Los res­pon­sa­bles del cre­ci­mien­to re­gio­nal en 2017

Mien­tras los sec­to­res tra­di­cio­na­les bus­can la for­ma de re­no­var­se y ga­nar pro­ta­go­nis­mo en las eco­no­mías re­gio­na­les, nue­vos com­pe­ti­do­res se per­fi­lan co­mo los po­ten­cia­do­res del fu­tu­ro. Es­tos son los sec­to­res que ten­drán gran di­na­mis­mo es­te año.

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Sumario - Por Shei­la Sal­ga­do shei­la.sal­ga­do@gru­po­cer­ca.com

Mien­tras los sec­to­res tra­di­cio­na­les bus­can la for­ma de re­no­var­se y ga­nar pro­ta­go­nis­mo, nue­vos com­pe­ti­do­res se per­fi­lan co­mo los po­ten­cia­do­res del fu­tu­ro.

La in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra tam­bién jue­ga un pa­pel im­por­tan­te den­tro de los sec­to­res por la di­ver­si­dad de ac­ti­vi­da­des que desa­rro­lla en su en­torno

En las fin­cas de la zo­na nor­te de Cos­ta Ri­ca, así co­mo las del Ca­ri­be, rei­na el agro. El ba­nano y la pi­ña son dos de los pro­duc­tos in­sig­nias de es­tos lu­ga­res y los re­sul­ta­dos son evi­den­tes en las ex­por­ta­cio­nes del país. So­lo en 2015 el sec­tor agrí­co­la re­pre­sen­tó el 43.1% de las ven­tas al ex­te­rior, sien­do es­tas fru­tas el se­gun­do y ter­cer pro­duc­to más ex­por­ta­do en el año.

Lo an­te­rior no es una no­ti­cia nue­va. El agro ha si­do his­tó­ri­ca­men­te uno de los mo­to­res del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Cos­ta Ri­ca, sin em­bar­go, en la úl­ti­ma dé­ca­da un nue­vo ju­ga­dor ha co­men­za­do a ro­bar­le pro­ta­go­nis­mo.

Los dis­po­si­ti­vos mé­di­cos son hoy la se­gun­da fuer­za ex­por­ta­do­ra del país y las je­rin­gas, agu­jas, ca­té­te­res, cá­nu­las e ins­tru­men­tos si­mi­la­res los pro­duc­tos más ven­di­dos al ex­te­rior, con una par­ti­ci­pa­ción de 8.7% en 2015 se­gún es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les del Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio Ex­te­rior de Cos­ta Ri­ca (Co­mex).

Es­to es re­fle­jo de có­mo el pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co re­gio­nal es­tá cam­bian­do ha­cia uno don­de los sec­to­res tra­di­cio­na­les con­vi­ven con nue­vos ac­to­res que ca­da vez to­man más fuer­za. Aun cuan­do los au­gu­rios de cre­ci­mien­to a ni­vel mun­dial en 2017 en­fren­tan gran­des desafíos y ries­gos, el im­pul­so que es­tá te­nien­do la re­gión se ve es­tre­cha­men­te li­ga­do al apor­te de di­ver­sos sec­to­res pro­duc­ti­vos que sos­tie­nen la eco­no­mía de los paí­ses.

Los ex­per­tos coin­ci­den que en los úl­ti­mos años sec­to­res co­mo la cons­truc­ción, in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra, in­dus- tria ma­nu­fac­tu­re­ra, co­mer­cio y ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias, han ve­ni­do con­tri­bu­yen­do de ma­yor ma­ne­ra a un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­do, y la ten­den­cia con­ti­nua­rá.

Luis La­rach, pre­si­den­te del Con­se­jo Hon­du­re­ño de la Em­pre­sa Pri­va­da ( COHEP), ase­gu­ra que a pe­sar de que en ge­ne­ral el gra­do de par­ti­ci­pa­ción pro­duc­ti­va y de ge­ne­ra­ción de em­pleo re­cae so­bre otros sec­to­res eco­nó­mi­cos, al­gu­nos de los men­cio­na­dos han mos­tra­do un cre­ci­mien­to con­se­cu­ti­vo ma­yor.

