“Re­vo­lu­cio­na­re­mos nues­tro cen­tro cor­po­ra­ti­vo”

El Pues­to de Bol­sa Invercasa tie­ne cla­ro su nor­te gra­cias a la “ene­mis­tad con las ex­cu­sas” que pro­mue­ve su CEO.

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Entrevista - Por Ma­ría Melba Ca­le­ro ma­ria.ca­le­ro@gru­po­cer­ca.com

Des­de su fun­da­ción, Gru­po Invercasa ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se en el mer­ca­do ni­ca­ra­güen­se de­bi­do a que son pio­ne­ros en ofre­cer una ga­ma de ser­vi­cios co­mo ase­so­ría fi­nan­cie­ros, es­tu­dios de va­lo­ra­ción, cus­to­dia, com­pra y ven­ta de va­lo­res, edu­ca­ción bur­sá­til y es­truc­tu­ra­ción de emi­sio­nes, to­do es­to apo­ya­do por un gru­po de pro­fe­sio­na­les en cons­tan­te desa­rro­llo. Raúl Amador, CEO de Invercasa, nos cuen­ta des­de su pers­pec­ti­va qué lo lle­vó a crear­la, sus ex­pec­ta­ti­vas a cor­to pla­zo y de qué ma­ne­ra el com­pro­mi­so de ca­da uno de sus co­la­bo­ra­do­res ha ayu­da­do en su cre­ci­mien­to.

¿Qué lo im­pul­só a crear una gran em­pre­sa co­mo es Invercasa?

En nues­tros ini­cios, la bol­sa de va­lo­res era un te­ma nue­vo en el mer­ca­do ni­ca­ra­güen­se y el 100% de su ac­ti­vi­dad era tran­sar tí­tu­los va­lo­res del Es­ta­do de Ni­ca­ra­gua y Bo­nos de Pa­go por In­dem­ni­za­ción (BPI). Fue una épo­ca, pla­ga­da de sue­ños, yo la lla­mo la eta­pa del sue­ño em­pren­de­dor y don­de lle­ga­mos a tra­ba­jar has­ta 18 ho­ras. En ese tiem­po lo más im­por­tan­te no eran los con­tro­les ni el bran­ding, ni los pro­ce­sos, ni las ope­ra­cio­nes o las fi­nan­zas cor­po­ra­ti­vas, más bien era ha­cer, lo­grar, tra­ba­jar y so­ñar sin ho­ra­rio.

¿Qué ele­men­tos di­fe­ren­cian a Invercasa de otros pues­tos de bol­sa de va­lo­res?

El Pues­to de Bol­sa Invercasa go­za­ba de una par­ti­cu­la­ri­dad que se con­vir­tió en una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va: no te­nía­mos con­flic­tos de in­te­rés con el in­ver­sio­nis­ta por­que no éra­mos pro­pie­ta­rios de un ban­co co­mer­cial. Es­to per­mi­tió que ban­cos co­mo Ban­kers Trust o Smith Bar­ney con­fia­ran en nues­tra neu­tra­li­dad y tran­sa­ran de ma­ne­ra ex­clu­si­va con no­so­tros esas in­ver­sio­nes que ellos lla­ma­ban “tí­tu­los exóticos”. Vi­vía­mos apa­sio­na­dos con lo que ha­cía­mos, que­ría­mos apor­tar a Ni­ca­ra­gua, esa siem­pre fue la tó­ni­ca, en otras pa­la­bras éra­mos un gru­po de jó­ve­nes con una nue­va fi­lo­so­fía de ha­cer ne­go­cios.

¿Qué ti­po de ac­ti­tu­des son esen­cia­les pa­ra man­te­ner una em­pre­sa?

Soy enemi­go de las ex­cu­sas, con­si­de­ro que las ex­cu­sas son la au­to de­rro­ta, tam­bién creo en los lí­de­res ta­len­to­sos, en hon­rar tus com­pro­mi­sos, en la in­no­va­ción, el cam­bio y una gran cla­ve im­por­tan­te es que pa­ra no­so­tros el clien­te es el eje de nues­tra prác­ti­ca ge­ren­cial y por lo tan­to de­be­mos una es­truc­tu­ra fi­nan­cie­ra ade­cua­da pa­ra ca­da pro­yec­to.

Es res­pon­sa­bi­li­dad de la em­pre­sa pri­va­da in­ver­tir pa­ra te­ner un Es­ta­do fa­ci­li­ta­dor

¿Cuá­les son los re­tos a los que se ha en­fren­ta­do co­mo CEO?

Ni­ca­ra­gua, es un ejem­plo de coor­di­na­ción en­tre el sec­tor pri­va­do y el go­bierno en be­ne­fi­cio del desa­rro­llo eco­nó­mi­co del país, pe­ro es res­pon­sa­bi­li­dad de la em­pre­sa pri­va­da in­ver­tir pa­ra te­ner un es­ta­do fa­ci­li­ta­dor, que agre­gue ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas, que tra­ba­je en sin­to­nía con la em­pre­sa pri­va­da y que pro­mue­va las in­ver­sio­nes.

¿Ha­cia a dón­de apun­tan los pla­nes de ex­pan­sión los pró­xi­mos 5 años?

En 2017, re­vo­lu­cio­na­re­mos nues­tro cen­tro cor­po­ra­ti­vo agre­gan­do res­tau­ran­tes, ho­tel y un ícono de re­fe­ren­cia na­cio­nal con el edi­fi­cio nue­vo más al­to del país. Tam­bién ini­cia­re­mos las ope­ra­cio­nes de nues­tra plan­ta de al­mi­dón de yu­ca que vin­cu­la­rá a los cam­pe­si­nos po­bres con los mer­ca­dos globales y con la tec­no­lo­gía. Pa­ra el 2020 mis hi­jos, quie­nes es­tán in­vo­lu­cra­dos en la em­pre­sa, tie­nen por ob­je­ti­vo lle­gar a 2,500 co­la­bo­ra­do­res y se­guir vin­cu­lan­do a Ni­ca­ra­gua a esas dos gran­des fuen­tes de desa­rro­llo de va­lor y ri­que­za: los mer­ca­dos globales y las nue­vas tec­no­lo­gías. El pro­pó­si­to de es­ta nue­va eta­pa del Gru­po Invercasa es ace­le­rar la trans­for­ma­ción eco­nó­mi­ca de Ni­ca­ra­gua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.