Los pla­ce­res de la car­ne

Vivir y Comer - - Gastronomía - Por THaís agui­lar Fo­tos adrián so­to

En me­dio de tiendas fas­hio­nis­tas y con un diseño de van­guar­dia, abrió sus puertas la pri­me­ra car­ni­ce­ría gourmet en San Ra­fael de Es­ca­zú.

El exclusivo y pe­que­ño cen­tro co­mer­cial 7 Ban­cas en Es­ca­zú co­bi­ja re­co­no­ci­das y nue­vas tiendas de diseño de mo­da y otras si­mi­la­res, pe­ro una vi­tri­na, que no rom­pe la be­lle­za ar­qui­tec­tó­ni­ca de las pro­pues­tas, ex­hi­be un par­ti­cu­lar pro­duc­to: car­nes.

Sí, car­nes, cor­tes de­li­cio­sos que se ma­du­ran en la vi­tri­na, se­lla­da pa­ra con­tro­lar la hu­me­dad, con un sue­lo de sal ma­ri­na y una her­mo­sa y enor­me pie­dra de cuar­zo que per­mi­te dis­tin­guir me­jor el clá­si­co ins­tru­men­tal de las vie­jas car­ni­ce­rías: pe­sas tradicionales, gan­chos y ta­blo­nes.

To­do re­mi­te a las car­ni­ce­rías que aún po­de­mos ver en nues­tros ba­rrios o en los mer­ca­dos de las ca­be­ce­ras de pro­vin­cia, pe­ro Fe­rro Maestros Car­ni­ce­ros apues­ta por el diseño in­te­rior de pri­me­ra fac­tu­ra, pro­duc­tos de

pri­me­ra ca­li­dad y trans­pa­ren­cia en la ma­ni­pu­la­ción de los pro­duc­tos. Aquí se dis­fru­ta la car­ne con to­dos los sen­ti­dos, es­pe­cial­men­te el de la vis­ta. Y lo di­ce una cua­si­ve­ge­ta­ria­na.

La car­ne es beLLa

Ins­pi­ra­dos en una car­ni­ce­ría ex­tran­je­ra “de di­se­ña­dor”, Fe­rro Maestros Car­ni­ce­ros es una apues­ta de Ga­na­de­ros In­dus­tria­les de Cos­ta Ri­ca (GICO), quie­nes apues­tan por la di­ver­si­fi­ca­ción del ne­go­cio de ga­na­de­ría y ex­por­ta­ción de car­nes, pa­ra com­par­tir lo me­jor de su pro­duc­to con la clien­te­la local.

Se­gún ex­pli­ca Ser­gio Co­lom­ba­ri, ge­ren­te de Fe­rro, las car­nes y otros pro­duc­tos –de los cua­les ha­bla­re­mos más ade­lan­te– son de pri­me­ra ca­li­dad y ex­pues­tas pú­bli­ca­men­te a un pro­ce­so de ma­du­ra­ción y ma­ne­jo de tra­za­bi­li­dad.

La tra­za­bi­li­dad es la po­si­bi­li­dad de en­con­trar y se­guir el ras­tro de un alimento, a tra­vés de to­das las eta­pas de pro­duc­ción, trans­for­ma­ción y dis­tri­bu­ción, en es­te ca­so de car­nes va­cu­nas; es­to per­mi­te iden­ti­fi­car –co­mo lo es­tán los cor­tes de Fe­rro, de­bi­da­men­te eti­que­ta­dos– y re­cons­truir el ori­gen y el his­to­rial de ca­da tro­zo, des­de su cor­te, ma­du­ra­ción, al­ma­ce­na­je y dis­tri­bu­ción.

La tra­za­bi­li­dad es la po­si­bi­li­dad de en­con­trar y se­guir el ras­tro de un alimento, a tra­vés de to­das las eta­pas de pro­duc­ción, trans­for­ma­ción y dis­tri­bu­ción, en es­te ca­so de car­nes va­cu­nas; es­to per­mi­te iden­ti­fi­car –co­mo lo es­tán los cor­tes de Fe­rro, de­bi­da­men­te eti­que­ta­dos– y re­cons­truir el ori­gen y el his­to­rial de ca­da tro­zo, des­de el mo­men­to de su cor­te, ma­du­ra­ción y al­ma­ce­na­je has­ta la eta­pa de dis­tri­bu­ción.

