Jar Jar: pin­tu­re­ría que ven­de crea­ti­vi­dad

TyT - - Portada -

Gra­cias a sus par­ti­cu­la­ri­da­des, es­tos em­pre­sa­rios han con­se­gui­do in­clu­so pu­bli­ci­dad gra­tui­ta en pe­rió­di­cos y ca­na­les de te­le­vi­sión.

Gua­da­lu­pe, San Jo­sé, Cos­ta Ri­ca.- Pin­tu­ras El Jar Jar abrió sus puer­tas ha­ce 6 me­ses en Gua­da­lu­pe, sin em­bar­go, su pro­pie­ta­rio, Luis Fer­nan­do So­to, tie­ne más de 20 años de te­ner otros ne­go­cios de pin­tu­ra, y más de 40 años de tra­ba­jar en ese mer­ca­do –pues tam­bién lo hi­zo co­mo pin­tor y con­tra­tis­ta an­tes de abrir sus em­pre­sas-.

De acuer­do con Pa­blo So­to, Ad­mi­nis­tra­dor de Pin­tu­ras El Jar Jar e hi­jo de Luis Fer­nan­do, an­te­rior­men­te es­ta­ban ubi­ca­dos en Sa­ba­ni­lla de Mon­tes de Oca, pe­ro de­ci­die­ron tras­la­dar­se por mo­ti­vos de es­pa­cio. No obs­tan­te, han te­ni­do ne­go­cios de pin­tu­ra en Co­ro­na­do, Gua­da­lu­pe, San Pe­dro y Sa­ba­ni­lla.

Muy cer­ca de El Jar Jar, tie­nen su otro ne­go­cio, lla­ma­do: Cen­tro de Pin­tu­ras Bien­can­tao Ma­ría Jo­sé, que tie­ne 13 años de exis­tir y es­tá ubi­ca­do del par­que de Gua­da­lu­pe 175 me­tros nor­te.

Nom­bres crea­ti­vos los iden­ti­fi­can

Ambos ne­go­cios tie­nen nom­bres lle­nos de crea­ti­vi­dad, por eso nos pre­gun­ta­mos de dón­de sa­lie­ron y si les han traí­do be­ne­fi­cios. La res­pues­ta fue po­si­ti­va.

“Mi pa­pá les pu­so esos nom­bres por pu­bli­ci­dad. Cuan­do es­tu­vo Ma­ría Jo­sé Castillo en el La­tin Ame­ri­can Idol, mi pa­pá se aga­rró de lo que di­jo John Se­ca­da, y en­ton­ces le qui­so po­ner ese nom­bre (…). Des­pués de eso, se ga­nó mu­cha pu­bli­ci­dad gra­tis, por­que sa­lió en me­dia pá­gi­na de La Te­ja, sa­li­mos en La Na­ción, nos hi­cie­ron un re­por­ta­je de va­rios mi­nu­tos en ca­nal 7, la gen­te de la Me­dia Do­ce­na hi­zo un pro­gra­ma com­ple­to en la tien­da, y lle­gó John Se­ca­da al ne­go­cio con Ma­ría Jo­sé…”.

Por su par­te, el nom­bre de El Jar Jar na­ció por­que des­de ha­ce unos 12 años uti­li­za­ban en el lo­cal de Sa­ba­ni­lla unos mu­ñe­cos del per­so­na­je Jar Jar Binks, de la Gue­rra de las Ga­la­xias, en la en­tra­da del ne­go­cio, y eso los ca­rac­te­ri­za­ba. En­ton­ces, al tras­la­dar­se uti­li­za­ron el nom­bre pa­ra que los clien­tes se die­ran cuen­ta que era el mis­mo Uni­co­lor de Sa­ba­ni­lla.

¡Ha­cer la di­fe­ren­cia es cla­ve!

