El fo­co de aten­ción cambia de Ale­ma­nia a Fran­cia

Summa - - The Economist - POR The Eco­no­mist

UN DI­NÁ­MI­CO EM­MA­NUEL MA­CRON Y UNA AMI­NO­RA­DA AN­GE­LA MER­KEL SE­ÑA­LAN UN NUE­VO OR­DEN EN EU­RO­PA.

¿Quién di­ri­ge Eu­ro­pa? Al ini­cio de es­te año, la res­pues­ta era ob­via. An­ge­la Mer­kel se en­ca­mi­na­ba, im­pla­ca­ble­men­te, ha­cia una cuar­ta vic­to­ria elec­to­ral, mien­tras que Gran

Bre­ta­ña es­ta­ba fue­ra, Ita­lia me­nos­ca­ba­da y una Fran­cia es­tan­ca­da es­ta­ba ate­mo­ri­za­da de que Ma­ri­ne Le

Pen se con­vir­tie­ra en el Do­nald Trump ga­lés.

Es­ta se­ma­na, to­do se ob­ser­va muy di­fe­ren­te. Mer­kel ga­nó las elec­cio­nes el 24 de sep­tiem­bre, pe­ro con una can­ti­dad tan re­du­ci­da de vo­tos y pues­tos le­gis­la­ti­vos que su li­de­raz­go se ve afec­ta­do. Ale­ma­nia se en­fren­ta a me­ses de di­fí­ci­les ne­go­cia­cio­nes de coa­li­ción de tres vías. Unos seis mi­llo­nes de vo­tan­tes res­pal­da­ron a un par­ti­do xe­nó­fo­bo de de­re­cha, mu­chos de ellos en pro­tes­ta por las po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias de re­fu­gia­dos de Mer­kel. Al no ha­ber ga­na­do su par­ti­do pues­tos en el Bun­des­tag, Al­ter­na­ti­ve for Germany, una fuer­za dis­rup­ti­va y po­la­ri­za­do­ra, es aho­ra el ter­cer par­ti­do de im­por­tan­cia.

Sin em­bar­go, al oes­te del Rin, con un par­la­men­to do­mi­na­do por su pro­pio y de­vo­to par­ti­do, el pre­si­den­te de Fran­cia, Em­ma­nuel Ma­cron, es­tá re­ple­to de am­bi­cio­nes. Es­ta se­ma­na pro­cla­mó un dis­cur­so so­bre la Unión Eu­ro­pea en don­de re­cla­mó su de­re­cho pro­ta­gó­ni­co. Que si Ma­cron pue­de res­tau­rar a Fran­cia al cen­tro de la UE des­pués de una dé­ca­da de man­te­ner­se en la lí­nea de ban­da de­pen­de no so­lo de sus pla­nes pa­ra Eu­ro­pa, sino tam­bién de su éxi­to en ca­sa, con la re­for­ma de un país que des­de ha­ce mu­cho tiem­po se con­si­de­ra irre­for­ma­ble.

El hom­bre lí­der de An­ge­la

Co­men­ce­mos con Eu­ro­pa. El dis­cur­so de es­ta se­ma­na es­tu­vo col­ma­do de ideas, in­clu­yen­do un pre­su­pues­to mi­li­tar com­par­ti­do y una agen­cia pa­ra la "in­no­va­ción ra­di­cal", así co­mo el de­seo de for-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.