Aco­pian en­va­ses pe­li­gro­sos

El Pro­gra­ma Cam­po Lim­pio ha re­cu­pe­ra­do y pro­ce­sa­do 1.4 mi­llo­nes de re­ci­pien­tes de agro­quí­mi­cos.

Productor Agropecuario - - CONSERVACIÓN -

En una bo­de­ga ubi­ca­da en Ti­pi­ta­pa, mu­ni­ci­pio de Ma­na­gua, don Ju­lio Pérez con sus bo­tas de hu­le, sus guan­tes y su mas­ca­ri­lla de pro­tec­ción, se­lec­cio­na una serie de bo­te­llas que lle­gan en unos enor­mes sa­cos. Él se en­car­ga de ve­ri­fi­car que cada uno de es­tos en­va­ses cum­pla con los re­qui­si­tos bá­si­cos del tri­ple la­va­do y si es así con­ti­núa con el pro­ce­so en el aco­pio. Es­te cen­tro es par­te del pro­gra­ma Cam­po Lim­pio de la Aso­cia­ción Ni­ca­ra­güen­se de For­mu­la­do­res y Dis­tri­bui­do­res de Agro­quí­mi­cos (Ani­fo­da).

Desde el año 2007, Ani­fo­da se ha en­car­ga­do de inau­gu­rar cua­tro cen­tros de aco­pio de en­va­ses va­cíos de agro­quí­mi­cos. El pri­me­ro abrió sus puer­tas en Chi­na­de­ga, des­pués en León, Ti­pi­ta­pa y el re­cién inau­gu­ra­do Plaguicidas, Sus­tan­cias Tó­xi­cas Pe­li­gro­sas y Otras Si­mi­la­res) y am­pa­ra­dos ba­jo la Re­so­lu­ción Mi­nis­te­rial del Ma­re­na 002-2008.

“Co­mo par­te de la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial no­so­tros te­ne­mos que bus­car una so­lu­ción am­bien­tal a los re­si­duos só­li­dos que se ge­ne­ran de las ven­tas o del uso de los agro­quí­mi­cos, en es­te ca­so son de los en­va­ses va­cíos, sean bol­sas, sa­cos o sean los en­va­ses de plás­ti­co, es­to res­pon­de al com­pro­mi­so que exis­te con la pro­tec­ción del me­dio am­bien­te, con la sa­lud de agri­cul­to­res y so­bre to­do al cumplimiento del có­di­go in­ter­na­cio­nal, de la con­duc­ta de la FAO”, reite­ra Ri­vas.

Tri­ple la­va­do

El Pro­gra­ma Cam­po Lim­pio ha re­cu­pe­ra­do y pro­ce­sa­do 1.4 mi­llo­nes de en­va­ses va­cíos de agro­quí­mi­cos, que equi­va­len a 7.189 pa­cas y su­man unos 314. 400 ki­lo­gra­mos de plás­ti­co re­ci­cla­do.

Una vez que las bo­te­llas o en­va­ses es­tán en los cen­tros de aco­pio, los ope­ra­rios en­tre­gan a los pro­duc­to­res en Ni­ca­ra­gua, un do­cu­men­to cer­ti­fi­can­do las Bue­nas Prác­ti­cas Agrí­co­las con los desechos plás­ti­cos.

Tam­bién los ope­ra­rios se en­car­gan de se­lec­cio­nar los en­va­ses por co­lor y des­pués de eso los trans­for­man en ca­pas com­pac­ta­das “pa­ra ase­gu­rar­se que no sean re­uti­li­za­dos”. El re­ci­cla­dor fi­nal ha­ce por úl­ti­mo el pro­ce­so de “chi­pea­do” del plás­ti­co pa­ra con­ver­tir­lo en “pe­pi­tas” y ex­por­tar­lo a paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos, quie­nes re­uti­li­zan es­te plás­ti­co pa­ra ha­cer pro­duc­tos co­mo es­co­bas, co­ni­tos, in­clu­so las ta­pas pa­ra los man­jo­les. Otro paí­ses que com­pran es­tos pro­duc­tos son Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na.

El im­pac­to de es­te pro­yec­to ha si­do tal, que en el año 2016, los pro­duc­to­res de hor­ta­li­zas de la zo­na de Ji­no­te­ga so­li­ci­ta­ron te­ner su pro­pio cen­tro de aco­pio en la zo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.