Es­te con­cep­to de ofre­cer car­nes va­cu­nas de al­ta ca­li­dad se aso­cia a to­da la cul­tu­ra si­ba­ri­ta de la co­mi­da: vi­nos, cer­ve­zas, pas­tas, acei­tes, pla­ti­llos pa­ra acom­pa­ñar, en­sa­la­das, ca­fés, que­sos, ja­mo­nes y otros acom­pa­ña­mien­tos en­tre una in­tere­san­te ofer­ta que no olvida a quie­nes aman los pla­ce­res cu­li­na­rios, pe­ro su­fren de in­to­le­ran­cia al glu­ten, por ejem­plo.

Fe­rro no so­lo ama el ga­na­do va­cuno, la pro­pues­ta de ser­vi­cio re­cuer­da a quie­nes por una u otra ra­zón no co­men car­ne ro­ja, pe­ro son afec­tos al pes­ca­do y los ma­ris­cos.

Has­ta pa­vos ofre­cie­ron en no­viem­bre pa­sa­do pa­ra el día de Ac­ción de Gra­cias y tam­bién ven­den car­ne de po­llo y otros ani­ma­les de gran­ja.

Ade­más, con­vi­dan a los aman­tes de las tor­tas de ham­bur­gue­sa una mar­ca pro­pia –Fe­rro ham­bur­gue­sas–, que es una com­bi­na­ción de car­ne de res y cer­do de ca­li­dad de ex­por­ta­ción.

Asi­mis­mo, en es­ta car­ni­ce­ría es po­si­ble en­con­trar vís­ce­ras que han de­ja­do de en­con­trar­se en bue­na par­te de los de­más co­mer­cios: hí­ga­do, ri­ño­nes, len­gua y otras en­tra­ñas de pre­cios más ase­qui­bles y de al­ta de­man­da en­tre los aman­tes de las car­nes.

¿Y los pre­cios? Ese es su fuer­te, por­que al ser ex­por­ta­do­res ofre­cen los me­jo­res cor­tes y vís­ce­ras de su ga­na­do, pe­ro a pre­cios más ba­jos que los de las car­ni­ce­rías si­mi­la­res.

eL pLa­cer de co­mer

Fe­rro Maestros Car­ni­ce­ros no se li­mi­ta a ven­der cor­tes de pri­me­ra y tra­za­bi­li­dad trans­pa­ren­te; es­tos aman­tes de los pla­ce­res de la car­ne es­tán ha­cien­do de es­te pro­duc­to una ex­ten­sión de mar­ca sin pa­ra­le­los.

El her­mo­so local con vis­ta al ria­chue­lo que cru­za 7 Ban­cas y al pe­que­ño bos­que que lo pro­te­ge, tie­ne un sa­lón de reunio­nes pa­ra 10 per­so­nas, donde la clien­te­la que así lo desee, pue­de re­unir­se y de­gus­tar de los acom­pa­ña­mien­tos y otros pro­duc­tos fres­cos que ofre­ce el local.

Pa­ra es­te 2016, aun­que aún es­tá sin de­fi­nir cuán­do, dis­pon­drán de un deck pa­ra ofre­cer pa­rri­lla­das los do­min­gos y en­se­ñar a los aman­tes de la car­ne a de­gus­tar la ca­li­dad que tie­ne el país.

Aníme­se a co­no­cer es­ta par­ti­cu­lar pro­pues­ta de car­ni­ce­ría y, a lo me­jor, has­ta se olvida del ve­ge­ta­ria­nis­mo por un día.

Ins­pi­ra­dos en una car­ni­ce­ría ex­tran­je­ra “de di­se­ña­dor”, Fe­rro Maestros Car­ni­ce­ros es una apues­ta de Ga­na­de­ros In­dus­tria­les de Cos­ta Ri­ca (GICO), quie­nes apues­tan por la di­ver­si­fi­ca­ción del ne­go­cio de ga­na­de­ría y ex­por­ta­ción de car­nes, pa­ra com­par­tir lo me­jor de su pro­duc­to con la clien­te­la local.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.