La ga­lli­na cie­ga: un pe­li­gro pa­ra pro­duc­ción del ca­cao en Ni­ca­ra­gua

La pro­duc­ción y co­mer­cio de ca­cao fino y or­gá­ni­co tie­ne un mer­ca­do exi­gen­te en re­que­ri­mien­tos fi­to­sa­ni­ta­rios y am­bien­ta­les.

Productor Agropecuario - - OPINIÓN -

En Ni­ca­ra­gua el área sem­bra­da as­cien­de a 14 mil 600 hec­tá­reas, lo que re­pre­sen­ta un in­cre­men­to del 12 % en la úl­ti­ma dé­ca­da. El au­men­to ha si­do so­bre to­do en zo­nas de la Re­gión Au­tó­no­ma del Atlán­ti­co Sur (RAAS) y el cen­tro nor­te del país. Sin em­bar­go, las con­di­cio­nes pre­vias de uso de sue­los ha­cen que las plan­ta­cio­nes de ca­cao se vuel­van sus­cep­ti­bles a ser afec­ta­das por po­bla­cio­nes de pla­gas de sue­lo, prin­ci­pal­men­te Phy­llop­ha­ga sp., me­jor co­no­ci­da co­mo ga­lli­na cie­ga.

La ga­lli­na cie­ga es la pla­ga de sue­lo pre­do­mi­nan­te en di­fe­ren­tes cul­ti­vos de Cen­troa­mé­ri­ca que no so­lo afec­ta al ca­cao, sino a una gran can­ti­dad de cul­ti­vos de di­fe­ren­tes fa­mi­lias bo­tá­ni­cas. Los da­ños cau­sa­dos va­rían en­tre 10 y has­ta 100% de las plan­ta­cio­nes y cau­sa­do al ali­men­tar­se ac­ti­va­men­te de las raí­ces. Ade­más pro­vo­ca da­ños se­cun­da­rios al ali­men­tar­se par­cial­men­te y las he­ri­das pro­vo­ca­das son una vía de in­tro­duc­ción a pa­tó­ge­nos del sue­lo co­mo bac­te­rias y hongos.

A la fe­cha, no exis­te re­gis­tro de va­rie­da­des de ca­cao to­le­ran­te al ata­que de la ga­lli­na cie­ga y las al­ter­na­ti­vas de ma­ne­jo han si­do la apli­ca­ción de quí­mi­cos sin­té­ti­cos, cu­yos efec­tos re­si­dua­les en los sue­los y cul­ti­vos no son com­pa­ti­bles con los re­que­ri­mien­tos fi­to­sa­ni­ta­rios es­ta­ble­ci­dos por las agencias cer­ti­fi­ca­do­ras. Es por ello que exis­te la ne­ce­si­dad real de pro­mo­ver el co­no­ci­mien­to so­bre su di­ná­mi­ca po­bla­cio­nal, di­ver­si­dad de es­pe­cies, ci­clos de vi­da, mo­dos de ali­men­ta­ción, ni­ve­les de da­ños y es­tra­te­gias de ma­ne­jo.

La ga­lli­na cie­ga es una pla­ga que tie­ne há­bi­tos pre­de­ci­bles. En Ni­ca­ra­gua, exis­ten iden­ti­fi­ca­das más de 20 es­pe­cies de ga­lli­na cie­ga, las cua­les pre­sen­tan dos ti­pos de ci­clos: anual y bi­a­nual. Las es­pe­cies bi­a­nua­les se ca­rac­te­ri­zan por pro­vo­car da­ños en las plan­ta­cio­nes en la épo­ca de siem­bra de pri­me­ra, en­tre los me­ses de ma­yo y agosto. Las es­pe­cies anua­les lo ha­cen en la épo­ca de pos­tre­ra, en­tre sep­tiem­bre y di­ciem­bre. La con­ver­gen­cia po­bla­cio­nal de es­pe­cies con am­bos com­por­ta­mien­tos pue­de ge­ne­rar da­ños en pe­rio­dos de tiem­po pro­lon­ga­dos, es de­cir tan­to en pri­me­ra co­mo en pos­tre­ra.

El sis­te­ma de mues­treo en cam­po pa­ra áreas ex­ten­si­vas re­quie­re zo­ni­fi­car las áreas productivas pa­ra re­gis­trar ni­ve­les po­bla­cio­na­les di­fe­ren­cia­dos y con ello de­fi­nir es­tra­te­gias es­pe­cí­fi­cas. El mues­treo de­be ini­ciar an­tes del es­ta­ble­ci­mien­to de las plan­tas de ca­cao.

De ca­da lo­te se se­lec­cio­nan 10 pun­tos (en pos­tu­ras de cul­ti­vos y en ca­lle) to­dos es­co­gi­dos al azar y con dis­tri­bu­ción re­pre­sen­ta­ti­va. De ca­da pun­to de mues­treo se­lec­cio­na­do se sa­ca la tie­rra del ho­yo de un pie cua­dra­do, se to­man los gu­sa­nos en­con­tra­dos evi­tan­do to­mar las lar­vas di­rec­ta­men­te con la mano da­do que es­to las mal­tra­ta. Las lar­vas mal­tra­ta­das se tor­nan os­cu­ras en 24 ho­ras y es­to di­fi­cul­ta el re­co­no­ci­mien­to de las es­truc­tu­ras a ve­ri­fi­car.

La es­tra­te­gia de ma­ne­jo sos­te­ni­ble su­ge­ri­da re­quie­re ca­te­go­ri­za­ción de lo­tes por ni­ve­les po­bla­cio­na­les de lar­vas pre­sen­tes en el úl­ti­mo mues­treo rea­li­za­do. Es­ta ca­te­go­ri­za­ción es a ba­se de co­lo­res (semáforo) los cua­les in­di­can el ni­vel se­ve­ri­dad del da­ño pre­sen­te en ca­da lo­te o plan­ta­ción. Los co­lo­res in­di­ca­ti­vos son ro­jo (ni­vel más al­to), ama­ri­llo (ni­vel in­ter­me­dio) y ver­de (ni­vel más ba­jo). Se va­lo­ran cua­tro cri­te­rios si­mul­tá­neos (con­di­ción de ta­llo, fo­liar, ra­di­cu­lar y ni­vel po­bla­cio­nal) en tres ca­te­go­rías di­fe­ren­tes (da­ño ini­cial, da­ño in­ter­me­dio y da­ño irre­ver­si­ble).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.