In­te­li­gen­cia de ne­go­cios en Fer­gaz

Fer­gaz vie­ne con fuer­za, pa­so a pa­so, re­es­truc­tu­ran­do el ne­go­cio y ha­cien­do cam­bios im­por­tan­tes. Su ob­je­ti­vo es lle­gar a ser una de las más pro­mi­nen­tes fe­rre­te­rías de la zo­na de San Ra­fael de Ala­jue­la y La Guá­ci­ma. ¿Qué es­tán ha­cien­do?

TyT - - Portada -

La Fe­rre­te­ría Fer­gaz na­ció en el 2011, en San Ra­fael de Ala­jue­la y 4 años des­pués, sus due­ños abrie­ron la su­cur­sal de la Guá­ci­ma.

El he­cho de que sus lo­ca­les se en­cuen­tren en es­tos dos si­tios no es coin­ci­den­cia, pues se­gún su Ge­ren­te Ge­ne­ral, Ro­dri­go Ga­zel, son pue­blos que se en­cuen­tran en cre­ci­mien­to; tie­nen mu­chas cons­truc­cio­nes y desa­rro­llo de ur­ba­ni­za­cio­nes. El buen ser­vi­cio, el tra­to amis­to­so y un buen am­bien­te son par­te de las ca­rac­te­rís­ti­cas que ha­cen que los clien­tes los vi­si­ten. “Yo pien­so que hoy ya no ven­de­mos pro­duc­tos, ven­de­mos ser­vi­cio, in­clu­so creo que a ve­ces es más el ser­vi­cio que us­ted le de a las per­so­nas, que el pre­cio”, afir­ma. Y agre­ga: “tra­ta­mos de dar un ser­vi­cio per­so­na­li­za­do y de ayu­dar lo más que se pue­da al clien­te, tra­ta­mos de cum­plir­les, de ser abier­tos con ellos; de dar­le ese to­que de fa­mi­lia a Fer­gaz y que ellos vean que somos re­la­ja­dos y no rí­gi­dos co­mo otros ne­go­cios”.

Su his­to­ria

Fer­gaz es un ne­go­cio fa­mi­liar que crea­ron Ro­dri­go Ga­zel y su pa­dre –del mis­mo nom­bre- ha­ce 7 años –pos­te­rior­men­te, se les unió el her­mano de Ro­dri­go, Die­go, -quien ac­tual­men­te tra­ba­ja en otro lu­gar-. Ellos te­nían una cons­truc­to­ra cuan­do ha­bía otra fe­rre­te­ría en San Ra­fael, que es­ta­ba a pun­to de que­brar y cuan­do les ofre­cie­ron el lo­cal, de­ci­die­ron in­ver­tir en una fe­rre­te­ría.

Pa­ra Ro­dri­go ha si­do muy di­fí­cil, por­que han pa­sa­do por to­do ti­po de “ba­ches”; han te­ni­do al­tos y ba­jos en el ne­go­cio, mo­men­tos de cre­ci­mien­to y otros en los que se apre­tó el flu­jo de ca­ja –co­mo cuan­do com­pra­ron el lo­te y cons­tru­ye­ron el lo­cal de San Ra­fael sin ha­ber­lo pla­ni­fi­ca­do an­tes-, no obs­tan­te, ase­gu­ra que en es­te mo­men­to “ya se es­tán acer­can­do a la ori­lla, ya no es­tán mar aden­tro”.

Pa­ra con­se­guir sa­lir a flo­te, han estado en un pro­ce­so de re­es­truc­tu­ra­ción del ne­go­cio, en el que re­du­je­ron per­so­nal, pe­ro con­tra­ta­ron gen­te más ca­pa­ci­ta­da, con lo que au­men­ta­ron las ven­tas; y tu­vie­ron que ce­rrar otra fe­rre­te­ría que te­nían en San­ta Ana –por es­tra­te­gia-, en­tre otras me­di­das. Hoy, la fe­rre­te­ría es­tá en ma­nos de Ro­dri­go hi­jo, quien es Ad­mi­nis­tra­dor de Em­pre­sas y tie­ne una maes­tría en Ge­ren­cia de Pro­yec­tos, pe­ro so­bre to­do, es un hom­bre apa­sio­na­do por las ven­tas y emprendedor des­de muy jo­ven, pues an­te­rior a es­te, tu­vo mu­chos otros ne­go­cios.