Al­gu­nos sec­to­res tra­di­cio­na­les le es­tán apos­tan­do a la re­no­va­ción para man­te­ner­se co­mo pi­la­res fun­da­men­ta­les de la eco­no­mía cen­troa­me­ri­ca­na, no obs­tan­te los paí­ses tam­bién po­drán echar mano de mo­to­res de cre­ci­mien­to que emer­gen y se per­fi­lan co­mo nue­vos ca­ba­llos de ba­ta­lla de las na­cio­nes del ist­mo.

For­ta­le­ci­mien­to de lo tra­di­cio­nal

Ri­go­ber­to Monge, ana­lis­ta eco­nó­mi­co y po­li­tó­lo­go sal­va­do­re­ño, in­sis­te en que más que nue­vos sec­to­res, lo que se es­tá dan­do es un re­na­cer de los tra­di­cio­na­les, “co­mo es el ca­so del sec­tor de la cons­truc­ción que si­gue re­cu­pe­rán­do­se a un buen ritmo”, ex­pli­ca.

Aun­que los efec­tos de la cri­sis si­guen sin­tién­do­se en paí­ses co­mo Ni­ca­ra­gua, Gua­te­ma­la y Cos­ta Ri­ca, Pa­na­má es­tá cer­ca de al­can­zar los ni­ve­les de par­ti­ci­pa­ción en el PIB que man­te­nía el sec­tor en el 2006 (17.4%) y en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na al con­tra­rio pa­só de re­pre­sen­tar un 5.1% ha­ce 10 años, a un 12.2% en 2016, se­gún da­tos del Ban­co Cen­tral. Es­te ru­bro se ha man­te­ni­do co­mo una de las ac­ti­vi­da­des que tie­ne ma­yor im­pac­to des­de me­dia­dos de 2013 en la is­la.

La in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra es otro de los sec­to­res que han ve­ni­do for­ta­le­cién­do­se a lo lar­go de los años, mar­ca­da so­bre to­do por el di­na­mis­mo de los se­gu­ros y cré­di­tos sos­tie­ne Víc­tor Ruiz, pre­si­den­te in­te­ri­no de la Unión Cos­ta­rri­cen­se de Cá­ma­ras y Aso­cia­cio­nes del Sec­tor Pri­va­do (UCCAEP).

En es­te ca­so, el cam­bio tec­no­ló­gi­co que fa­vo­re­ce la pe­ne­tra­ción de los ser­vi­cios ban­ca­rios y el uso de ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros de al­ta ren­ta­bi­li­dad co­mo las tar­je­tas de cré­di­to, son al­gu­nos de los fac­to­res que han con­tri­bui­do a la con­so­li­da­ción de un sis­te­ma fi­nan­cie­ro só­li­do, lí­qui­do y com­pe­ti­ti­vo.

Para Víc­tor Es­tuar­do Flo­res Sú­chi­te, di­rec­tor del De­par­ta­men­to de Es­ta­dís­ti­ca Ma­cro­eco­nó­mi­cas del Ban­co de Gua­te­ma­la ( BANGUAT), el com­por­ta­mien­to ob­ser­va­do en la in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra en ese país, se ve mar­ca­do por el au­men­to de las co­mi­sio­nes efec­ti­vas e in­tere­ses ne­tos per­ci­bi­dos por los ban­cos y fi­nan­cie­ras, así co­mo por el di­na­mis­mo en la cap­ta­ción de pri­mas per­ci­bi­das por las com­pa­ñías ase­gu­ra­do­ras.

En es­te sec­tor, el ca­so de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na nue­va­men­te des­ta­ca en la re­gión. Da­tos del Ban­co Cen­tral de es­te país mues­tran que mien­tras en 2006 el sec­tor te­nía una par­ti­ci­pa­ción de 3.6% en el PIB, para 2016 al­can­zó un va­lor de 10.4% de re­pre­sen­ta­ción.

