Agronegocios

El TLC en­tre Cen­troa­mé­ri­ca y Co­rea del Sur in­tro­du­ce oportunidades y re­tos pa­ra los pro­duc­to­res de la re­gión, ¿es­tán pre­pa­ra­dos?

Productor Agropecuario - - CONTENIDO - ‘” ƒ“—‡Ž ”ƒ––‹ Ȁ”ƒ“—‡ŽǤˆ”ƒ––‹̷‰”—’‘…‡”…ƒǤ…‘

Apar­tir del 30 de ju­nio del 2017 las prin­ci­pa­les ex­por­ta­cio­nes agrí­co­las, agroin­dus­tria­les e in­dus­tria­les cen­troa­me­ri­ca­nas co­men­za­rán a ac­ce­der al mer­ca­do co­reano.las ne­go­cia­cio­nes, que ini­cia­ron en ju­nio de 2015, fi­na­li­za­ron en no­viem­bre pa­sa­do en Managua, Nicaragua. La fir­ma del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio (TLC) se lle­va­rá a ca­bo en ju­nio pró­xi­mo en Seúl, Co­rea.

Co­rea del Sur y cin­co paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos (Nicaragua, El Sal­va­dor, Hon­du­ras, Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má) acor­da­ron eli­mi­nar, en un pla­zo de diez años des­pués de que el acuer­do en­tre en vi­gor, los aran­ce­les al 95% de los pro­duc­tos fa­bri­ca­dos por ca­da país. Los ca­pí­tu­los re­fe­ri­dos Gua­te­ma­la fue­ron re­ti­ra­dos de los tex­tos del acuer­do co­mer­cial ne­go­cia­do, pues es­te país re­cha­zó fir­mar el acuer­do en ju­nio pró­xi­mo y ne­go­cia por se­pa­ra­do del blo­que cen­troa­me­ri­cano.

Co­rea del Sur y Cen­troa­mé­ri­ca han am­plia­do sus in­ter­cam­bios co­mer­cia­les a un rit­mo pro­me­dio de 16 % anual en los úl­ti­mos 20 años, se­gún los da­tos de Caf-ban­co de Desa­rro­llo de Amé­ri­ca La­ti­na.

Sa­tis­fac­ción ti­ca a me­dias

Cos­ta Ri­ca ocu­pa el pues­to N° 80 co­mo im­por­ta­dor de pro­duc­tos de Co­rea del Sur, mien­tras que el país asiá­ti­co es el des­tino N° 24 de sus ex­por­ta­cio­nes. Se­gún la Pro­mo­to­ra de Co­mer­cio Ex­te­rior (Pro­co­mer), el 70% de los pro­duc­tos agroa­li­men­ta­rios que con­su­me Co­rea del Sur es im­por­ta­do.

“El sec­tor agro­pe­cua­rio vio es­te tra­ta­do con bue­nos ojos, es­pe­cial­men­te pa­ra aque­llos pro­duc­tos o ac­ti­vi­da­des de ex­por­ta­ción, co­mo la pi­ña, ba­nano, me­lón, pa­pa­ya, yu­ca y car­ne; que te­nían mu­cho in­te­rés en es­te mer­ca­do, que vie­ne a com­ple­men­tar el de Chi­na. La ma­yo­ría de los pro­duc­tos agro­pe­cua­rios cos­ta­rri­cen­ses no se pro­du­cen en Co­rea, por lo cual po­dre­mos te­ner un buen in­gre­so al ac­ce­der a es­te mer­ca­do”, opi­nó Mar­tín Cal­de­rón Cha­ves, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Agri­cul­tu­ra y Agroin­dus­tria de Cos­ta Ri­ca (CNAA).

Pe­ro la CNAA la­men­tó que el sec­tor agro­pe­cua­rio no cuen­te con un ac­ce­so in­me­dia­to y sin aran­ce­les, co­mo ha­bían so­li­ci­ta­do a las au­to­ri­da­des cos­ta­rri­cen­ses en las ne­go­cia­cio­nes, por lo cual se ten­drá un tra­ta­do fir­ma­do pe­ro po­drá ser apro­ve­cha­do al má­xi­mo has­ta den­tro de unos años. “La­men­ta­ble­men­te la ne­go­cia­ción no que­dó co­mo el sec­tor hu­bie­ra que­ri­do, por­que otro sec­tor, el in­dus­trial, pi­dió ex­clu­sio­nes. Ellos que­rían que to­do que­da­ra ex­clui­do, to­das sus par­ti­das, que no se ne­go­cia­ra na­da, en­ton­ces Co­rea se pa­ró tam­bién en raya y no dio ac­ce­so in­me­dia­to a mu­chos de los pro­duc­tos agro­pe­cua­rios que Cos­ta Ri­ca hu­bie­ra que­ri­do que en­tra­ran in­me­dia­ta­men­te y nos pu­sie­ron ta­sas de in­gre­so. El ba­nano de­be­rá es­pe­rar cin­co años , la pi­ña, el man­go y la pa­pa­ya, sie­te y en 10 años fue el pla­zo es­ta­ble­ci­do pa­ra el me­lón y la car­ne de cer­do; mien­tras que la car­ne bo­vi­na a in­gre­sa­rá sin aran­ce­les den­tro de 19 años. Por más que hu­bié­ra­mos que­ri­do el ac­ce­so in­me­dia­to, no se pu­do”, la­men­tó Cal­de­rón.

