IN­NO­VA­CIÓN AGRICOLA

EM­PA­QUE: EL AMOR A PRI­ME­RA VIS­TA

Productor Agropecuario - - CONTENIDO - Por Juan Jo­se Lo­pez To­rres juan­jo­se.to­rres@gru­po­cer­ca.com

Que un asiá­ti­co transac­cio­ne con un pro­duc­tor de Gua­te­ma­la es al­go ha­bi­tual hoy en día; de igual for­ma que los es­ta­dou­ni­den­se se in­cli­nen por pro­duc­tos or­gá­ni­cos ori­gi­na­rios de Centroamérica ya que son tan fres­cos co­mo cuan­do han si­do re­cién cor­ta­dos.

La glo­ba­li­za­ción per­mi­te a los pro­duc­to­res re­gio­na­les es­tar en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal siem­pre que sus pro­duc­tos si­gan nor­mas de sa­ni­dad, inocui­dad y de se­gu­ri­dad fi­to­sa­ni­ta­ria, así co­mo la pre­sen­ta­ción del em­pa­que en que son ex­por­ta­dos. Pe­ro La­ti­noa­mé­ri­ca ado­le­ce de re­gu­la­cio­nes so­bre es­te te­ma y las que hay pro­vie­nen de nor­ma­ti­vas de Eu­ro­pa.

“Al­gu­nas de las nor­ma­ti­vas más re­le­van­tes, no so­lo en el te­ma de pig­men­tos, son la Swiss Or­di­nan­ce, que na­ció co­mo una re­gu­la­ción geo­grá­fi­ca que de­cía ‘na­da en­tra o sa­le de Sui­za si no cum­ple es­ta nor­ma­ti­va’. Sin em­bar­go, la mar­ca Nestlé, que tie­ne ope­ra­cio­nes en Sui­za, glo­ba­li­zó es­ta nor­ma­ti­va al pe­dir a to­dos sus pro­vee­do­res que cum­plie­ran con ella, sin im­por­tar en qué país es­tu­vie­ran. Aho­ra se ma­ne­ja de es­ta ma­ne­ra ‘de­ter­mi­na­do ma­te­rial cum­ple con la nor­ma­ti­va de Nestlé’”, di­jo Ga­briel Za­pa­ta, coor­di­na­dor téc­ni­co y de asun­tos re­gu­la­to­rios de Sun Che­mi­cal.

En mu­chos ca­sos, los em­pre­sa­rios son los que ase­gu­ran que los ex­por­ta­do res­pon­da a las exi­gen­cias en el ex­tran­je­ro, co­mo las de la Ad­mi­nis­tra­ción de Ali­men­tos y Me­di­ca­men­tos de los Es­ta­dos Uni­dos (FDA), Unión Eu­ro­pea o Mer­co­sur.

El em­pa­que es cla­ve pa­ra los con­su­mi­do­res pues es­tán me­jor in­for­ma­dos y se in­cli­nan por lo eco­ló­gi­ca­men­te pro­du­ci­do o su re­ci­cla­bi­li­dad. Por ejem­plo, es­te año, los pro­duc­to­res de ali­men­tos en Gua­te­ma­la de­bie­ron cam­biar el eti­que­ta­do de lo que ex­por­tan a Es­ta­dos Uni­dos, en fun­ción de los trá­mi­tes adua­ne­ros en di­cho país, di­jo el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía.

Los pro­duc­to­res que ex­por­tan fru­tas y ver­du­ras po­nen es­pe­cial aten­ción al em­pa­que pa­ra que la ca­li­dad sea al­ta, sea ino­cuo y que ha­gan de la lo­gís­ti­ca al­go prác­ti­co al mo­men­to de com­pe­tir en el ex­tran­je­ro.

