“Mi ju­gue­te es la fe­rre­te­ría”

“Co­mo ni­ño en ju­gue­te­ría”, así di­ce sen­tir­se Ró­nald Ara­gón ca­da vez que sus pies pi­san una fe­rre­te­ría…

TyT - - Contenido -

“Co­mo ni­ño en ju­gue­te­ría”, así di­ce sen­tir­se Ró­nald Ara­gón ca­da vez que sus pies pi­san una fe­rre­te­ría…

A sus 42 años, Ro­nald Ara­gón tie­ne 15 de ser el Ge­ren­te Ge­ne­ral de De­pó­si­to y Fe­rre­te­ría Fer­con­ce, em­pre­sa que tie­ne dos lo­ca­les, y un ter­ce­ro, cu­ya aper­tu­ra es­tá pre­vis­ta para mu­cho an­tes del cie­rre de año. En un ini­cio, Ró­nald co­men­zó con su her­mano, Dis­ney, pe­ro pos­te­rior­men­te él de­ci­dió se­pa­rar­se de la com­pa­ñía, por lo que ac­tual­men­te, el so­cio de Ró­nald es so­la­men­te Juan Car­los Va­le­rio.

¿Cuál es el se­cre­to para ad­mi­nis­trar con efi­cien­cia? Pro­ba­ble­men­te, sea, no so­lo sus es­tu­dios en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, sino to­da su ex­pe­rien­cia en el cam­po ferretero, pues des­de los 15 años tra­ba­jó en fe­rre­te­rías. Fer­con­ce tie­ne una ca­rac­te­rís­ti­ca im­por­tan­te, y es que es un híbrido, es de­cir, ma­ne­jan el au­to­ser­vi­cio y es­ta­cio­nes de tra­ba­jo –no mos­tra­do­ral­re­de­dor de to­das las tien­das, así co­mo un de­par­ta­men­to de pro­yec­tos.

¡Amor eterno!

En los orí­ge­nes, su tra­ba­jo en de­pó­si­tos y fe­rre­te­rías fue al­go me­ra­men­te de ne­ce­si­dad, pues su fa­mi­lia pa­sa­ba por una si­tua­ción de es­ca­sos re­cur­sos, así que a sus 15 años le die­ron per­mi­so de tra­ba­jar. “Lo ha­cía en va­ca­cio­nes de tres me­ses, en va­ca­cio­nes de 15 días, sá­ba­dos y do­min­gos”.

“Me enamo­ré de la fe­rre­te­ría. Me fas­ci­na al pun­to que cuan­do en­tro a un de­pó­si­to o una fe­rre­te­ría, es exac­ta­men­te co­mo cuan­do un ni­ño en­tra a una ju­gue­te­ría. Es el mis­mo prin­ci­pio, lle­gas y no sa­bes qué ha­cer, vas a una fe­ria y co­mien­zas a ver to­do co­mo si de ver­dad es­tu­vie­ras en un par­que de di­ver­sio­nes. Co­mien­zas a dis­fru­tar­lo, a sen­tir­lo y ya eso es al­go in­na­to”, afir­ma.

Y ese amor tras­cen­dió al de­seo de que­rer for­mar su pro­pia em­pre­sa, pues se­gún Ara­gón, siem­pre tu­vo la “es­pi­ni­ta” de em­pre­sa­rio, y co­mo ya te­nía el co­no­ci­mien­to, la ex­pe­rien­cia y la ma­du­rez su­fi­cien­te para ha­cer­lo, to­mó la de­ci­sión.

Sus ini­cios

Su pri­me­ra fe­rre­te­ría fue la que es­tá ubi­ca­da en Con­cep­ción de Ala­jue­li­ta; don­de ha­bía un lo­cal dis­po­ni­ble, y Ró­nald apro­ve­chó la opor­tu­ni­dad. En aquel mo­men­to, el ne­go­cio te­nía so­la­men­te 25 m2, pe­ro po­co a po­co fue­ron al­qui­lan­do los otros lo­ca­les co­mer­cia­les, has­ta lle­gar a te­ner to­do el edi­fi­cio com­ple­to. En ese mo­men­to –cuan­do la fe­rre­te­ría te­nía unos 4 años-, le hi­cie­ron una ofer­ta al due­ño del edi­fi­cio y lo­gra­ron comprarlo.