¿Cuál ha si­do el éxi­to de sus ne­go­cios? De acuer­do con Luis Fer­nan­do, se de­be a que siem­pre “se han da­do al ne­go­cio”, y por su­pues­to, al ser­vi­cio brin­da­do. “Abri­mos tem­prano, abri­mos to­dos los días, si un clien­te lla­ma, le lle­va­mos el ma­te­rial a la ca­sa. Si la gen­te vie­ne y pi­de un cuar­to de pin­tu­ra y no hay, se le abre el ga­lón y se le ha­ce; o si pi­de el ga­lón y no hay, se le abre la cu­be­ta. Ade­más, ofre­ce­mos buen tra­to y bue­nos pre­cios”.

Por su par­te, Pa­blo ase­gu­ra que exis­ten dos fac­to­res que han si­do fun­da­men­ta­les pa­ra ellos. “Pri­me­ro ma­ne­ja­mos una lí­nea es­pe­cial de la ca­sa, que se lla­ma: Pin­tu­ras Uni­co­lor, que tie­ne la ven­ta­ja de ser una lí­nea muy ba­ja de pre­cio y de muy bue­na ca­li­dad, en­ton­ces a la gen­te le gus­ta mu­cho esa pin­tu­ra”.

Y agre­ga: “lo se­gun­do es que no­so­tros siem­pre

tra­ta­mos de man­te­ner los me­jo­res pre­cios, por­que la te­má­ti­ca nues­tra es ven­der can­ti­dad, vo­lu­men a buen pre­cio, y no ven­der ca­rí­si­mo y po­ca can­ti­dad. Lo que ha­ce­mos es que ma­ne­ja­mos muy bue­nas pro­mo­cio­nes en gran­des vo­lú­me­nes, en­ton­ces la fá­bri­ca nos ha­ce buen pre­cio y eso nos ayu­da a tras­la­dar la ven­ta­ja al clien­te”.

Va­rie­dad en pin­tu­ras

Otro te­ma im­por­tan­te por re­sal­tar es la va­rie­dad de pin­tu­ras que ofre­cen, que van des­de las que son pa­ra ca­sas y edi­fi­cios, has­ta las es­pe­cia­li­da­des, co­mo las pin­tu­ras epó­xi­cas, las de pis­ci­na, pa­ra te­chos, es­tu­cos, re­ves­ti­mien­tos… de to­do, ex­cep­to pin­tu­ras au­to­mo­tri­ces. Ade­más ma­ne­jan to­dos los pro­duc­tos en in­ven­ta­rio y en gran­des can­ti­da­des.

Con res­pec­to a lo que son mar­cas, ma­ne­jan Pro­tec­to, Lan­co y Uni­co­lor. “To­da la vi­da he­mos tra­ba­ja­do con Pro­tec­to. Lan­co lo me­ti­mos cuan­do ellos en­tra­ron al país. Con Sur qui­si­mos tra­ba­jar un tiem­po, pe­ro no re­sul­tó por­que no nos ofre­cie­ron un buen tra­to al clien­te, y en­ton­ces de­ci­di­mos no se­guir tra­ba­jan­do con ellos. En reali­dad, he­mos tra­ba­ja­do con va­rias mar­cas, pe­ro con las que siem­pre he­mos es­ta­do son Pro­tec­to y Lan­co”.

Las tien­das de pin­tu­ra de Luis Fer­nan­do So­to (cen­tro) ofre­cen de for­ma ex­clu­si­va la mar­ca Uni­co­lor, que les pro­du­ce una fá­bri­ca des­de ha­ce cer­ca de 15 años.

Can­ti­dad de em­plea­dos: 5 Pro­me­dio de clien­tes aten­di­dos por día: 30, apro­xi­ma­da­men­te Su­per­fi­cie: 1.200 m2 De acuer­do con Pa­blo So­to, el Jar Jar es la tien­da de pin­tu­ras más gran­de del país, se­gún sus pro­vee­do­res

Sus nú­me­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.