AGRO­NE­GO­CIOS

PE­QUE­ÑAS EM­PRE­SAS NOS ACON­SE­JAN PA­RA EX­POR­TAR

Productor Agropecuario - - CONTENIDO - ¿ Por Bo­ris Rios / bo­ris.rios@gru­po­cer­ca.com No hay va­ri­tas má­gi­cas pe­ro sí in­no­va­ción, no hay pó­ci­mas em­bru­ja­das pe­ro sí va­lor agre­ga­do. Las Py­mes cen­troa­me­ri­ca­nas bus­can con­quis­tar a los gran­des mer­ca­dos con pro­duc­tos in­no­va­do­res que los he­chi­cen.

Sa­bía us­ted que Pe­rú se en­cuen­tra en­tre los diez pri­me­ros paí­ses pro­vee­do­res de ali­men­tos en el mun­do?. Es­te país se ha con­ver­ti­do en el prin­ci­pal ex­por­ta­dor a ni­vel mun­dial de es­pá­rra­gos pe­rua­nos, lo que fue po­si­ble gra­cias a un gru­po de pro­duc­to­res que se or­ga­ni­za­ron pa­ra crear un ru­bro efi­cien­te, pro­duc­ti­vo y com­pe­ti­ti­vo a ni­vel mun­dial.

De acuer­do con la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y Agri­cul­tu­ra (FAO), si bien las em­pre­sas agrí­co­las pe­que­ñas y me­dia­nas dan pa­sos ex­tra­or­di­na­rios, en con­so­nan­cia con sus recursos y com­pe­ten­cias, pa­ra com­pe­tir con las gran­des, hay un lí­mi­te en lo que pue­den ha­cer por su cuen­ta pa­ra man­te­ner la com­pe­ti­ti­vi­dad. Tal vez, in­vo­lun­ta­ria­men­te, las po­lí­ti­cas, los cos­tos y los re­gla­men­tos co­mer­cia­les les si­túan en des­ven­ta­ja con res­pec­to a las gran­des em­pre­sas y los mi­no­ris­tas con­so­li­da­dos.

Se de­be par­tir de la pre­mi­sa que pa­ra ser exi­to­sas en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les las pe­que­ñas em­pre­sas agro no tra­di­cio­na­les de­be­rán te­ner sus ob­je­ti­vos cla­ros y una es­tra­te­gia de­fi­ni­da.

La ca­li­dad, du­ra­bi­li­dad, uni­for­mi­dad, ta­ma­ño, vo­lu­men de pro­duc­ción y fre­cuen­cia de en­tre­ga del pro­duc­to, son con­di­cio­nes pa­ra ex­por­tar.

En opi­nión de Jo­sé Aní­bal Rin­cón, je­fe de la Uni­dad de Agro­ne­go­cios del Mi­nis­te­rio de De­sa­rro­llo Agro­pe­cua­rio (MI­DA), to­do de­pen­de­rá del mer­ca­do al que se quie­ren di­ri­gir los pro­duc­tos. “Las em­pre­sas que quie­ren in­cur­sio­nar en la in­dus­tria de agro no tra­di­cio­na­les de­ben com­pren­der que el mer­ca­do me­ta es quien les da­rán las di­rec­tri­ces por dón­de mo­ver­se”, di­jo.

Ha que­da­do de­mos­tra­do que las em­pre­sas que ofre­cen un pro­duc­to di­fe­ren­cia­do y con un va­lor agre­ga­do o tec­no­lo­gía y eco­no­mía de es­ca­la en sus pro­ce­sos pro­duc­ti­vos (bus­car la dis­mi­nu­ción de cos­tos), se­rán las que ten­gan ma­yor opor­tu­ni­dad de éxi­to en sus ne­go­cios; siem­pre y cuan­do sea lo que el mer­ca­do les es­té exi­gien­do.

La in­ge­nie­ra Ana­leidys Chen, pre­si­den­ta de Gre­mial de Agroex­por­ta­do­res No Tra­di­cio­na­les de Pa­na­má (Gan­trap), tras su ex­pe­rien­cia en su em­pre­sa, con­si­de­ra que ne­go­cios de ti­po fa­mi­liar, que siem­bra su pro­duc­to y lo ex­por­tan, tie­nen gran­des ven­ta­jas pa­ra com­pe­tir en el ex­tran­je­ro. “Cuan­do exis­te un gru­po gran­de de pro­duc­to­res es mas di­fí­cil por­que son mu­chas men­tes pen­san­tes y ca­da uno quie­re que su pro­duc­to cla­si­fi­que y te­ner el me­nos re­cha­zo po­si­ble”, aña­dió.