En­tre otras des­ven­ta­jas, el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la CNAA men­cio­nó la lo­gís­ti­ca pa­ra lle­var a Asia pro­duc­tos fres­cos y la bu­ro­cra­cia, pues es po­co pro­ba­ble que la Asam­blea Le­gis­la­ti­va aprue­be el TLC es­te año.

En 2016 Gua­te­ma­la im­por­tó de Co­rea del Sur bie­nes por US $321,26 mi­llo­nes y ex­por­tó por US $123,29 mi­llo­nes. El TLC fue ini­cia­li­za­do en Cos­ta Ri­ca sin la par­ti­ci­pa­ción de Gua­te­ma­la, de­bi­do a la exis­ten­cia de te­mas pen­dien­tes. En for­ma bi­la­te­ral, Gua­te­ma­la y Co­rea con­ti­núan las ne­go­cia­cio­nes pa­ra al­can­zar un acuer­do que per­mi­ta es­ta­ble­cer un TLC, pro­ce­so que ya han fi­na­li­za­do el res­to de paí­ses de la re­gión.

“Gua­te­ma­la es una eco­no­mía pe­que­ña y abier­ta, te­ne­mos más de 14 acuer­dos co­mer­cia­les vi­gen­tes, pe­ro de­be­mos ser cau­tos en lo que ne­go­cia­mos, pa­ra de­fen­der los in­tere­ses del país y ni­ve­lar las asi­me­trías que te­ne­mos con una eco­no­mía co­mo la co­rea­na”, in­di­có el vi­ce­mi­nis­tro de In­te­gra­ción y Co­mer­cio Ex­te­rior, Enrique Lacs. “No es la pri­me­ra vez que Gua­te­ma­la to­ma la de­ci­sión de pro­lon­gar un pro­ce­so de ne­go­cia­ción cuan­do no se ha al­can­za­do un ba­lan­ce ade­cua­do. El TLC con los paí­ses de la Aso­cia­ción Eu­ro­pea de Li­bre Co­mer­cio (EFTA) es un ejem­plo”, agre­gó Lacs.

Ros­mery Lu­na de Al­va­ra­do, con­sul­to­ra in­ter­na­cio­nal de ABIL, S.A., in­di­có que es­te tra­ta­do es muy in­tere­san­te pa­ra el agro, en par­ti­cu­lar pa­ra pro­duc­tos co­mo el ca­fé, azú­car y ba­nano. Ac­tual­men­te Co­rea re­pre­sen­ta un 3% de las ex­por­ta­cio­nes to­ta­les del ca­fé de Gua­te­ma­la, pe­ro Asia re­pre­sen­ta más del 20%. Co­lom­bia ya fir­mó un TLC con Co­rea y ac­tual­men­te en­tra con 0% de aran­cel mien­tras que Gua­te­ma­la y el res­to de Cen­troa­mé­ri­ca de­ben tri­bu­tar el 3%.

“Hay aran­ce­les pa­ra el in­gre­so de es­tos pro­duc­tos y com­pe­ti­mos con otros paí­ses que ya han ne­go­cia­do un ac­ce­so pre­fe­ren­cial. Si no lo­gra­mos que en­tre en vi­gen­cia po­de­mos per­der oportunidades. Pe­ro el res­to de los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos ya fir­ma­ron el TLC con Co­rea y Gua­te­ma­la aún no; por lo cual si en­tra en vi­gen­cia pa­ra ellos y no pa­ra Gua­te­ma­la el sec­tor se ve­ría afec­ta­do”, se­ña­ló la ex­per­ta.

