El pa­raí­so del lu­jo es­tá en el Ca­ri­be

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Negocios -

Un nue­vo gan­cho tu­rís­ti­co se ges­ta so­bre las pa­ra­di­sia­cas pla­yas de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. El país es­tá vol­vién­do­se una in­sig­nia del tu­ris­mo de lu­jo mun­dial, ro­bán­do­se no so­lo la aten­ción de los vi­si­tan­tes sino tam­bién las in­ver­sio­nes de las gran­des ca­de­nas. Por Edur­ne Az­ko­na­ga

Que Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es uno de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos más de­man­da­dos de to­do el mun­do gra­cias a su am­plia ofer­ta de re­sorts “to­do in­clui­do”, no es na­da nue­vo. Pe­ro que sea con­si­de­ra­do uno de los des­ti­nos de lu­jo más top del mun­do por su am­plia ofer­ta de vi­llas de lu­jo en al­qui­ler, sí es al­go que nos sor­pren­de.

Es­tas vi­llas, al al­can­ce de los bol­si­llos más se­lec­tos, se con­cen­tran prin­ci­pal­men­te en Pun­ta Ca­na, Cap Ca­na y Ca­sa de Cam­po, en La Ro­ma­na, los tres en­cla­ves más ex­clu­si­vos del país don­de la al­ta sociedad do­mi­ni­ca­na po­see sus pro­pias re­si­den­cias y don­de por tem­po­ra­das con­vi­ve con es­tos tu­ris­tas pa­sa­je­ros.

De acuer­do a ci­fras del Ban­co Cen­tral, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na ha re­ci­bi­do más de 4 mi­llo­nes y me­dio de tu­ris­tas en­tre enero y sep­tiem­bre de es­te año, lo que su­po­ne un cre­ci­mien­to acu­mu­la­do del 7,1% con res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del 2015. Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, Ale­ma­nia y Fran­cia son los paí­ses que más han con­tri­bui­do a es­te in­cre­men­to.

“La acer­ta­da cam­pa­ña de pu­bli­ci­dad y pro­mo­ción que he­mos man­te­ni­do han con­tri­bui­do a te­ner ese ex­tra­or­di­na­rio cre­ci­mien­to del tu­ris­mo do­mi­ni­cano, que in­clu­so, su­pera al do­ble la pro­yec­ción he­cha por la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Tu­ris­mo (OMT) en to­da la re­gión, por lo que es

DI­CIEM­BRE 2016

esen­cial se­guir for­ta­le­cién­do­la pa­ra al­can­zar la me­ta de los 10 mi­llo­nes de tu­ris­tas pro­pues­tas por el pre­si­den­te Da­ni­lo Me­di­na”, son palabras del mi­nis­tro de Tu­ris­mo, Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía, cuan­do ha­bla so­bre los da­tos re­gis­tra­dos en es­te es­pa­cio de tiem­po.

Es una pos­tu­ra muy op­ti­mis­ta y na­da des­ca­be­lla­da si te­ne­mos en cuen­ta que el fi­nal de año, du­ran­te los días de Na­vi­dad, es una épo­ca en la que mu­chos tu­ris­tas lle­gan a la is­la pa­ra dis­fru­tar de unas va­ca­cio­nes de en­sue­ño.

Pe­ro, ¿ cuán­to re­pre­sen­ta ese tu­ris­mo ex­clu­si­vo que en los úl­ti­mos años se des­pla­za has­ta aquí bus­can­do la pri­va­ci­dad y el lu­jo al­qui­lan­do vi­llas de pe­lí­cu­la?

El por­cen­ta­je es mí­ni­mo, ape­nas el 10% del to­tal, pe­ro el in­gre­so eco­nó­mi­co que ge­ne­ra du­ran­te su es­ta­día lo po­si­cio­na co­mo uno de los tar­gets más atrac­ti­vos pa­ra la is­la.

So­lo el pre­su­pues­to que des­ti­nan en el alo­ja­mien­to es in­fi­ni­ta­men­te su­pe­rior al que un tu­ris­ta me­dio de­di­ca en to­das sus va­ca­cio­nes. El pre­cio de al­qui­ler de es­tas vi­llas va­ría en fun­ción de su ta­ma­ño, de la ubi­ca­ción y de los ser­vi­cios que in­clu­ye.

Por ejem­plo, en Ca­sa de Cam­po lo pre­cios van de US$1,555 has­ta US$9,600; mien­tras Cap Ca­na lle­ga a co­brar en­tre US$2,800 y US$10,000 por no­che. Pun­ta­ca­na Re­sort & Club, por su par­te, im­po­ne pre­cios por no­che de US$1,200 mí­ni­mo, aun­que es­to va­ría se­gún el ta­ma­ño y la tem­po­ra­da.

Es­te úl­ti­mo pun­to mar­ca tam­bién una de las ten­den­cias de com­por­ta­mien­to del seg­men­to de lu­jo y es que los pri­me­ros me­ses del año son los más vi­si­ta­dos en los tres ca­sos. En ellos, la tem­po­ra­da más al­ta coin­ci­de con la Na­vi­dad, pe­ro se alar­ga has­ta el mes de abril o ma­yo. En am­bos ca­sos, la ma­yor par­te de los vi­si­tan­tes pro­vie­nen de Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa, aun­que tam­bién des­ta­can otros des­ti­nos co­mo Ar­gen­ti­na, Chi­le y Bra­sil.

Di­ría­mos que en los tres en­cla­ves los tu­ris­tas que bus­can el lu­jo, la ex­clu­si­vi­dad y la pri­va­ci­dad tie­nen don­de ele­gir, pe­ro lo que es­tá cla­ro es que por en­ci­ma de to­do, los gran­des atrac­ti­vos de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na na­da tie­nen que ver con el lu­jo sino con sus pro­pios re­cur­sos: el cli­ma per­fec­to, la cá­li­da y ge­nui­na hos­pi­ta­li­dad de la gen­te, ki­ló­me­tros de are­na blan­ca y un mar de es­pec­ta­cu­la­res to­nos azu­les.

del tu­ris­mo to­tal co­rres­pon­de al al­qui­ler de vi­llas de lu­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.