En su in­for­me Eco­no­mía Do­mi­ni­ca­na, la en­ti­dad des­ta­ca que el desem­pe­ño “ex­tra­or­di­na­rio” de di­cha ac­ti­vi­dad se sus­ten­ta en el in­cre­men­to de in­gre­sos que re­ci­bie­ron los in­ter­me­dia­rios fi­nan­cie­ros, así co­mo de los Ser­vi­cios de In­ter­me­dia­ción Fi­nan­cie­ra Me­di­dos In­di­rec­ta­men­te (SIFMI), pro­duc­to del in­cre­men­to de las ope­ra­cio­nes de prés­ta­mos y de­pó­si­tos por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras.

El ti­tu­lar de UCCAEP en Cos­ta Ri­ca tam­bién trae a co­la­ción el ca­so del sec­tor co­mer­cio, co­mo un mo­tor de pe­so que le es­tá apor­tan­do a la eco­no­mía. La im­por­tan­cia de cre­ci­mien­to para Cos­ta Ri­ca re­cae en la im­por­ta­ción de vehícu­los, de­ter­mi­na, por el au­ge de los in­gre­sos de es­tos au­to­mo­to­res, que su­man en to­tal al­re­de­dor de 40,000 por año.

Para Gua­te­ma­la el re­sul­ta­do del co­mer­cio al por ma­yor y al por me­nor es­tu­vo in­fluen­cia­do por el in­cre­men­to del vo­lu­men de bie­nes co­mer­cia­li­za­dos en la eco­no­mía, tan­to de ori­gen na­cio­nal co­mo im­por­ta­do, en­tre los que des­ta­can tam­bién los vehícu­los; apa­ra­tos y equipos de uso do­més­ti­co; com­bus­ti­bles y lu­bri­can­tes; ma­te­ria­les de cons­truc­ción y ar­tícu­los de fe­rre­te­ría.

Di­ver­si­fi­ca­ción de las in­dus­trias

La in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra tam­bién jue­ga un pa­pel im­por­tan­te den­tro de los sec­to­res por la di­ver­si­dad de ac­ti­vi­da­des que desa­rro­lla en su en­torno. El re­pre­sen­tan­te de BANGUAT, re­co­no­ce que el desem­pe­ño de es­ta in­dus­tria se ve in­ci­di­do po­si­ti­va­men­te por el in­cre­men­to re­gis­tra­do en las ac­ti­vi­da­des de ali­men­tos y be­bi­das, en­tre las que des­ta­can, la ela­bo­ra­ción de

La elec­tri­ci­dad es más bien una li­mi­tan­te a la com­pe­ti­ti­vi­dad o sie­gue sien­do un ele­men­to que si­gue di­fi­cul­tan­do la com­pe­ti­ti­vi­dad de las em­pre­sas VÍC­TOR RUIZ, pre­si­den­te in­te­ri­no de UCCAEP

azú­car, pre­pa­ra­ción de acei­tes y gra­sas de ori­gen ve­ge­tal y ani­mal, ela­bo­ra­ción de be­bi­das mal­tea­das y de mal­ta, y la pro­duc­ción de aguas mi­ne­ra­les.

Co­mo ya es tra­di­cio­nal, en las ac­ti­vi­da­des de­di­ca­das a la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos tex­ti­les, cue­ro y cal­za­do in­ci­de la de­man­da ex­ter­na de pren­das de ves­tir pro­ve­nien­te de Es­ta­dos Uni­dos. El sec­tor de ma­nu­fac­tu­ra ha te­ni­do un cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en Honduras, El Sal­va­dor y Cos­ta Ri­ca en la úl­ti­ma dé­ca­da; sin em­bar­go en Ni­ca­ra­gua, Gua­te­ma­la y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na su apor­te al PIB ha caí­do de for­ma dra­má­ti­ca en el pe­rio­do 2006-2016. En sue­lo ca­ri­be­ño por ejem­plo, pa­só de re­pre­sen­tar un 21.8% en 2006 a 5.3% el año pa­sa­do.

Otro ru­bro que se ha di­ver­si­fi­ca­do es el agro­pe­cua­rio, de­bi­do en gran me­di­da a la evo­lu­ción de la tec­no­lo­gía, se­gún apun­ta Ale­xan­der Mo­ra, mi­nis­tro de Co­mer­cio Ex­te­rior de Cos­ta Ri­ca. Se­gún ex­pli­ca, la in­cor­po­ra­ción de nue­vas variedades y téc­ni­cas en las plan­ta­cio­nes de ba­nano ha per­mi­ti­do que au­men­te su pro­duc­ción con­si­de­ra­ble­men­te en es­te país.

