Cos­ta Ri­ca es­tá le­jos de una cri­sis mi­gra­to­ria

SI BIEN LAS SO­LI­CI­TU­DES DE NI­CA­RA­GÜEN­SES QUE PI­DEN RE­FU­GIO VAN EN AU­MEN­TO, LA SI­TUA­CIÓN SE PUE­DE ATEN­DER CON LOS RE­CUR­SOS ASIG­NA­DOS.

Summa - - Contenido - POR Luis So­lís /@Lui­s_Sum­ma

Si bien las so­li­ci­tu­des de ni­ca­ra­güen­ses so­li­ci­tan­do re­fu­gio han ido en au­men­to, la si­tua­ción se pue­de aten­der con los re­cur­sos asig­na­dos.

La cri­sis po­lí­ti­ca en Ni­ca­ra­gua es­tá de­jan­do des­truc­ción por to­das par­tes. An­te la ola de vio­len­cia, al­gu­nos ni­ca­ra­güen­ses han de­ci­di­do mi­grar a otros paí­ses y ale­jar­se de es­ta si­tua­ción tan ad­ver­sa.

Cos­ta Ri­ca, país con el que com­par­te fron­te­ra, es uno de que ha re­ci­bi­do más so­li­ci­tu­des de re­fu­gio des­de que em­pe­zó el conflicto. Ra­quel Var­gas, di­rec­to­ra de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Mi­gra­ción y Ex­tran­je­ría de Cos­ta Ri­ca, sos­tie­ne que su or­ga­ni­za­ción se en­cuen­tra tra­ba­jan­do con 37 ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do pa­ra el mo­ni­to­reo de da­tos y pla­ni­fi­car la aten­ción de los flu­jos mi­gra­to­rios.

Fran­ces­ca Fon­ta­ni­ni, por­ta­voz de ACNUR en Amé­ri­ca La­ti­na, apun­ta que en el pri­mer cua­tri­mes­tre del año las au­to­ri­da­des cos­ta­rri­cen­ses re­ci­bie­ron 46 so­li­ci­tu­des de re­fu­gio, can­ti­dad que se ele­vó a 11.500 du­ran­te el se­gun­do cua­tri­mes­tre. “Es un in­cre­men­to im­por­tan­te en tan po­co tiem­po. No obs­tan­te y con ayu­da de ACNUR, el pro­ce­so ofi­cial ha si­do exi­to­so y la co­yun­tu­ra no ha pro­vo­ca­do ma­yo­res pro­ble­mas. Se le ha po­di­do brin­dar asis­ten­cia a la ma­yo­ría de las personas ne­ce­si­ta­das”, co­men­ta Fon­ta­ni­ni.

SE HA DA­DO UN AU­MEN­TO EN LA CAN­TI­DAD DE EFEC­TI­VOS DE LA PO­LI­CÍA PRO­FE­SIO­NAL DE MI­GRA­CIÓN.

¿Exis­te cri­sis mi­gra­to­ria?

Pa­ra Var­gas, la res­pues­ta a esa in­te­rro­gan­te es "no". Con­si­de­ra que, de mo­men­to, la si­tua­ción se pue­de aten­der con los re­cur­sos exis­ten­tes.

“Es­ta­mos ela­bo­ran­do un plan de aten­ción de flu­jos mi­gra­to­rios, con la par­ti­ci­pa­ción de la Co­mi­sión In­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal y la Vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca. Adi­cio­nal­men­te, hay mo­ni­to­reo permanente en las fron­te­ras por me­dio de las se­des re­gio­na­les, se ha au­men­ta­do la can­ti­dad de efec­ti­vos de la Po­li­cía Pro­fe­sio­nal de Mi­gra­ción y se creó de pro­ce­di­mien­to pa­ra las ins­ti­tu­cio­na­les en ca­so de au­men­tos en el flu­jo migratorio”, in­di­ca la je­rar­ca.

Fon­ta­ni­ni con­cuer­da en que no se pue­de ha­blar de cri­sis mi­gra­to­ria mien­tras se si­ga ha­cien­do un con­trol ade­cua­do, pe­ro ad­vier­te que eso pue­de cam­biar si la si­tua­ción se en­cru­de­ce en Ni­ca­ra­gua y au­men­ta el arri­bo de personas a la fron­te­ra.

La es­pe­ran­za de mi­les de ni­ca­ra­güen­ses es que la paz vuel­va a su país.

La can­ci­ller Epsy Camp­bell tu­vo que ir a la Asam­blea Le­gis­la­ti­va pa­ra ex­pli­car la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria de Cos­ta Ri­ca.

La fron­te­ra en­tre Ni­ca­ra­gua y Cos­ta Ri­ca mues­tra mo­vi­mien­tos nor­ma­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.