Hi­dra­ta­ción La cla­ve del desem­pe­ño fí­si­co y men­tal

Perfil (Costa Rica) - - Salud -

car­dia­ca, la ten­sión fi­sio­ló­gi­ca y la per­cep­ción del es­fuer­zo por ca­lor du­ran­te el ejer­ci­cio. Ade­más de irri­ta­bi­li­dad, apa­tía y res­pi­ra­ción rá­pi­da; el ni­vel de afec­ta­ción de­pen­de­rá de la tem­pe­ra­tu­ra ambiental, el ti­po de ejer­ci­cio y las ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­da per­so­na.

Una for­ma muy sim­ple de me­dir el es­ta­do de hi­dra­ta­ción es a tra­vés de la ori­na. Si es cla­ra, inolo­ra y abun­dan­te en­ton­ces es­tá bien hi­dra­ta­do.

La su­do­ra­ción es el prin­ci­pal me­dio de des­hi­dra­ta­ción y el su­dor que se ge­ne­ra al rea­li­zar ejer­ci­cio no es la ex­cep­ción.

Ca­ta­li­na Ca­pi­tán, ex­per­ta en cien­cias del mo­vi­mien­to hu­mano, ex­pli­có que el mé­to­do más sim­ple pa­ra cal­cu­lar la can­ti­dad de lí­qui­do que se de­be re­po­ner por el ejer­ci­cio es a tra­vés del pe­so cor­po­ral.

Pa­ra me­dir la pér­di­da de lí­qui­do lo co­rrec­to es pe­sar­se an­tes de ha­cer ejer­ci­cio con la me­nor can­ti­dad po­si­ble de ro­pa y vol­ver­se a pe­sar una vez que ter­mi­ne el en­tre­na­mien­to. La di­fe­ren­cia co­rres­pon­de­rá a la pér­di­da de agua por su­do­ra­ción, esa es la can­ti­dad de lí­qui­do que de­be­rá re­po­ner de for­ma pau­la­ti­na en las si­guien­tes ho­ras.

Por ejem­plo, si una per­so­na an­tes de ha­cer su ru­ti­na de gim­na­sio pe­sa 70 kg y al ter­mi­nar pe­sa 68,5 kg, esa per­so­na per­dió 1,5 kg de lí­qui­do lo que es equi­va­len­te a 1.500 ml que en teo­ría de­be­rá re­cu­pe­rar lue­go.

La des­hi­dra­ta­ción pue­de dar­se de for­ma sos­te­ni­da y acu­mu­lar­se has­ta lle­gar a ni­ve­les ex­tre­mos de has­ta el 4%, cuan­do se pue­den pre­sen­tar pro­ble­mas car­dia­cos.

Re­cuer­de que el su­dor con­tie-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.