Por su par­te, Flo­res Sú­chi­te, re­co­no­ce que el cre­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad en el sec­tor agro­pe­cua­rio gua­te­mal­te­co se de­be prin­ci­pal­men­te, a un ma­yor vo­lu­men de pro­duc­ción de los cul­ti­vos tra­di­cio­na­les, en par­ti­cu­lar, el car­da­mo­mo, así co­mo por el re­sul­ta­do de la re­no­va­ción del par­que ca­fe­ta­le­ro, lue­go de los efec­tos ne­ga­ti­vos pro­vo­ca­dos por la pla­ga de la ro­ya que afec­tó la pro­duc­ción en los úl­ti­mos años.

El nue­vo au­ge

Pe­ro más allá de los sec­to­res tra­di­cio­na­les que le es­tán apos­tan­do a la re­no­va­ción, exis­te un nue­vo au­ge de ac­ti­vi­da­des, que se pre­vé ayu­da­rán a los paí­ses a me­jo­rar sus ín­di­ces de cre­ci­mien­to.

En el ca­so de Cos­ta Ri­ca des­ta­ca la En­se­ñan­za, Ac­ti­vi­dad de la Sa­lud Hu­ma­na y Asis­ten­cia So­cial, in­fluen­cia­da en gran me­di­da por el in­cre­men­to en la de­man­da de ser­vi­cios de hos­pi­ta­les, de mé­di­cos, odon­tó­lo­gos y de ser­vi­cios di­ver­sos re­la- cio­na­dos con la sa­lud, cu­ya pro­yec­ción de cre­ci­mien­to para 2017 es de 2.9 %. Es­ta ac­ti­vi­dad en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na cre­ció en 2016 un 6.3%, mien­tras en Ni­ca­ra­gua lo acu­mu­la­do fue de 4.4% y en Honduras de 0.3%.

En El Sal­va­dor por su par­te, re­fie­re Mon­je, el tu­ris­mo se mues­tra co­mo la in­dus­tria ge­ne­ra­do­ra de nú­me­ros po­si­ti­vos pues­to que para 2016 las pro­yec­cio­nes del go­bierno apun­ta­ban ha­cia un 4.0% de cre­ci­mien­to, gra­cias a la lle­ga­da de más de 2 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes in­ter­na­cio­na­les, que de­jó un de­rra­me eco­nó­mi­co de US$1,205 mi­llo­nes, lo que re­pre­sen­ta un 3.1% de cre­ci­mien­to con res­pec­to al 2015.

Otro pa­no­ra­ma que se vis­lum­bra es el de las Co­mu­ni­ca­cio­nes, que se afian­zan en la re­gión, so­bre to­do en Honduras y Cos­ta Ri­ca, con el in­gre­so de ope­ra­do­res de te­le­fo­nía. La­rach re­fie­re ade­más que en es­te sec­tor el cre­ci­mien­to ob­ser­va­do ha de­ri­va­do por la te­le­fo­nía inalám­bri­ca, ser­vi­cios de te­le­vi­sión por ca­ble e in­ter­net y en ge­ne­ral el uso de la ban­da an­cha.

En el ca­so del sec­tor Elec­tri­ci­dad, Dis­tri­bu­ción y Agua, la in­fluen­cia en cre­ci­mien­to se ve mar­ca­da por la ne­ce­si­dad de ge­ne­ra­ción de ener­gía eléc­tri­ca para sa­tis­fa­cer las de­man­das de los sec­to­res re­si­den­cia­les, co­mer­cia­les e in­dus­tria­les, coin­ci­den los ex­per­tos.

Por otra par­te, el im­pul­so da­do a la ge­ne­ra­ción de ener­gía eléc­tri­ca a par­tir del uso de re­cur­sos na­tu­ra­les re­no­va­bles ha con­tri­bui­do en la re­gión a que el sec­tor se afi­na­se, ya que se ha lo­gra­do reducir la can­ti­dad de re­cur­sos fi­nan­cie­ros des­ti­na­dos a la com­pra de pro­duc­tos de­ri­va­dos del pe­tró­leo, ne­ce­sa­rios para la ge­ne­ra­ción de ener­gía tér­mi­ca.

