EL VA­LOR AGREGADO ES LA NUE­VA CA­RA DE LA IN­DUS­TRIA DE LA CONFECCIÓN

Mercados & Tendencias Costa Rica - - Editorial - Fany Al­va­ren­ga EDI­TO­RA EN JE­FE fany.al­va­ren­ga@gru­po­cer­ca.com

En el ran­king de las pla­ye­ras más ven­di­das en Es­ta­dos Uni­dos es ha­bi­tual que en los pri­me­ros lu­ga­res se des­ta­que la ca­mi­sa de un ju­ga­dor del fa­mo­so equi­po Yan­kees de New York. Lo que no es co­mún, o de do­mi­nio po­pu­lar, es que la ma­nu­fac­tu­ra de esas fa­mo­sas ca­mi­se­tas que es­tán de ven­ta al pú­bli­co es­ta­dou­ni­den­se tie­nen su ori­gen en las ma­qui­las de uno de los paí­ses de Cen­troa­mé­ri­ca: Hon­du­ras. Sí, la in­dus­tria lo­cal no so­lo de es­te país sino de mu­chas na­cio­nes que in­te­gran la re­gión, en los úl­ti­mos 10 años ha me­jo­ra­do su ex­po­si­ción en Es­ta­dos Uni­dos gra­cias a la aper­tu­ra que ge­ne­ró el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca (Caf­ta RD).

Gua­te­ma­la, por ejem­plo, pro­vee a clien­tes im­por­tan­tes, co­mo Wal­mart, Tar­get, Ni­ke y Adi­das y, so­lo en 2016, ex­por­tó 42.8 mi­llo­nes de do­ce­nas de pren­das de ves­tir a más de 500 clien­tes en el mun­do. Es­te da­to tam­po­co es de do­mi­nio pú­bli­co pe­ro es un cla­ro ejem­plo del cre­ci­mien­to y la ca­li­dad del sec­tor.

Es­te de­sa­rro­llo no co­men­zó en 2016, pues el sec­tor ma­qui­la­dor ha mos­tra­do his­tó­ri­ca­men­te su ca­pa­ci­dad de com­ba­te. No so­lo ha su­pe­ra­do la emi­gra­ción de em­pre­sas que gol­peó a va­rios paí­ses de la re­gión en la úl­ti­ma dé­ca­da, también se su­po reivin­di­car y mos­trar pers­pec­ti­vas po­si­ti­vas pa­ra es­te año. Así lo de­mues­tran las pro­yec­cio­nes po­si­ti­vas en la ma­yo­ría de los paí­ses, que re­pre­sen­tan un gran ali­vio pa­ra los em­pre­sa­rios que de­di­can cuer­po y al­ma al ne­go­cio del sec­tor ma­qui­la­dor.

En el re­por­ta­je que he­mos ela­bo­ra­do en es­ta edi­ción da­mos cuen­ta de las ra­zo­nes que ha lle­va­do a la ma­qui­la cen­troa­me­ri­ca­na a su épo­ca más po­si­ti­va, don­de el full pac­ka­ge o pa­que­te com­ple­to de ser­vi­cios ha con­quis­ta­do a otros mer­ca­dos.

Aho­ra los em­pre­sa­rios con­si­de­ran que el gran re­to de Cen­troa­mé­ri­ca es com­pe­tir con Chi­na y Vietnam, con quie­nes dispu­ta el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se, en el que la re­gión tie­ne una par­ti­ci­pa­ción de ape­nas el 11%. Aun­que es­ta ci­fra pa­re­ce pe­que­ña no de­be ex­tra­ñar, ya que el cos­to pro­me­dio de la de mano de obra, si se con­si­de­ra so­lo a Hon­du­ras y Gua­te­ma­la co­mo prin­ci­pa­les pro­vee­do­res, su­pera los 300 dó­la­res men­sua­les y la ci­fra sube si agre­ga­mos los sa­la­rios que ma­ne­jan na­cio­nes co­mo Cos­ta Ri­ca.

Mien­tras tan­to Chi­na ofre­ce un pre­cio más com­pe­ti­ti­vo, pe­ro gra­cias a las con­di­cio­nes de vi­da de­plo­ra­bles de sus tra­ba­ja­do­res, por ello ca­be des­ta­car que la in­dus­tria lo­cal aún es no­ble y bus­ca su­pe­rar sus ex­pec­ta­ti­vas me­dian­te ideas in­no­va­do­ras, con pro­yec­tos don­de el va­lor agregado sea más rentable, pe­ro sin sa­cri­fi­car a su mano de obra que, aún cuan­do no sea fa­vo­re­ci­da con las con­di­cio­nes que me­re­ce, vi­ve en una si­tua­ción que no tie­ne pa­re­ci­do al­guno con las que, pa­ra be­ne­fi­cio de unos po­cos, exis­ten en el mer­ca­do asiá­ti­co.

EDI­CIÓN 118

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.