Se­gún la con­sul­to­ra Niel­sen, aun­que el con­su­mi­dor fi­nal va­lo­ra el con-

“Los pro­duc­tos co­mo fru­tas, le­gum­bres y ver­du­ras que se ex­por­tan des­de Pa­na­má ha­cia el ex­te­rior de­ben cum­plir con los re­qui­si­tos y nor­mas que es­ti­pu­la el país re­cep­tor” Ma­ye­la Or­te­ga, coor­di­na­do­ra de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Nor­mas y Tec­no­lo­gía In­dus­trial, en el Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio e In­dus­trias de Pa­na­má

te­ni­do de una ban­de­ja, el em­pa­que es de­ci­si­vo pa­ra que el pro­duc­to sea se­lec­cio­na­do y dos de ca­da tres con­su­mi­do­res ad­quie­ren un nue­vo pro­duc­to cuan­do el en­va­se lla­ma la aten­ción.

Ti­pos de em­pa­ques

Du­ran­te mu­chos años, el PVC reinó en el seg­men­to de los em­pa­ques, sin em­bar­go, el apa­re­ci­mien­to del PET, y lue­go del RPET, ge­ne­ró un im­pac­to gran­de tan­to pa­ra los fa­bri­can­tes co­mo los pa­ra los ex­por­ta­do­res. El PET es más eco­nó­mi­co, más cris­ta­lino, más bri­llan­te y trans­pa­ren­te, a di­fe­ren­cia del PVC que es lo opues­to.

En pa­la­bras de Walter Kirs­te: “lo im­por­tan­te de to­dos los pro­duc­tos agrí­co­las es in­cre­men­tar el va­lor de pro­duc­to, la pre­sen­ta­ción del pro­duc­to, te­ner un ma­yor pe­rio­do de con­ser­va­ción y que sea de fá­cil ma­ne­jo tan­to pa­ra el mer­ca­do co­mo pa­ra la ca­de­na de lo­gís­ti­ca has­ta que lle­gue al que con­su­mi­dor fi­nal, que el em­pa­ca­do sea de rá­pi­do y que no se quie­bre al es­ti­bar en los contenedores”.

Se­gún Pa­tri­cia Del­ga­do, ge­ren­te de Por­ta­fo­lio de Te­tra Pak pa­ra Centroamérica y Ca­ri­be, Te­tra Re­cart es efi­cien­te, prác­ti­co, re­no­va­ble y se­gu­ro; con­tri­bu­ye a la re­duc­ción del im­pac­to am­bien­tal, a dis­mi­nuir la huella de car­bono. Por ejem­plo, con él se en­va­san de­ri­va­dos del maíz, ve­ge­ta­les y co­mi­da pa­ra mas­co­tas has­ta por dos años.

En el ca­so de Sig­ma Q Gua­te­ma­la, el ti­po de em­pa­que que más uti­li­za es el co­rru­ga­do, que pro­pi­cia que los pro­duc­tos man­ten­ga su ri­gi­dez y sos­te­ni­bi­li­dad du­ran­te el trans­por­te y el al­ma­ce­na­mien­to.

“La con­ser­va­ción no de­pen­de so­lo del em­pa­que sino tam­bién de las con­di­cio­nes en las que se trans­por­ta. Es­te em­pa­que pue­de ga­ran­ti­zar, en con­di­cio­nes óp­ti­mas, la con­ser­va­ción del pro­duc­to des­de las dos se­ma­nas has­ta los dos me­ses”, se­gún Mario Fong, su­per­in­ten­den­te de pro­duc­ción, ca­jas y em­pa­que de Sig­ma Q.

Mien­tras que la Dis­tri­bui­do­ra de Fru­tas Exó­ti­cas de Cos­ta Ri­ca DFDA uti­li­za Ram­bu­ti­co, un em­pa­que blan­co de dos ki­los que ca­be en la par­te in­fe­rior de la re­fri­ge­ra­do­ra pa­ra al­ma­ce­nar­lo por más tiem­po.

“Aho­ra el em­pa­que tie­ne el co­lor blan­co y el del ram­bu­tán (rojo); eso lo ha­ce atrac­ti­vo en las gón­do­las y que se vea dis­tin­to”, di­jo Alejandro Del­ga­do, ad­mi­nis­tra­dor en Dis­tri­bui­do­ra.