A los dos años, de abrir en Con­cep­ción, com­pra­ron la fe­rre­te­ría de San Fran­cis­co de Dos Ríos, que te­nía en ese mo­men­to, unos 29 años de es­tar abier­ta. Su an­ti­guo due­ño se sen­tía can­sa­do, y ellos de­ci­die­ron apro­ve­char la opor­tu­ni­dad.

“A mí me gus­ta apun­tar al­to y cuan­do ini­cia­mos con Fer­con­ce, di­je: quie­ro ex­pan­dir­me, quie­ro te­ner otra fe­rre­te­ría, por­que lo sen­tí, lo to­qué y vi que sí era po­si­ble, es de­cir, que ese paso es­ta­ba bas­tan­te sus­ten­ta­do y en fir­me”.

¡Otra más!

Una fe­rre­te­ría más vie­ne en ca­mino, es­ta vez ubi­ca­da en Ala­jue­li­ta cen­tro, con una su­per­fi­cie que ron­da los 4.500 m2 –en su pri­me­ra eta­pa, por­que tie­ne te­rreno para ex­pan­dir­se 4.000 más.

“Es­ta es la tien­da ma­triz, la más gran­de y más fuer­te, con to­do un sis­te­ma au­to­ma­ti­za­do de ges­tión de ven­tas”, ase­gu­ra.

Ró­nald afir­ma que cuan­do com­pró la de San Fran­cis­co, si­guió el “gu­sa­ni­llo” de que­rer

ex­pan­dir­se aún más y por eso com­pra­ron ese te­rreno. “Ala­jue­li­ta fue la cu­na, fue don­de na­ci­mos, nos he­mos da­do mu­cho a la co­mu­ni­dad, y la co­mu­ni­dad nos ha da­do mu­cho a no­so­tros, por eso qui­si­mos que fue­ra ahí”.

Lis­tos al cam­bio

Co­mo es bien sa­bi­do, la zo­na de Con­cep­ción de Ala­jue­li­ta es muy com­pli­ca­da, por eso en Fer­con­ce tra­ba­jan por rom­per esos es­te­reo­ti­pos, y lo ha­cen al po­ner un ne­go­cio que da tra­ba­jo, sus­ten­to y nuevas opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to a los ve­ci­nos.

Ade­más, han que­ri­do tra­ba­jar con la co­mu­ni­dad y lo han he­cho por me­dio de los co­mi­tés co­mu­na­les y dis­tri­ta­les, el ayun­ta­mien­to, los co­mi­tés de de­por­tes, las es­cue­las, y las jun­tas, por me­dio de un apo­yo so­cial.

En­fo­ca­dos

¿Có­mo se crean tres fe­rre­te­rías en 15 años? Se­gún Ró­nald, “no­so­tros sim­ple­men­te nos en­fo­ca­mos en ha­cer nues­tro tra­ba­jo, en ser me­jo­res, en dar­les a nues­tros clien­tes el me­jor ser­vi­cio, el me­jor pre­cio. No­so­tros no es­pe­cu­la­mos con los pre­cios, le da­mos con­fian­za a nues­tros clien­tes, un ser­vi­cio per­so­na­li­za­do y de ase­so­ría. Cons­tan­te­men­te, es­ta­mos ase­so­ran­do a nues­tro per­so­nal en to­das las áreas que co­rres­pon­den, for­man­do gen­te es­pe­cia­li­za­da en ca­da área”.

El ser­vi­cio que ofrecen es su­ma­men­te im­por­tan­te, pues se en­fo­can en dar­le al clien­te lo que real­men­te ne­ce­si­ta, por eso cuen­tan con un in­ven­ta­rio va­ria­do y bue­nos ase­so­res. “Ese ser­vi­cio cá­li­do, per­so­na­li­za­do, don­de el clien­te se­pa que es muy im­por­tan­te para no­so­tros. Los re­ci­bi­mos siem­pre con una sonrisa y les agra­de­ce­mos con mu­cha sin­ce­ri­dad su vi­si­ta y la com­pra que nos ha­cen”.

