so hu­mano: cam­bios de­mo­grá­fi­cos y so­cia­les, las va­ria­bles en el po­der eco­nó­mi­co, una ur­ba­ni­za­ción ace­le­ra­da, el cam­bio cli­má­ti­co y la es­ca­sez de re­cur­sos y los avan­ces tec­no­ló­gi­cos.

Las es­ti­ma­cio­nes, acla­ra Me­zer­vi­lle, ubi­can a las cien­cias, la tec­no­lo­gía, la in­ge­nie­ría y las ma­te­má­ti­cas (STEM, por sus si­glas en in­glés) co­mo los mo­to­res del em­pleo. Así mis­mo, aque­llas ca­rre­ras que se adap­ten a las li­mi­ta­cio­nes de re­cur­sos y al uso de la tec­no­lo­gía.

“Es­ta­mos ha­blan­do de ca­rre­ras en cien­cias de la sa­lud e in­ge­nie­rías en te­mas tec­no­ló­gi­cos, de ur­ba­nis­mo, así co­mo ge­né­ti­ca, me­di­ci­na, fi­nan­zas y te­mas de desa­rro­llo sos­te­ni­ble, en­tre otras”, en­fa­ti­za Me­zer­vi­lle.

So­bre es­ta mis­ma lí­nea, Nor­man So­lór­zano, vi­ce­rrec­tor de do­cen­cia de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Cos­ta Ri­ca (UNA), re­co­no­ce que a pe­sar de que es­te pa­no­ra­ma ad­mi­te una gran va­ria­bi­li­dad, es po­si­ble vi­sua­li­zar tres es­pe­cia­li­za­cio­nes que ga­na­rán fuer­za: 1. Ca­rre­ras en­fo­ca­das en la mi­nia­tu­ri­za­ción, la na­no­tec­no­lo­gía y las tec­no­lo­gías cuán­ti­cas. 2. Pro­fe­sio­nes orien­ta­das a la aten­ción de pro­ble­mas del en­ve­je­ci­mien­to, in­no­va­cio­nes en la sa­lud, pro­tec­ción del me­dio am­bien­te y pro­duc­ción de ener­gías re­no­va­bles. 3. Es­pe­cia­li­da­des in­for­má­ti­cas co­mo el big da­ta y aná­li­sis de in­for­ma­ción.

Pe­ro no so­lo las ca­rre­ras más bus­ca­das es­tán cam­bian­do, sino tam­bién lo que el em­plea­dor es­pe­ra del ta­len­to. En la re­gión uno de los nue­vos re­qui­si­tos in­dis­pen­sa­bles es el do­mi­nio de un se­gun­do idio­ma, y el in­glés es el más co­ti­za­do.

Des­de la ex­pe­rien­cia de Ana Ga­brie­la Cha­ve­rri, ge­ren­te de Man­po­wer­group en Cos­ta Ri­ca, la prin­ci­pal ra­zón por la que los can­di­da­tos son re­cha­za­dos en es­te país es bá­si­ca­men­te por­que no tie­ne el ni­vel del idio­ma que re­quie­re el pues­to. Aun­que la ca­ren­cia de al­gu­na ha­bi­li­dad blan­da tam­bién pue­de in­ter­fe­rir.

Así lo con­fir­ma Ar­tu­ro Ma­ren­co, di­rec­tor de Ser­vi­cio de In­for­ma­ción de Te­lus, ya que aun cuan­do su com­pa­ñía en­fo­ca una par­te im­por­tan­te de la con­tra­ta­ción en áreas de pro-

MUN­DO AMÉ­RI­CA LA­TI­NA COS­TA RI­CA GUA­TE­MA­LA PA­NA­MÁ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.