Se­gún Lu­na de Al­va­ra­do, el mer­ca­do asiá­ti­co es in­tere­san­te pa­ra Gua­te­ma­la. Los prin­ci­pa­les pro­duc­tos que ex­por­ta Co­rea del Sur son vehícu­los, equi­pos elec­tró­ni­cos y tex­ti­les. Los de Cen­troa­mé­ri­ca son ca­fé, fru­tas tro­pi­ca­les y me­ta­les.

Fanny D. Estrada, di­rec­to­ra de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les de la Aso­cia­ción Gua­te­mal­te­ca de Ex­por­ta­do­res (Agex­port), ex­pli­có que Gua­te­ma­la cuen­ta con 12 di­fe­ren­tes acuer­dos de li­bre co­mer­cio vi­gen­tes, con paí­ses que re­pre­sen­tan apro­xi­ma­da­men­te un 88% de las ex­por­ta­cio­nes to­ta­les del país. “Los TLC son he­rra­mien­tas in­dis­pen­sa­bles pa­ra au­men­tar el co­mer­cio, pues cuan­to más ágil sea el in­ter­cam­bio co­mer­cial más po­si­bi­li­da­des de com­pe­tir ten­drá Gua­te­ma­la”, afir­mo, pa­ra lue­go agre­gar que “sin du­da, los TLC bien ne­go­cia­dos y apro­ve­cha­dos ge­ne­ran el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. La ra­zón es muy sen­ci­lla: si que­re­mos te­ner una po­bla­ción ocu­pa­da, hay que in­ver­tir en la crea­ción de em­pre­sas que pro­duz­can pe­ro, co­mo es ló­gi­co, lo pro­du­ci­do hay que ven­der­lo a quie­nes me­jor pa­guen los pro­duc­tos o ser­vi­cios”.

Se­gún Estrada, el mer­ca­do co­reano sig­ni­fi­ca una opor­tu­ni­dad pa­ra que Gua­te­ma­la con­ti­núe con un pro­ce­so de di­ver­si­fi­ca­ción de los mis­mos. En las ex­por­ta­cio­nes Co­rea del Sur es el no­veno so­cio co­mer­cial del país; mien­tras el país es, des­pués de Pa­na­má, el prin­ci­pal mer­ca­do de Co­rea en la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na.

En Agex­port con­si­de­ran que lo im­por­tan­te con es­te ins­tru­men­to es ne­go­ciar­lo bien. Es ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer los pla­zos que per­mi­tan a la pro­duc­ción lo­cal te­ner el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra ser com­pe­ti­ti­va y es­tar al ni­vel de los pro­duc­tos que se im­por­tan.

Pa­ra Estrada, es im­por­tan­te tam­bién ne­go­ciar las re­glas que es­ta­blez­can de dón­de pro­ven­drán los in­su­mos pa­ra fa­bri­car los pro­duc­tos. No im­por­ta el de pla­zo pa­ra me­jo­rar lle­ga has­ta 20 años, lo im­por­tan­te es que ha­ya un pla­zo pa­ra que en al­gún mo­men­to se in­cor­po­ren al li­bre co­mer­cio.

“Ve­mos sec­to­res con mu­chas oportunidades pa­ra am­pliar el co­mer­cio bi­la­te­ral, co­mo cos­mé­ti­cos, pro­duc­tos or­gá­ni­cos, sa­lud, hi­gie­ne y cui­da­do per­so­nal, ali­men­tos y be­bi­das, me­dio am­bien­te y ser­vi­cios pa­ra el seg­men­to de tu­ris­mo con va­lor agre­ga­do. Sin ol­vi­dar que Co­rea es un im­por­tan­te com­pra­dor de pro­duc­tos co­mo azú­car, ca­fé y mi­ne­ra­les, en­tre otros. La po­si­ción de nues­tra gre­mial es que hay que es­tar den­tro de es­te tra­ta­do, pues co­mo es sa­bi­do, el res­to de Cen­troa­mé­ri­ca ya con­clu­yó su ne­go­cia­ción”, ase­gu­ró Estrada.

Pa­na­má es el so­cio más im­por­tan­te de Co­rea en la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na. Su in­ter­cam­bio co­mer­cial, in­clu­yen­do la Zo­na Li­bre de Co­lón, es de US $668,5 mi­llo­nes, por lo cual am­bos paí­ses pue­den ser be­ne­fi­cia­dos por es­te acuer­do co­mer­cial de am­plia co­ber­tu­ra que con­tri­bui­rá a re­du­cir las ba­rre­ras aran­ce­la­rias y no aran­ce­la­rias a las ac­tua­les y po­ten­cia­les ex­por­ta­cio­nes; fo­men­ta­rá la aper­tu­ra de nue­vos ni­chos de mercados en con­di­cio­nes de ma­yor se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y se­rá muy po­si­ti­vo pa­ra el desa­rro­llo lo­gís­ti­co del país, sos­tie­ne la Di­rec­ción Na­cio­nal de Ne­go­cia­cio­nes Co­mer­cia­les In­ter­na­cio­na­les del Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio e In­dus­trias (MICI).