En Pa­na­má, al­gu­nos de los pro­duc­tos agro no tra­di­cio­na­les que se es­tán ex­por­tan­do son prin­ci­pal­men­te: san­día, pi­ña, me­lón, za­pa­llo, pa­pa­ya y des­de ha­ce po­co tiem­po el man­go. To­das es­tas fru­tas son muy re­que­ri­das por mer­ca­dos que no las pro­du­cen o las pro­du­cen muy po­co en cor­tos pe­río­dos del año. Mer­ca­dos co­mo el eu­ro­peo, Es­ta­dos Uni­dos, Me­dio Orien­te y has­ta mer­ca­dos no tan co­mu­nes co­mo las Is­las del Ca­ri­be po­seen una al­ta de­man­da de es­tos pro­duc­tos.

No obs­tan­te, se­gui­rán sien­do cón­so­nos en la me­di­da que se si­gan ex­por­tan­do en los momentos ade­cua­dos, en las ca­li­da­des re­que­ri­das y con las for­ma­li­da­des que co­rres­pon­dan.

Des­ven­ta­jas

Al­gu­nos de los prin­ci­pa­les desafíos a los que se en­fren­tan es­tás Py­mes in­vo­lu­cran pro­gra­mas del Es­ta­do pa­ra es­te ti­po de ac­ti­vi­dad que no lle­gan en el mo­men­to opor­tuno, au­na­do a ello los al­tos cos­tos del fle­te ma­rí­ti­mo. Por otro la­do, en los úl­ti­mos años la mano de obra ha ido en dis­mi­nu­ción, por tal ra­zón las em­pre­sas se ven obli­ga­das a ir en­tre­nan­do per­so­nal nue­vo, cu­ya eta­pa de en­sa­yo y error les re­sul­ta cos­to­so pa­ra la ac­ti­vi­dad.

Es im­por­tan­te que los paí­ses cuen­ten con una cultura em­pren­de­do­ra de ne­go­cios que va­ya li­ga­da a la pla­ni­fi­ca­ción fi­nan­cie­ra de la pro­duc­ción pro­pia.

“Las con­di­cio­nes pa­ra la ex­por­ta­ción de un pro­duc­to se fun­da­men­tan en la ca­li­dad, du­ra­bi­li­dad, uni­for­mi­dad, ta­ma­ño, vo­lu­men de pro­duc­ción y fre­cuen­cia de en­tre­ga del pro­duc­to. Des­afor­tu­na­da­men­te, las py­mes en­fren­tan pro­ble­mas de po­der so­bre la ofer­ta, ya que al ser tan pe­que­ñas, se en­cuen­tran en un mer­ca­do ato­mi­za­do don­de una por sí so­la no pue­de influir en el pre­cio que se tran­zan y en oca­sio­nes ha­cen pro­yec­cio­nes que an­te la caí­da del pre­cio, re­per­cu­ten di­rec­ta­men­te so­bre sus pro­vee­do­res”, agre­gó Rin­cón.

De igual for­ma, la ga­ran­tía de la con­ti­nui­dad y fre­cuen­cia de en­tre­ga, es un fac­tor cla­ve pa­ra lo­grar ex­por­ta­cio­nes exi­to­sas. El im­por­ta­dor en el ex­tran­je­ro no bus­ca del ex­por­ta­dor la ven­ta de un úni­co con­te­ne­dor, más bien se orien­ta a ha­cer una re­la­ción de tra­ba­jo que im­pli­que múl­ti­ples en­víos en por un tiem­po de­ter­mi­na­do.

Ro­ger Du­rán, ana­lis­ta eco­nó­mi­co de la Uni­dad de Mo­ni­to­reo y Aná­li­sis de Com­pe­ti­ti­vi­dad en el Centro Na­cio­nal de Com­pe­ti­ti­vi­dad, Pa­na­má, brin­da sie­te con­se­jos bá­si­cos pa­ra que una pe­que­ña em­pre­sa agro no tradicional pue­da com­pe­tir en el ex­tran­je­ro: Rea­li­zar es­tu­dios de los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les pa­ra iden­ti­fi­car don­de el pro­duc­to se co­ti­ce a bue­nos pre­cios y pue­da in­tro­du­cir su pro­duc­to. Con­ser­var la ca­li­dad pa­ra cum­plir los es­tán­da­res que exi­ge el país o paí­ses don­de se desea ex­por­tar y así no in­cu­rrir en pér­di­das por re­cha­zo del pro­duc­to. Man­te­ner­se en cons­tan­te ca­pa­ci­ta­ción pa­ra po­der im­ple­men­tar nue­vas téc­ni­cas de pro­duc­ción y lo­grar ser más efi­cien­tes y com­pe­ti­ti­vo. Aña­dir va­lor agre­ga­do en los pro­duc­tos. In­ver­tir en tec­no­lo­gía e in­no­va­ción. Iden­ti­fi­car si el pro­duc­to a ex­por­tar cuen­ta con be­ne­fi­cios por los tra­ta­dos co­mer­cia­les. Rea­li­zar alian­zas es­tra­té­gi­cas con otros pro­duc­to­res del mis­mo ru­bro pa­ra au­men­tar su ca­pa­ci­dad de ex­por­tar y a su vez re­du­cir cos­to; y/o con em­pre­sas don­de se le pue­de aña­dir va­lor agre­ga­do al pro­duc­to pa­ra su ex­por­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.