A la ho­ra de rea­li­zar las com­pras de la fe­rre­te­ría, se­gún Ró­nald, “se lo­gra desa­rro­llar un ojo clí­ni­co para sa­ber qué es lo que los clien­tes ne­ce­si­tan y quie­ren, sin per­der el fo­co de que no es lo que a mí me gus­ta, sino lo que la clien­te­la va a pe­dir”. Otro as­pec­to im­por­tan­te es que Fer­con­ce rea­li­za en­tre­gas en to­do el país. ¿Có­mo lo lo­gran? Por me­dio de es­tra­te­gias de mar­ke­ting, ha­cien­do pu­bli­ci­dad, pe­ro so­bre to­do, con la pu­bli­ci­dad bo­ca a ore­ja –co­mo se le lla­ma en la ad­mi­nis­tra­ción mo­der­na-.

Un se­cre­to fun­da­men­tal del éxi­to de Fer­con­ce, de acuer­do con el ge­ren­te, es el pro­fe­sio­na­lis­mo con el que tra­ba­jan. “Hay de ver­dad una to­ma de de­ci­sio­nes muy co­le­gia­da, te­ne­mos una Jun­ta Di­rec­ti­va –de dos per­so­nas-, nos reuni­mos los so­cios con un ase­sor co­mer­cial.

En­tre los tres lle­va­mos números, es­ta­dís­ti­cas, aná­li­sis, tan­to de años an­te­rio­res co­mo del año en cur­so, y los da­tos de fi­nan­zas, para po­der me­dir qué tan en­fer­mas o sa­lu­da­bles es­tán nues­tras fi­nan­zas. To­dos te­ne­mos for­ma­ción en el área ad­mi­nis­tra­ti­va, pe­ro con­ta­mos con es­pe­cia­lis­tas y ase­so­res con mu­cha for­ma­ción y mu­cho cri­te­rio”, ase­gu­ra.

Ju­go de las fe­rias

Se­gún Ró­nald, para ellos es muy im­por­tan­te asis­tir a las fe­rias que ha­cen to­dos sus ma­yo­ris­tas, para bus­car las ten­den­cias de pro­duc­tos nue­vos, para ha­cer ne­go­cios “fa­ce to fa­ce” con sus pro­vee­do­res, y así con­se­guir las me­jo­res con­di­cio­nes a ba­se de vo­lú­me­nes im­por­tan­tes de com­pra y con es­tra­te­gias pu­bli­ci­ta­rias y de mercadeo para po­der co­lo­car­lo en su pú­bli­co me­ta.

“Lo ha­go per­so­nal­men­te, me in­tere­sa mu­chí­si­mo es­tar­me em­pa­pan­do de cuá­les son los pro­duc­tos que es­tán en ten­den­cia o los pro­duc­tos nue­vos, los pro­duc­tos es­tre­lla o an­cla, ir a ha­cer las ne­go­cia­cio­nes di­rec­ta­men­te con los due­ños de esas em­pre­sas que ha­cen las fe­rias. No me reúno con los ge­ren­tes o ad­mi­nis­tra­do­res, me reúno con los due­ños di­rec­ta­men­te y com­pra­mos en vo­lu­men para con­se­guir me­jo­res pre­cios”, ex­pli­ca. Ade­más, afir­ma que le gus­ta ir a las char­las de ca­pa­ci­ta­ción, por­que es im­por­tan­te para brin­dar­les un buen ser­vi­cio a sus clien­tes, y que tam­bién ellos ne­ce­si­tan ase­so­ría.

Lo que vie­ne

Para el pró­xi­mo año, Fer­con­ce tra­ba­ja en abrir 50 tien­das en una ca­de­na de su­per­mer­ca­dos, con pro­duc­tos fe­rre­te­ros com­ple­men­ta­rios a los que ven­de el su­per­mer­ca­do. La idea es es­tar en to­do el país con es­tas tien­das.

De acuer­do con Ro­nald Ara­gón, es­ta es una em­pre­sa muy di­ná­mi­ca que se ba­sa mu­cho en la dis­ci­pli­na, en la eje­cu­ción; tie­ne va­lo­res muy cla­ros y muy bien de­fi­ni­dos.

Ci­fras de Fer­con­ce Nú­me­ro de em­plea­dos: Cer­ca de 200, to­man­do en cuenta la ter­ce­ra fe­rre­te­ría Pro­me­dio de clien­tes aten­di­dos por día: 800, apro­xi­ma­da­men­te

Su­per­fi­cie de Fer­con­ce: 10.000 m2, to­man­do en cuenta la nue­va tien­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.