Los we­ra­bles dan un nue­vo rum­bo a los pa­gos mó­vi­les

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Tecnologia - Por Qui­si Agui­lar

Hoy en día, las com­pa­ñías de pa­go so­li­ci­tan da­tos de los clien­tes y ellos los in­gre­san co­mo deseen com­par­tir­los. En el fu­tu­ro, los wea­ra­bles re­co­lec­ta­rán y en­tre­ga­rán in­for­ma­ción re­le­van­te y con­tex­tual.

qui­si.agui­lar@gru­po­cer­ca.com

Quién se iba a ima­gi­nar que se po­drían ha­cer pa­gos con un brazalete o re­loj? Bueno, co­mo to­dos sa­be­mos no es ne­ce­sa­rio ima­gi­nar por­que lo es­ta­mos vi­vien­do y ha re­vo­lu­cio­na­do la for­ma en la que se can­ce­lan ser­vi­cios y pro­duc­tos.

De acuer­do con la con­sul­to­ra Trac­ti­ca, el vo­lu­men de transac­cio­nes rea­li­za­das por me­dio de wea­ra­bles sal­ta­rá de los US$3000 mi­llo­nes del 2015, a más de US$500.000 mi­llo­nes en 2020.

“Los wea­ra­bles no conectados in­clu­yen un chip de se­gu­ri­dad si­mi­lar al que se en­cuen­tra en las tar­je­tas de cré­di­to y se aña­de una pe­que­ña antena pa­ra per­mi­tir rea­li­zar pa­gos sin con­tac­to usan­do NFC. No es ne­ce­sa­rio co­nec­tar ha­cia un smartp­ho­ne ya que to­das las ope­ra­cio­nes ha­cen por pro­xi­mi­dad”, ex­pli­có Car­los Ro­me­ro, Mar­ke­ting Bu­si­ness De­ve­lop­ment & In­no­va­tion La­tam Mo­bi­le & M2M pa­ra Ge­mal­to.

Las em­pre­sas re­la­cio­na­das con es­te me­dio de pa­go sin du­da al­gu­na es­pe­ran que los wea­ra­bles rein­ven­ten la for­ma en que los clien­tes in­ter­ac­túan con el di­ne­ro en los ne­go­cios dia­rios, ya que es­ta ex­pe­rien­cia ayu­da­rá a los clien­tes a to­mar de­ci­sio­nes de pa­gos más in­for­ma­das y res­pon­sa­bles uti­li­zan­do los da­tos re­co­lec­ta­dos por es­tos dis­po­si­ti­vos, en­tre ellos la ubi­ca­ción y la in­for­ma­ción de com­por­ta­mien­to.

Pa­ra Pay­pal, es­to per­mi­ti­rá ex­pe­rien­cias más li­nea­les y per­so­na­les, ya que los wea­ra­bles pro­por­cio­nan co­nec­ti­vi­dad en el pun­to en el que las apps mó­vi­les no pue­den. La em­pre­sa lan­zó en EE.UU. Pay­pal He­re, un lector de tar­je­tas y una apli­ca­ción que per­mi­te acep­tar una am­plia ga­ma de pa­gos des­de dis­po­si­ti­vos IOS y An­droid; se tra­ta de un pa­go sin con­tac­to que fun­cio­na con un smartp­ho­ne o smart­watch.

“Sin du­da al­gu­na, los wea­ra­bles re­pre­sen­tan más que una ex­ten­sión de la ex­pe­rien­cia mó­vil, una for­ma más fá­cil y dis­cre­ta en la que los con­su­mi­do­res pue­dan ac­ce­der a in­for­ma­ción o apro­bar ac­cio­nes, así co­mo te­ner in­ter­ac­cio­nes que so­lo to­men ins­tan­tes y sin la ne­ce­si­dad de uti­li­zar un dis­po­si­ti­vo mó­vil”, di­jo Ar­nol­do Re­yes, di­rec­tor de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y desa­rro­llo de mer­ca­do pa­ra Pay­pal Amé­ri­ca La­ti­na.

La prin­ci­pal ven­ta­ja, qui­zá las más vi­si­ble, es la co­mo­di­dad, ya que los usua­rios no tie­nen que preo­cu­par­se de ma­ni­pu­lar o ex­tra­viar efec­ti­vo y pa­gar de for­ma más rá­pi­da. Ade­más, es­te sis­te­ma tam­bién re­por­ta be­ne­fi­cios a los or­ga­ni­za­do­res que pue­den te­ner un con­trol ab­so­lu­to de la ca­ja.

Del mis­mo mo­do, ayu­da a los co­mer­cian­tes a me­jo­rar la efi­cien­cia ope­ra­ti­va, tan­to en la sa­li­da de pro­duc­tos co­mo en sus ope­ra­cio­nes in­ter­nas. Es­to fa­ci­li­ta la ra­cio­na­li­za­ción de los pro­ce­sos, me­jo­ra los cos­tos de re­gis­tros y la re­duc­ción de ma­ne­jo de efec­ti­vo y che­ques tan­to pa­ra co­mer­cian­tes co­mo pa­ra el con­su­mi­dor fi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.