Oa­sis de las car­nes

Vivir y Comer - - Gastronomía - Por Me­lis­sa Her­nán­dez Mar­ce­la Ber­toz­zi y shut­ters­tock

Has­ta el car­ní­vo­ro más exi­gen­te pue­de en­con­trar nue­vas opciones en lo­ca­les de­no­mi­na­dos “bou­ti­que”, un ti­po de es­ta­ble­ci­mien­to que em­pie­za a aso­mar­se en Cos­ta Ri­ca y, en el cual, la re­gla es ofre­cer cor­tes “pre­mium” y “gourmet”. Po­cos re­cuer­dan aque­lla car­ni­ce­ría de ba­rrio en la que, con so­lo pa­sar al fren­te, era im­po­si­ble no per­ci­bir ese olor peculiar e in­des­crip­ti­ble, pa­ra mu­chos, po­co agra­da­ble. En cam­bio, en los nue­vos es­ta­ble­ci­mien­tos de­no­mi­na­dos bou­ti­que las co­sas han cam­bia­do: abun­dan los cor­tes fi­nos, los em­pa­ques al va­cío, los vi­nos, las sa­les ar­te­sa­na­les o los im­ple­men­tos pa­ra lu­cir­se en una pa­rri­lla­da.

Es­tos co­mer­cios apa­re­cie­ron pa­ra dar un pa­so más allá y edu­car a los cos­ta­rri­cen­ses en el con­su­mo y pre­pa­ra­ción de cor­tes que an­tes so­lo po­dían de­gus­tar­se en un res­tau­ran­te es­pe­cia­li­za­do.

Al­gu­nas ofre­cen car­ne reconocida por su ca­li­dad, co­mo la pro­ve­nien­te de la ra­za va­cu­na an­gus. Otras, se en­fo­can en pro­duc­tos li­bres de an­ti­bió­ti­cos y quí­mi­cos, co­mo los cor­tes pro­ve­nien­tes de va­cas de pas­to­reo. Ade­más, no li­mi­tan su ofer­ta a la car­ne de res, tam­bién pue­de en­con­trar­se po­llo, pes­ca­dos, cor­de­ro, cer­do o versiones gourmet de cho­ri­zos y car­nes cu­ra­das.

Fo­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.