Ex­plo­tar el po­ten­cial me­dian­te agro­par­ques

La ex­pe­rien­cia de es­tas uni­da­des pro­duc­ti­vas ha du­pli­ca­do la ex­por­ta­ción de mu­chos ru­bros en otros mer­ca­dos. Se bus­ca re­pli­car­los en la re­gión.

Productor Agropecuario - - INNOVACIÓN -

El desa­rro­llo del sec­tor agrí­co­la aún es una cuen­ta pen­dien­te que los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos de­ben sal­dar pa­ra in­cen­ti­var el cre­ci­mien­to y di­na­mi­zar la eco­no­mía ru­ral, por eso se es­tán re­gis­tran­do pe­que­ños avan­ces en la ins­ta­la­ción de uni­da­des de pro­duc­ción de­no­mi­na­das agro­par­ques.

Los agro­par­ques son un ti­po de zo­na fran­ca con to­dos los be­ne­fi­cios que eso con­lle­va, pe­ro su ma­te­ria pri­ma es to­do lo que el agro ge­ne­ra, tam­bién se con­ci­ben co­mo mo­de­los agrí­co­la y de ne­go­cios que bus­can una pro­duc­ción ho­mo­gé­nea en la ca­li­dad de dis­tin­tos cul­ti­vos, y que lo­gran pro­du­cir vo­lú­me­nes ade­cua­do pa­ra su co­mer­cia­li­za­ción en óp­ti­mas con­di­cio­nes.

En es­tos es­pa­cios, los pro­duc­to­res o em­pre­sas agrí­co­las po­drían be­ne­fi­ciar­se de la lo­gís­ti­ca y de las tec­no­lo­gías. Tam- bién pue­den com­par­tir y op­ti­mi­zar ser­vi­cios bá­si­cos co­mo la ener­gía eléc­tri­ca, el agua pa­ra el rie­go y pro­ce­sa­mien­to de desechos pa­ra pro­du­cir a me­nor cos­to.

Las ex­pe­rien­cias en na­cio­nes co­mo Mé­xi­co dan fe que los agro­par­ques pue­den ex­plo­tar el po­ten­cial agrí­co­las de las na­cio­nes, in­cre­men­tar la pro­duc­ción y lo­grar el an­he­la­do va­lor agre­ga­do que bus­can los pro­duc­to­res.

En el ca­so me­xi­cano, se ha lo­gra­do su éxi­to de la mano de las in­ver­sio­nes pú­bli­co- pri­va­das, a me­dia­dos del año an­te­rior, cuán­do el go­bierno ca­na­li­zó unos US$44 mi­llo­nes en ava­lua­ción de pro­yec­tos y cons­truc­ción de agro­par­ques en zo­nas co­mo Ve­ra­cruz, Mo­re­los, Mi­choa­cán y Du­ran­go.

El te­ma se ha ba­ra­ja­do en la re­gión, Ni­ca­ra­gua por ejem­plo, ex­plo­ra el te­ma y se pre­pa­ra de la mano de la Aso­cia­ción de Pro­duc­to­res y Ex­por­ta­do­res de Ni­ca­ra­gua (APEN), que con­si­de­ra que es­tos pro­yec­tos po­drían trans­for­mar ra­di­cal­men­te la si­tua­ción del país y por ello tra­ba­jan des­de aho­ra con sec­to­res en­fo­ca­dos en el for­ta­le­ci­mien­to de las ca­de­nas de va­lor. En en­fo­que tam­bién es pro­mo­ver la for­ma­ción de pro­duc­to­res-ex­por­ta­do­res pa­ra que pue­dan ha­cer lle­gar sus pro­duc­tos a mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les y cum­plan con los re­que­ri­mien­tos y cer­ti­fi­ca­cio­nes de con­su­mi­do­res más exi­gen­tes.

En paí­ses co­mo en Hon­du­ras se bus­ca pro­mo­ver es­te ti­po de uni­da­des de pro­duc­ción y pa­ra lo­grar­lo han de­fi­ni­do es­tra­te­gias pa­ra la trans­for­ma­ción del sec­tor agrí­co­la orien­ta­das a par­tir de la agri­cul­tu­ra pro­te­gi­da, es así que las au­to­ri­da­des han co­lo­ca­do la pri­me­ra pie­dra pa­ra co­men­zar uno de es­tos pro­yec­tos. Sin em­bar­go no hay avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos.

Te­ma de pri­va­dos

Pa­ra el mi­nis­tro de la Se­cre­ta­ría de Agri­cul­tu­ra y Ga­na­de­ría, Ja­co­bo Paz, los agro par­ques son una al­ter­na­ti­va pa­ra el desa­rro­llo del cam­po, por­que se re­quie­re que los pro­duc­tos pri­ma­rios pue­dan te­ner va­lor agre­ga­do, sin em­bar­go, lo ca­ta­lo­gó co­mo un te­ma más pri­va­do que pú­bli­co.