Es­te tra­ta­do abre el ac­ce­so a im­por­tan­tes pro­duc­tos de la ofer­ta ex­por­ta­ble pa­na­me­ña, en el sec­tor agro­pe­cua­rio, el agro­pro­ce­sa­dor y el de los pro­duc­tos del mar. La car­ne bo­vi­na, los ca­ma­ro­nes con­ge­la­dos, la ha­ri­na de pes­ca­do, la pi­ña, el plá­tano, el ba­nano, las cu­cur­bi­tá­ceas, el ca­fé, el acei­te de palma y el ron; ob­tu­vie­ron no­ta­bles me­jo­ras en las con­di­cio­nes de in­gre­so al mer­ca­do co­reano.

“El tra­ta­do in­clu­ye nor­mas ju­rí­di­cas que coad­yu­va­rán a con­so­li­dar a Pa­na­má co­mo cen­tro lo­gís­ti­co de al­ma­ce­na­mien­to y dis­tri­bu­ción de mer­can­cías. El re­co­no­ci­mien­to del Cer­ti­fi­ca­do de Reex­por­ta­ción que emi­ten las au­to­ri­da­des adua­ne­ras pa­na­me­ñas lle­va a otro ni­vel las re­la­cio­nes co­mer­cia­les en­tre Co­rea y Pa­na­má”, am­plia­ron des­de la Di­rec­ción Na­cio­nal de Ne­go­cia­cio­nes Co­mer­cia­les In­ter­na­cio­na­les del MICI.

Se­gún las es­ti­ma­cio­nes de los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, Co­rea del Sur tie­ne una po­bla­ción de más de 50 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, es el país con ma­yor in­gre­so per-cá­pi­ta del mun­do y ocu­pa la quin­cea­va po­si­ción en­tre las eco­no­mías más gran­des.

Las ne­go­cia­cio­nes de pro­duc­tos se ini­cia­ron en con­jun­to con los cin­co paí­ses de Cen­troa­mé­ri­ca, pe­ro en la par­te fi­nal ca­da país la cul­mi­nó de ma­ne­ra bi­la­te­ral, con un tex­to nor­ma­ti­vo ne­go­cia­do por Cen­troa­mé­ri­ca en con­jun­to.

En­tre los in­tere­ses de la re­gión en es­ta ne­go­cia­ción es­tán las fru­tas fres­cas, las con­fi­tu­ras a ba­se de azú­car, el ta­ba­co, los pro­duc­tos del ta­ba­co, el ca­cao y sus de­ri­va­dos; ade­más de: azú­car de ca­ña, ca­fé, ron, car­ne bo­vi­na, al­gu­nos ve­ge­ta­les fresco y hor­ta­li­zas, en­tre otros.

En el ca­so de Pa­na­má, en­tre los pro­duc­tos agrí­co­las que lo­gra­ron el ac­ce­so in­me­dia­to es­tán el ron, el ca­fé, el acei­te de palma (tan­to el cru­do co­mo el re­fi­na­do) y la pas­ta de to­ma­te, en­tre otros.

Los pro­duc­tos agro­pe­cua­rios pa­na­me­ños que lo­gra­ron al­gún ti­po pre­fe­ren­cial de ac­ce­so es­tán la car­ne de bo­vino des­hue­sa­da con­ge­la­da, fres­ca o re­fri­ge­ra­da, la car­ne de la es­pe­cie por­ci­na con­ge­la­da (ja­mo­nes y pa­le­tas), la yu­ca, las fru­tas tro­pi­ca­les (pi­ña, ba­nano, san­día, me­lón, pa­pa­ya), el pro­ce­sa­do de po­llo y el azú­car cru­da y re­fi­na­da.

¿Có­mo sa­car­le pro­ve­cho al TLC con Co­rea del Sur?

Cal­de­rón Cha­ves, de la CNAA, cree que es im­por­tan­te co­no­cer su cul­tu­ra, te­ner ins­ta­la­da la ca­pa­ci­dad ne­ce­sa­ria y ge­ne­rar va­lor agre­ga­do. “Los pro­duc­to­res de­ben cum­plir con to­dos los re­qui­si­tos y pro­to­co­los sa­ni­ta­rios, las bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las y am­bien­ta­les que exi­ge es­te país y, así co­mo no­so­tros tra­ba­ja­mos y es­ta­mos en ar­mo­nía con el am­bien­te de­be­mos exi­gir que tam­bién los pro­duc­tos que nos lle­guen lo es­tén”.