“El em­pa­que es la en­tra­da vi­sual de nues­tro pro­duc­to en el ex­te­rior, se tra­ta de que ten­ga las me­jo­res cua­li­da­des pa­ra que el clien­te lo sien­ta atrac­ti­vo. En su mo­men­to, rea­li­za­mos un es­tu­dio de mer­ca­do y ese fue el em­pa­que que más le gus­tó a los dis­tri­bui­do­res y al clien­te fi­nal” Alejandro Del­ga­do, ad­mi­nis­tra­dor en Dis­tri­bui­do­ra de Fru­tas Exó­ti­cas de Cos­ta Ri­ca DFDA.

En tan­to que Luis Fer­nan­do Teo, eje­cu­ti­vo co­mer­cial, en Fru­tas Tro­pi­ca­les de Gua­te­ma­la (FRUTESA), di­jo que pa­ra ex­por­tar ar­ve­ja chi­na y dul­ce tie­nen dos pre­sen­ta­cio­nes.

Si es a gra­nel, y va por la vía ma­rí­ti­ma, se em­pa­ca en bol­sas de 4.5 o 2 ki­los. Es­tas em­plean tec­no­lo­gía de Em­pa­que de At­mós­fe­ra Mo­di­fi­ca­da (MAP, por sus si­glas en In­glés) pa­ra man­te­ner la ca­li­dad y fres­cu­ra de los pro­duc­tos y pro­lon­gar la vi­da de anaquel de las ar­ve­jas al li­be­rar el oxí­geno den­tro del em­pa­que y re­te­nien­do el CO2. Al mis­mo tiem­po, mo­di­fi­ca la hu­me­dad y la con­den­sa­ción den­tro del em­pa­que pa­ra que sea óp­ti­mo. La bolsa se co­lo­ca en una ca­ja de car­tón, se­gún la pre­sen­ta­ción.

Si es preem­pa­ca­do, va di­rec­to a los anaque­les de los su­per­mer­ca­dos en Eu­ro­pa en ban­de­jas de 250 g, 200 g y 150 g, con un film de plás­ti­co con las ca­rac­te­rís­ti­cas de la tec­no­lo­gía MAP.

Re­gu­la­cio­nes, deu­da pen­dien­te

A pe­sar de que Centroamérica tie­ne una pu­jan­te pro­duc­ción agrí­co­la, un as­pec­to que ado­le­ce son los mar­cos re­gu­la­to­rios en ma­te­ria de sa­ni­dad, inocui­dad y em­pa­ques que ga­ran­ti­cen la fres­cu­ra de los pro­duc­tos y no se vean con­ta­mi­na­dos.

Pa­ra ga­ran­ti­zar es­te re­que­ri­mien­to, los ex­por­ta­do­res y los te­rri­to­rios de des­tino es­ta­ble­cen nor­mas pa­ra la inocui­dad de los pro­duc­tos. En el ca­so del Mi­nis­te­rio de Sa­lud de Gua­te­ma­la, se ba­sa en el Co­dex Ali­men­ta­rius, aun­que no es vis­to co­mo una ga­ran­tía, y si bien los en­tes es­ta­ta­les otor­gan las li­cen­cias pa­ra los pro­ce­sos, no ven los ma­te­ria­les con que se ex­por­ta.

Luis Fer­nan­do Teo, eje­cu­ti­vo co­mer­cial, en Fru­tas Tro­pi­ca­les de Gua­te­ma­la (FRUTESA), di­jo que “las re­gu­la­cio­nes ha­cia la Unión Eu­ro­pea van más en la lí­nea de no da­ñar al con­su­mi­dor ni al me­dio am­bien­te. Nues­tros em­pa­ques no tie­nen nin­gún ma­te­rial de PVC, to­do es po­li­ole­fi­na y tam­bién nues­tras ta­ri­mas con las que ex­por­ta­mos son cer­ti­fi­ca­das”.