“No­so­tros co­mo sec­tor pú­bli­co so­lo po­de­mos apo­yar y dar fi­nan­cia­mien­to y dar­les a pro­duc­to­res las fa­ci­li­da­des, por ejem­plo, el día que se mon­te en al­gún si­tio, es­ta­ría­mos en la me­jor dis­po­si­ción de es­ta­ble­cer una ofi­ci­na de sa­ni­dad, o un la­bo­ra­to­rio pa­ra dar­le se­gui­mien­to a los te­mas de ino­cui­dad y es­tar se­gu­ros que lo que sal­ga de allí, cum­pla con los re­qui­si­tos que el mer­ca­do re­quie­ra”, opi­nó Paz.

El mi­nis­tro hi­zo hin­ca­pié en que es­tos pro­yec­tos son una al­ter­na­ti­va pa­ra el desa­rro­llo del cam­po, y reite­ró la par­ti­ci­pa­ción pri­va­da co­mo fun­da­men­tal.

En Mé­xi­co él éxi­to tan­gi­ble pre­ci­sa­men­te se ob­tu­vo me­dian­te el im­pul­so de pro­yec­tos pri­va­dos orien­ta­dos a la in­dus­tria pe­cua­ria, por ejem­plo, el agro­par­que In­te­gra­do­ra Su­kar­ne Lu­ce­ro que abrió el año an­te­rior tras una in­ver­sión de 10.000 mi­llo­nes de pe­sos (US$526 mi­llo­nes), fue di­se­ña­do pa­ra 800.000 ca­be­zas de ga­na­do y tie­nen pla­nea­do pro­du­cir 240.000 to­ne­la­das de car­ne.

Gran­des be­ne­fi­cios

El in­ge­nie­ro Ger­man Pé­rez, ex vi­ce­pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio e In­dus­trias de Cor­tés e in­te­gran­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de In­dus­tria­les (ANDI), ma­ni­fies­ta que la en­ti­dad de la cual es miem­bro, tie­ne seis años de es­tar im­pul­san­do el te­ma de los agro­par­ques en Hon­du­ras. “Son par­ques muy pa­re­ci­dos a un par­que in­dus­trial de ma­qui­la, pe­ro bá­si­ca­men­te, lo que ha­ce es brin­dar ser­vi­cios de lo­gís­ti­ca y em­pa­que a los pro­duc­to­res, pe­ro además, ofre­cen los ser­vi­cios de ca­li­dad pa­ra que és­tos lo­gren ex­por­ta­cio­nes”, se­ña­ló.

En Hon­du­ras, el go­bierno está lle­van­do ade­lan­te un pro­yec­to pa­ra crear el pri­mer agro­par­que en La Cam­pa, Lem­pi­ra, el cual se­ría el pri­me­ro en Cen­troa­mé­ri­ca. Sus pro­pul­so­res se­ña­la­ron, en su mo­men­to, que, con la cons­truc­ción de es­te pro­yec­to, se pre­veía cap­tar cer­ca de 3,6 mi­llo­nes de dó­la­res en di­vi­sas por el en­vío de los pri­me­ros 90 con­te­ne­do­res en el se­gun­do pe­río­do de 2015. Ese mo­vi­mien­to, nun­ca se ge­ne­ró.

Pro­yec­cio­nes ofi­cia­les dan cuen­ta que el par­que, don­de ini­cial­men­te se cul­ti­va­ría pi­mien­to mo­rrón, con­ta­ría con mo­der­nos in­ver­na­de­ros y tec­no­lo­gía avan­za­da, un nue­vo con­cep­to de siem­bra que ven­dría a re­vo­lu­cio­nar el sec­tor agrí­co­la del país y a ge­ne­rar al­re­de­dor de 2.100 em­pleos en­tre di­rec­tos e in­di­rec­tos. La in­ver­sión to­tal del par­que, cu­ya pri­me­ra pie­dra fue co­lo­ca­da en 2014 por el pre­si­den­te Juan Or­lan­do Hernández, al­can­za los US$100 mi­llo­nes de dó­la­res.

Pe­ro el in­ge­nie­ro Ger­mán Pé­rez, di­sien­te con la pers­pec­ti­va del pre­si­den­te con un en­fo­que me­nos so­ña­dor. “Con el agro par­que de La Cam­pa, no se cual se­ría el en­fo­que, des­co­noz­co y no he vuel­to a es­cu­char más so­bre eso, creo que fue un pro­yec­to me­diá­ti­co del go­bierno”, la­men­tó.

El agroin­dus­trial con­si­de­ró que los agro par­ques fun­cio­na­rían a me­nos que los ubi­quen en las Zo­nas Li­bres. “Si los po­nen fue­ra tie­nen que dar­les un in­cen­ti­vo fis­cal que les per­mi­ta re­cu­pe­rar su in­ver­sio­nes y, en es­te mo­men­to, el go­bierno está in­cen­ti­van­do la in­ver­sión ex­tran­je­ra, y no la lo­cal”, re­se­ñó.

En los agro­par­ques, la tec­no­lo­gía e in­no­va­ción son fun­da­men­ta­les pa­ra el éxi­to, con un mo­de­lo in­clu­si­vo que po­ten­cia­ría la abun­dan­cia del re­cur­so hu­mano en el agro, pe­ro además, po­dría trans­fe­rir co­no­ci­mien­to a pro­duc­to­res y a pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas, fa­ci­li­tan­do, de esa for­ma, la in­ser­ción de los par­ti­ci­pan­tes a lo lar­go de las ca­de­nas de va­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.