Se­gún la con­sul­to­ra Ros­mery Lu­na de Al­va­ra­do, “la úni­ca for­ma de sa­car pro­ve­cho es ex­por­tan­do, es de­cir im­ple­men­tar lo ne­go­cia­do. Pe­ro es­to se­rá lue­go de que sea fir­ma­do y pos­te­rior­men­te ra­ti­fi­ca­do por el Con­gre­so”.

Estrada, de Agex­port, in­di­có que “lo pri­me­ro es fa­mi­lia­ri­zar­los con el mer­ca­do, ello re­quie­re de ca­pa­ci­ta­cio­nes, al­gu­nas de las cua­les ya se han da­do. Tam­bién de­be­mos ase­gu­rar que los pro­duc­tos cum­plan con to­dos los re­qui­si­tos del mer­ca­do des­tino y rea­li­zar una la­bor de pro­mo­ción co­mer­cial po­nien­do en con­tac­to di­rec­to a los ex­por­ta­do­res y los im­por­ta­do­res”.

Adria­na Cam­pos, es­pe­cia­lis­ta en po­lí­ti­cas y ne­go­cia­cio­nes co­mer­cia­les del Ins­ti­tu­to In­te­ra­me­ri­cano de Coope­ra­ción pa­ra la Agri­cul­tu­ra (IICA), con­si­de­ró que es fun­da­men­tal la di­fu­sión de las ven­ta­jas y los me­ca­nis­mos de apro­ve­cha­mien­to de los acuer­dos co­mer­cia­les que reali­cen el go­bierno y gran­des em­pre­sas agrí­co­las.

No to­dos los pro­duc­to­res ex­por­tan di­rec­ta­men­te, por lo que tam­bién se­ría im­por­tan­te sen­si­bi­li­zar­los so­bre la im­por­tan­cia de aso­ciar­se y or­ga­ni­zar­se pa­ra for­mar par­te de la ca­de­na de va­lor agrí­co­la. “Por ejem­plo, los pro­duc­to­res pue­den agru­par­se pa­ra con­se­guir me­jo­res con­di­cio­nes en los con­tra­tos y con­tac­tar­se con los clien­tes es­tra­té­gi­cos que ya es­tén ex­por­tan­do al mer­ca­do co­reano. En es­te sen­ti­do, el rol de las pro­mo­to­ras de co­mer­cio y las cá­ma­ras gre­mia­les pue­den ser los mo­to­res del in­ter­cam­bio”, ex­pu­so Cam­pos.

Hay que te­ner en cuen­ta que Co­rea dis­mi­nu­yó sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te su pro­duc­ción agrí­co­la y que el po­der ad­qui­si­ti­vo de su po­bla­ción au­men­tó. Prác­ti­ca­men­te el 90% de su PIB se de­ri­va del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal, por lo que es im­por­tan­te co­no­cer es­tos cam­bios y las ca­rac­te­rís­ti­cas del país pa­ra adap­tar la pro­duc­ción a los al­tos es­tán­da­res de ca­li­dad de su de­man­da.

“Ade­más de la di­ver­si­fi­ca­ción del ries­go co­mer­cial, an­te el en­torno cam­bian­te de eco­no­mía y de la po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal, los paí­ses asiá­ti­cos re­por­tan avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos en el sec­tor tec­no­ló­gi­co, lo cual pue­de ge­ne­rar la ven­ta­ja de la trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­tos en áreas que be­ne­fi­cian a la agri­cul­tu­ra co­mo, por ejem­plo: trans­por­te, ener­gía, am­bien­te, quí­mi­ca, na­no­tec­no­lo­gía y cien­cias de la vi­da,” ma­ni­fes­tó la es­pe­cia­lis­ta.

Por otro la­do, es un puen­te es­tra­té­gi­co ha­cia otras eco­no­mías asiá­ti­cas, co­mo Ja­pón, Chi­na, Sin­ga­pur y Tai­lan­dia. Se­gún Cam­pos, “el ca­so de Co­rea es par­ti­cu­lar en­tre los paí­ses de Asia Pa­cí­fi­co que pue­de dar mu­chas lec­cio­nes a los paí­ses en desa­rro­llo, co­mo los cen­troa­me­ri­ca­nos, pues so­lo en po­cas dé­ca­das pa­só de te­ner ba­jos ín­di­ces eco­nó­mi­cos y so­cia­les a ser una de las eco­no­mías más im­por­tan­tes de la re­gión”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.