An­te la ca­ren­cia de re­gu­la­cio­nes pro­pias en Amé­ri­ca La­ti­na, los paí­ses se va­len de nor­ma­ti­vas que mu­chas se de­ri­van de las eu­ro­peas. Por ejem­plo, la EU 135, que es con­si­de­ra­da co­mo el marco re­gu­la­to­rio más im­por­tan­te pa­ra em­pa­ques.

“Es un re­gla­men­to que es­ta­ble­ce nor­mas co­mu­nes pa­ra los ma­te­ria­les y ob­je­tos em­plea­dos co­mo en­va­ses que es­tán, o pue­den lle­gar a es­tar, di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, en con­tac­to con ali­men­tos”, di­jo Ga­briel Za­pa­ta, de Sun Che­mi­cal.

El re­gla­men­to bus­ca pro­te­ger la sa­lud hu­ma­na y los in­tere­ses de los con­su­mi­do­res, ade­más de ga­ran­ti­zar que los pro­duc­tos uti­li­za­dos pue­dan ser ven­di­dos en cual­quier es­pa­cio de los 28 paí­ses de la Unión Eu­ro­pea, Is­lan­dia, Liech­tens­tein y No­rue­ga.

Juan Car­los Pa­gua­da, je­fe de la Sec­ción de Fru­tas y Ve­ge­ta­les de la Di­vi­sión de Inocui­dad de Ali­men­tos del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Sa­ni­dad Agro­pe­cua­ria (Se­na­sa), in­di­có que en el ca­pí­tu­lo XXVI del em­pa­que y pro­ce­sa­mien­to del pro­duc­to se es­ta­ble­ce que tan­to el pro­duc­tor co­mo la em­pre­sa de­ben ha­ber ana­li­za­do los ries­gos de to­das las eta­pas del em­pa­que y su pro­ce­sa­mien­to.

De es­ta ma­ne­ra, las con­di­cio­nes del ma­te­rial de­ben pre­ve­nir cual­quier con­ta­mi­na­ción. Mien­tras que el pro­duc­tor o la em­pre­sa de­ben to­mar to­das las con­si­de­ra­cio­nes pa­ra mi­ni­mi­zar el ries­go de con­ta­mi­na­ción del pro­duc­to por el em­pa­que.

Al igual que en Gua­te­ma­la, en Cos­ta Ri­ca el ma­ne­jo de las re­gu­la­cio­nes ocu­rre por par­te de las em­pre­sas pa­ra que el pro­duc­to y su en­va­se se ape­guen a las nor­ma­ti­vas del mer­ca­do al que se ex­por­ta.

“Lo que ma­ne­ja­mos es que las em­pre­sas que no­so­tros con­tra­ta­mos (que en Cos­ta Ri­ca son po­cas) ten­gan los per­mi­sos pa­ra fa­ci­li­tar­nos el pro­duc­to que no­so­tros ocu­pa­mos. Si la ca­ja no es­tá cer­ti­fi­ca­da no la de­jan en­trar a Es­ta­dos Uni­dos”, in­di­có Alejandro Del­ga­do, ad­mi­nis­tra­dor en Dis­tri­bui­do­ra de Fru­tas Exó­ti­cas de Cos­ta Ri­ca DFDA.

En el mis­mo or­den, Ma­ye­la Or­te­ga, coor­di­na­do­ra de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Nor­mas y Tec­no­lo­gía In­dus­trial, en el Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio e In­dus­trias de Pa­na­má, di­cho país no tie­ne nor­ma­ti­vas pro­pias y que se ci­ñe al CO­DEX que in­di­ca los re­qui­si­tos pa­ra el eti­que­ta­do de ali­men­tos re­en­va­sa­dos im­por­ta­dos.

Pa­ra el consumo de pro­duc­tos lo­ca­les o in­ter­na­cio­na­les, los contenedores de­ben mos­trar cu­bier­tas, se­llos, el con­te­ni­do, los in­gre­dien­tes, la for­ma del pro­duc­to, las pro­pie­da­des fí­si­cas o quí­mi­cas, la fe­cha de ven­ci­mien­to, el nú­me­ro del lo­te, la di­rec­ción y el nom­bre del fa­bri­can­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.