“Es­te ne­go­cio es lo más di­fí­cil que he ad­mi­nis­tra­do en mi vi­da, ha si­do una uni­ver­si­dad por­que to­dos los días apren­do al­go di­fe­ren­te, to­dos los días le doy un gi­ro di­fe­ren­te, en­ton­ces ha si­do muy in­tere­san­te pa­ra mí”, co­men­ta.

Bue­na ad­mi­nis­tra­ción

De la mano de su ge­ren­te ge­ne­ral, Fe­rre­te­ría Fer­gaz pu­do ad­qui­rir el lo­te de 5.000 m2 don­de es­tán ubi­ca­dos en San Ra­fael de Ala­jue­la, y cons­truir un edi­fi­cio muy có­mo­do. Pa­ra lo­grar­lo fue ne­ce­sa­rio to­mar cier­tas me­di­das pa­ra re­es­truc­tu­rar el ne­go­cio y man­te­ner sus fi­nan­zas sa­nas.

En pri­mer lu­gar, Ga­zel re­cal­ca la im­por­tan­cia de es­tar siem­pre presente en el ne­go­cio y vi­gi­lar el pun­to de ven­tas, que es el más im­por­tan­te; no en­ce­rrar­se en una ofi­ci­na es fun­da­men­tal. Ro­dri­go ase­gu­ra que es­tá mu­cho en el pun­to de ven­ta, tra­ba­ja las co­ti­za­cio­nes, sa­le a la ca­lle con los ven­de­do­res a ofre­cer sus ser­vi­cios, y tie­ne gen­te lla­man­do por te­lé­fono, en­tre otras es­tra­te­gias.

Eso sí, pa­ra él, es ne­ce­sa­rio man­te­ner los pies en la tie­rra, por­que al es­tar en un pro­ce­so de re­es­truc­tu­ra­ción, no pue­de ofre­cer lo que no pue­de cum­plir. “Por ejem­plo, aho­ri­ta no le vendo a nin­gu­na cons­truc­to­ra, es­toy preo­cu­pán­do­me por man­te­ni­mien­tos, re­mo­de­la­cio­nes, cons­truc­cio­nes de ca­sas, co­le­gios pri­va­dos, no quie­ro cons­truc­to­ras, por­que es­toy tra­tan­do de no vender a cré­di­to, y eso me ha ayu­da­do mu­cho”.

Y agre­ga: “hoy, pre­fie­ro vender me­nos de con­ta­do, que vender mu­cho y es­tar ven­dien­do a cré­di­to, por­que nues­tras uti­li­da­des no son tan al­tas co­mo pa­ra que al­guien nos pa­gue mal”. Ade­más, a los fe­rre­te­ros les re­co­mien­da te­ner un sistema de cómpu­to en sus ne­go­cios, pa­ra que les ayu­de en el te­ma de in­ven­ta­rios, fac­tu­ra­ción, con la con­ta­bi­li­dad y a te­ner or­den, pa­ra que al fi­nal del mes ob­ten­gan to­da la in­for­ma­ción crí­ti­ca de la fe­rre­te­ría.

Ne­go­cio com­ple­men­ta­rio

Ade­más de las dos fe­rre­te­rías, ha­ce año y me­dio Ro­dri­go de­ci­dió abrir un pe­que­ño ne­go­cio de ma­yo­reo, en el que im­por­ta pro­duc­to ferretero de Pa­na­má –de la mar­ca Hun­ter-, que dis­tri­bu­ye en su­per­mer­ca­dos, pul­pe­rías y mi­ni sú­per.

“Es una lí­nea fe­rre­te­ra pe­que­ña. La idea es po­ner gón­do­las de Fer­gaz en al­gu­nas pul­pe­rías, mi­ni sú­per y su­per­mer­ca­dos con pro­duc­tos “sal­va­tan­das”… co­mo des­tor­ni­lla­do­res, mar­ti­llos, se­rru­chos, se­gue­tas, fi­gu­ri­tas de PVC de las de me­dia… ¡muy bá­si­co!”, ase­gu­ra. Ac­tual­men­te, es­tán pre­sen­tes en más de 900 pul­pe­rías en di­fe­ren­tes par­tes del país.

De acuer­do con Ro­dri­go Ga­zel, Ge­ren­te Ge­ne­ral de Fe­rre­te­ría Fer­gaz, la competencia en la zo­na es sa­na; ase­gu­ra que “Dios da pa­ra to­dos”, y que co­mo son ami­gos no se “ma­jan la co­la”, por el con­tra­rio, se man­tie­nen en con­tac­to pa­ra no ha­cer­se da­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.