In­fraes­truc­tu­ra co­mo fac­tor de com­pe­ti­ti­vi­dad

Se de­be en­con­trar me­ca­nis­mos de diá­lo­go y pla­ni­fi­ca­ción in­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal con vi­sión de país pa­ra evi­tar im­pac­tos a la eco­no­mía agrí­co­la.

Productor Agropecuario - - OPINIÓN -

For Jean Paul Bri­chaux, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Aso­cia­cion Ex­por­ta­do­res de Ca­fe de Gua­te­ma­la (ADEC).

La in­ver­sión en la in­fraes­truc­tu­ra de un país es fun­da­men­tal pa­ra su desa­rro­llo y com­pe­ti­ti­vi­dad, so­bre to­do pa­ra los que tie­nen un al­to com­po­nen­te de ex­por­ta­ción de ma­te­rias pri­mas de ba­jo va­lor agre­ga­do, co­mo Gua­te­ma­la, lo que la vuel­ve al­ta­men­te vul­ne­ra­ble a los cos­tos lo­gís­ti­cos.

La in­fraes­truc­tu­ra no es el úni­co que in­ci­de en la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to de la agroin­dus­tria. Des­de una pers­pec­ti­va de país, es­ta ca­de­na pue­de ser a ni­vel lo­cal, es de­cir de la pro­duc­ción al con­su­mo na­cio­nal, y a ni­vel in­ter­na­cio­nal, co­mo las ex­por­ta­cio­nes e im­por­ta­cio­nes, lo que re­pre­sen­ta los en­gra­na­jes que mue­ven el desa­rro­llo.

Sin em­bar­go hay al­gu­nos as­pec­tos por me­jo­rar, al­guno so­bre­sa­lien­tes son la mo­vi­li­dad ur­ba­na ya que pa­ra ciu­dad, la per­fec­ta mo­vi­li­dad del trans­por­te li­viano y el trans­por­te pe­sa­do es un gran re­to, ya que el trans­por­te pe­sa­do es un eje es­tra­té­gi­co pa­ra la dis­tri­bu­ción y abas­te­ci­mien­to de mer­can­cías y pro­duc­tos, por otra par­te el trans­por­te li­viano con­tem­pla la mo­vi­li­za­ción de in­di­vi­duos a sus di­fe­ren­tes des­ti­nos den­tro de la ciu­dad, pe­ro al no exis­tir una vi­sión in­te­gral de am­bos, no lo­gran co­exis­tir ar­mo­nio­sa­men­te, se pro­du­ce el caos y con­ges­tio­na­mien­to. En mu­chos ca­sos, las so­lu­cio­nes son a cor­to pla­zo y se dan de ma­ne­ra uni­la­te­ral.

En el ca­so de la Ciu­dad de Gua­te­ma­la, en la que se ha in­cre­men­ta­do ex­po­nen­cial­men­te el par­que vehi­cu­lar, ocu­rre un gran con­ges­tio­na­mien­to en de­tri­men­to de los ciu­da­da­nos y de los usua­rios del trans­por­te pe­sa­do. Pa­ra so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, se han im­ple­men­ta­do di­ver­sas res­tric­cio­nes a la cir­cu­la­ción del trans­por­te pe­sa­do, co­mo los ho­ra­rios de cir­cu­la­ción.

Es­tas res­tric­cio­nes ocu­rren des­de ha­ce 16 años. El más re­cien­te fue es­ta­ble­ci­do en no­viem­bre pa­sa­do y su­ma en to­tal ocho ho­ras y me­dia, me­di­da que no fue bien re­ci­bi­da por los pilotos, los cua­les blo­quea­ron puer­tos y adua­nas del país du­ran­te ocho días, lo cual ge­ne­ró cuan­tio­sas pér­di­das.

Sin em­bar­go, es­tas me­di­das no lo­gra­ron cum­plir con el ob­je­ti­vo que les da ori­gen, des­afor­tu­na­da­men­te la si­tua­ción no me­jo­ra­rá has­ta que se bus­quen so­lu­cio­nes in­te­gra­les que ata­quen y ter­mi­nen con el pro­ble­ma des­de la raíz.

En la me­di­da en que el país in­cre­men­ta su pro­duc­ción y con es­to su par­ti­ci­pa­ción en el co­mer­cio in­ter­na­cio­nal, de­be­ría in­ver­tir en el desa­rro­llo de su in­fraes­truc­tu­ra, ya que de no ha­cer­lo se­rá una li­mi­tan­te pa­ra el desa­rro­llo y com­pe­ti­ti­vi­dad.

His­tó­ri­ca­men­te el co­mer­cio in­ter­na­cio­nal de Gua­te­ma­la, se ha in­cre­men­ta­do al 60% en los úl­ti­mos sie­te años, lo que in­di­ca que la in­fraes­truc­tu­ra pro­duc­ti­va de­be­ría se­guir una pro­yec­ción si­mi­lar pa­ra no cons­ti­tuir­se en un obs­tácu­lo que li­mi­te y per­ju­di­que la com­pe­ti­ti­vi­dad.

Por otro la­do, las ca­rre­te­ras de se­gun­do y ter­cer or­den, co­nec­tan las áreas de pro­duc­ción en el in­te­rior del país con las de pri­mer or­den. Es im­por­tan­te in­ver­tir en ellas y man­te­ner­las en buen es­ta­do pa­ra que los pro­duc­to­res agrí­co­las en­tre­guen su pro­duc­to en me­nos tiem­po, con ma­yor ca­li­dad y ba­jar cos­tos del tras­la­do.

Las ca­rre­te­ras de pri­mer or­den y ciu­da­des, co­nec­tan ciu­da­des, puer­tos y fron­te­ras, bus­can una al­ta ro­ta­ción de ac­ti­vos, de ma­ne­ra que el trans­por­te re­quie­ra me­nos tiem­po po­si­ble, dis­mi­nu­yen cos­tos lo­gís­ti­cos, bus­can op­ti­mi­zar dis­tan­cias re­co­rri­das y evi­tar efec­tos ne­ga­ti­vos en la ca­li­dad del pro­duc­to por su tras­la­do, al­gu­nas li­mi­tan­tes, co­mo los tú­mu­los en po­bla­cio­nes, po­nen en ries­go to­do lo an­te­rior.

Ade­más los puer­tos de­ben ser to­ma­dos co­mo he­rra­mien­tas de com­pe­ti­ti­vi­dad y no co­mo uni­da­des de ne­go­cio pa­ra pro­veer de re­cur­sos al Es­ta­do.

Los puer­tos mo­vi­li­zan la car­ga de ex­por­ta­ción e im­por­ta­ción del país, de­be te­ner­se siem­pre en cuen­ta la pro­yec­ción del cre­ci­mien­to ne­ce­sa­rio pa­ra man­te­ner efi­cien­cia y ser­vi­cio en el tiem­po. A es­ta pla­ni­fi­ca­ción se le lla­ma “pla­nes maes­tros” y bus­can es­ta­ble­cer con cla­ri­dad as­pec­tos ne­ce­sa­rios en que el puer­to de­be in­ver­tir en la in­fraes­truc­tu­ra pa­ra ser sos­te­ni­ble y es­tar en per­fec­to fun­cio­na­mien­to.

La in­fraes­truc­tu­ra no es lo úni­co que in­ci­de en la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to de la agroin­dus­tria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.