Coo­pe Ma­de­re­ros

Coo­pe­ma­de­re­ros evo­lu­cio­nó de ofre­cer so­lo ma­de­ra, a te­ner to­da la ga­ma de fe­rre­te­ría. Ac­tual­men­te, cuen­tan con 29 aso­cia­dos, 32 em­plea­dos y atien­den un pro­me­dio de 500 clien­tes dia­rios.

TyT - - Contenido -

San Isi­dro de Pé­rez Ze­le­dón.- Ha­ce 34 años, cuan­do Coo­pe­ma­de­re­ros abrió sus puer­tas, con­ta­ban con un ase­rra­de­ro, con el que con fuer­za pro­veían de ma­de­ra a la zo­na.

No obs­tan­te, con el pa­so del tiem­po, la em­pre­sa fue dan­do un gi­ro y se in­cli­nó más por la fe­rre­te­ría. Po­co a po­co, fue­ron in­tro­du­cien­do pro­duc­tos fe­rre­te­ros has­ta lle­gar a lo que son hoy, don­de ofre­cen ma­te­ria­les de cons­truc­ción, ma­de­ra, lí­nea ferretera y de aca­ba­dos; pe­ro ya el ase­rra­de­ro no exis­te, pues in­clu­so se com­pra la ma­de­ra a otros pro­vee­do­res.

De acuer­do con Josué Ma­driz, Ad­mi­nis­tra­dor Co­mer­cial de Coo­pe­ma­de­re­ros, se to­mó la de­ci­sión de in­tro­du­cir la lí­nea ferretera por­que se bus­ca­ba su­plir las ne­ce­si­da­des de sus clien­tes y ofre­cer­les un ser­vi­cio adi­cio­nal, ya que ha­ce 34 años no ha­bía tan­tas op­cio­nes de fe­rre­te­rías en la zo­na.

Ser­vi­cio es fun­da­men­tal

Se­gún Ma­driz, pa­ra man­te­ner­se du­ran­te to­dos es­tos años en una zo­na don­de la com­pe­ten­cia ha cre­ci­do tan­to, el se­cre­to es ha­cer la di­fe­ren­cia por me­dio de un buen ser­vi­cio al clien­te.

Por ejem­plo, Coo­pe­ma­de­re­ros ha im­ple­men­ta­do pues­tos que no son co­mu­nes den­tro de una fe­rre­te­ría y que a ellos les fun­cio­na muy bien. Tal es el ca­so de la re­cep­cio­nis­ta que se en­car­ga de re­ci­bir al clien­te, de guiar­lo, in­for­mar­le so­bre el ser­vi­cio y có­mo va a ser aten­di­do. Lo que bus­can es que, des­de que in­gre­sa, el clien­te sien­ta que ya se le es­tá aten­dien­do.

Ade­más, de acuer­do con Josué, son en­fá­ti­cos en in­cul­car­le al em­plea­do la me­jo­ra con­ti­nua en el ser­vi­cio, y eso lo lo­gran por me­dio de ac­tua­li­za­cio­nes y ca­pa­ci­ta­cio­nes cons­tan­tes, ya que Coo­pe­ma­de­re­ros ma­ne­ja en­tre 15 mil y 20 mil ar­tícu­los.

Y es que el ad­mi­nis­tra­dor co­mer­cial ase­gu­ra que pa­ra los clien­tes de la zo­na de Pé­rez Ze­le­dón la aten­ción jue­ga un pa­pel más im­por­tan­te que el pre­cio, y es por eso que se en­fo­can en que los clien­tes sal­gan fe­li­ces del lo­cal.

Ma­ne­jo de clien­tes mo­les­tos

Es muy di­fí­cil que ab­so­lu­ta­men­te to­dos los clien­tes sal­gan con­ten­tos, por­que pue­de pa­sar, por ejem­plo, que no en­cuen­tren lo que lle­ga­ron a bus­car, o que tu­vie­ron un pro­ble­ma a la ho­ra de rea­li­zar un cam­bio… y son si­tua­cio­nes to­tal­men­te nor­ma­les. En­ton­ces, ¿có­mo lo­gran que los clien­tes mo­les­tos re­gre­sen?

Cuan­do al­gu­na de esas si­tua­cio­nes su­ce­de, se­gún Josué, bus­can re­sol­ver­le el pro­ble­ma al clien­te. Es­cu­char­lo, de­jar que se desaho­gue y dar­le so­lu­ción en el mis­mo mo­men­to, es bá­si­co y fun­da­men­tal.

Otra de sus es­tra­te­gias es el se­gui­mien­to que se da a los com­pra­do­res por me­dio del con­trol de lla­ma­das, pa­ra co­no­cer el gra­do de sa­tis­fac­ción de los mis­mos ha­cia el ser­vi­cio que se les brin­da.

“No po­de­mos dar­le se­gui­mien­to a to­dos, por­que son mu­chos clien­tes, pe­ro tra­ta­mos de te­ner una es­ta­dís­ti­ca de qué tan bueno o ma­lo es nues­tro ser­vi­cio, des­de que el clien­te in­gre­sa al es­ta­ble­ci­mien­to has­ta el mo­men­to fi­nal, y eso nos per­mi­te me­jo­rar los as­pec­tos en los que es­ta­mos fa­llan­do”, ex­pli­ca.

Fu­tu­ro de Coo­pe­ma­de­re­ros

De acuer­do con Josué Ma­driz, lo que bus­can es se­guir cre­cien­do y su ob­je­ti­vo es tra­tar de dar­le siem­pre lo que bus­can sus clien­tes y que ellos se va­yan sa­tis­fe­chos.

Ade­más, desean se­guir sien­do una de las fe­rre­te­rías de la zo­na con me­nor ro­ta­ción de per­so­nal, ya que gra­cias a es­te as­pec­to es que pue­den ofre­cer un ser­vi­cio de ca­li­dad.

Fi­nal­men­te, quie­ren se­guir in­no­van­do e im­ple­men­tan­do el desa­rro­llo del cantón. “Nues­tra vi­sión es bus­car el pro­gre­so de nues­tros aso­cia­dos y co­la­bo­ra­do­res de la mano de nues­tros clien­tes, que son los que ha­cen que po­da­mos se­guir aquí”.

Se­gún Josué Ma­driz, Ad­mi­nis­tra­dor Co­mer­cial de Coo­pe­ma­de­re­ros, la bue­na co­mu­ni­ca­ción, un ex­ce­len­te ser­vi­cio al clien­te y man­te­ner­se en cons­tan­te me­jo­ra han si­do las cla­ves pa­ra que Coo­pe­ma­de­re­ros ten­ga 34 años en el mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.