Es­te sec­tor re­pre­sen­tó para Gua­te­ma­la en 2016 un apor­te al PIB de 2.9%, en Ni­ca­ra­gua el por­cen­ta­je acu­mu­la­do al se­gun­do se­mes­tre en elec­tri­ci­dad fue de 0.4% y en agua de 5.6%, para Cos­ta Ri­ca de 4.8%, Honduras de 1.9% al se­gun­do tri­mes­tre del año y en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na de 4.5%.

El im­pul­so da­do a la ge­ne­ra­ción de ener­gía eléc­tri­ca a par­tir del uso de re­cur­sos na­tu­ra­les re­no­va­bles ha con­tri­bui­do al cre­ci­mien­to del sec­tor

Más que nue­vos sec­to­res, lo que se es­tá dan­do es un re­na­cer de los tra­di­cio­na­les, co­mo es el ca­so de la cons­truc­ción RI­GO­BER­TO MONGE, ana­lis­ta eco­nó­mi­co y po­li­tó­lo­go sal­va­do­re­ño.

Para di­ver­sos paí­ses de la re­gión un sec­tor que se­gui­rá sien­do pro­me­te­dor es el de Mi­nas y Can­te­ras, que en Honduras ha res­pal­da­do los in­gre­sos por la ex­trac­ción de are­na, gra­va y ar­ci­lla, cu­yo cre­ci­mien­to al se­gun­do tri­mes­tre de 2016 fue de 5.8%. Del la­do de Ni­ca­ra­gua, el va­lor acu­mu­la­do al pri­mer se­mes­tre fue de 6.1% por una ma­yor ex­trac­ción de oro, pla­ta, más hor­mi­gón, cal, car­bo­na­to, to­ba y sal. El país más be­ne­fi­cia­do y que se­gui­rá echan­do mano del ru­bro es Re­pu­bli­ca Do­mi­ni­ca­na que para 2016 ex­pe­ri­men­tó un cre­ci­mien­to de 22.3%.

Fac­to­res que se de­ben me­jo­rar

Para sa­car pro­ve­cho en te­mas de com­pe­ti­ti­vi­dad de los sec­to­res que se re­nue­van y los que emer­gen, los paí­ses de­ben ha­cer una re­vi­sión a los cos­tos de elec­tri­ci­dad.

Para Ruiz, “la elec­tri­ci­dad es más bien una li­mi­tan­te a la com­pe­ti­ti­vi­dad o si­gue sien­do un ele­men­to que di­fi­cul­ta la com­pe­ti­ti­vi­dad de las em­pre­sas”.

Ade­más de ello en la re­gión se de­be me­jo­rar en in­fra­es­truc­tu­ra, se re­co­mien­da, pues aun­que las dis­tin­tas na­cio­nes han da­do un em­pu­je sig­ni­fi­ca­ti­vo es ne­ce­sa­rio con­tar con re­no­va­das y avan­za­das ins­ta­la­cio­nes que ofrez­can me­jo­res ser­vi­cios tan­to de ex­por­ta­ción co­mo de im­por­ta­ción.

El ti­tu­lar del COHEP ase­gu­ra que el te­ma ju­rí­di­co e ins­ti­tu­cio­nal en al­gu­nos paí­ses es tam­bién un pi­lar fun­da­men­tal que se de­be con­si­de­rar, a fin de fa­vo­re­cer un cli­ma que con­so­li­de los ne­go­cios y las in­ver­sio­nes.

Ade­más se de­be con­tar con cos­tos com­pe­ti­ti­vos en puer­tos, in­sis­te, for­ta­le­cer la lo­gís­ti­ca, avan­zar en pro­ce­so de me­jo­ra­mien­to, efi­cien­cia y trans­pa­ren­cia en adua­nas, para fa­ci­li­tar el co­mer­cio y fi­nal­men­te -pe­ro no me­nos im­por­tan­te-, la po­lí­ti­ca tri­bu­ta­ria y la ges­tión ope­ra­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.