Re­por­ta­je de por­ta­da:

Ró­nald Zür­cher

Vivir y Comer - - Índice - Por Da­ni­lo Ji­mé­nez S. Fo­tos Luis Na­va­rro

Ro­nald Zür­cher, más que un ar­qui­tec­to es un ar­tis­ta, que en­cuen­tra en la ar­qui­tec­tu­ra la for­ma de ex­pre­sar su vi­sión de la vi­da.

Lle­vó su ta­len­to a 17 paí­ses del con­ti­nen­te y en­lis­tó en su car­te­ra de clien­tes a mar­cas de abo­len­go co­mo Hil­ton y Ma­rriott. Ar­tis­ta y pen­sa­dor, en­cuen­tra en la ar­qui­tec­tu­ra la vía pa­ra ex­pre­sar su vi­sión in­te­gra­do­ra, no im­por­ta si se tra­ta de un re­sort en Bra­sil, Mé­xi­co o el Ca­ri­be, o una es­cue­la ru­ral.

La vi­da del ar­qui­tec­to Ró­nald Zür­cher hay que contarla a par­tir de sus pro­yec­tos, ca­si dos mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos cons­trui­dos en más de 17 paí­ses del con­ti­nen­te. Esa uni­dad de me­di­da re­tra­ta el éxi­to de 38 años de tra­yec­to­ria, en don­de pa­ten­tó su au­to­ri­dad en el te­rreno de las ideas y de las for­mas es­po­lea­do por su po­ten­cia crea­ti­va.

Su hue­lla in­dis­cu­ti­ble es el res­pe­to al en­torno, pues su­bor­di­na la es­truc­tu­ra ar­qui­tec­tó­ni­ca a la iden­ti­dad del lu­gar ex­pre­sa­da en sus tra­di­cio­nes, ac­tua­li­dad y pai­sa­je.

Ri­gu­ro­so en la bús­que­da de sus­ten­to his­tó­ri­co, Zür­cher di­se­ña a par­tir del res­pe­to e iden­ti­fi­ca­ción con el ca­rác­ter de ca­da es­ce­na­rio pa­ra res­pon­der a sus ca­rac­te­rís­ti­cas y a su cul­tu­ra.

Tie­ne 64 años, una edad en la que mu­chos co­mien­zan a pen­sar en la ju­bi­la­ción, pe­ro que él pre­fie­re vi­vir a ple­ni­tud, con sue­ños y pro­yec­tos por cum­plir, co­mo di­se­ñar y cons­truir un gran templo y un es­ta­dio.

Es ca­ris­má­ti­co, atra­pa la aten­ción a par­tir del ful­gor de su mi­ra­da, tie­ne ma­ne­ras que de­no­tan una lar­ga ex­po­si­ción al in­ter­cam­bio y de­ba­te de ideas, y un tra­to muy cor­dial.

Ro­nald bor­dó la pri­me­ra pun­ta­da de su le­yen­da en 1978, cuan­do fun­dó Zür­cher Ar­qui­tec­tos, en Ba­rrio Amón, e ini­ció un pe­re­gri­na­je mar­ca­do por la evo­lu­ción y el cre­ci­mien­to.

Han pa­sa­do ca­si 40 años, los cua­les apro­ve­chó pa­ra abar­car pro­yec­tos ho­te­le­ros y co­mer­cia­les, re­si­den­cias de lujo, in­te­grar un equi­po de 100 co­la­bo­ra­do­res, crear dos em­pre­sas her­ma­nas –Green­plan y Di­se­ño In­terno– y dar el sal­to in­ter­na­cio­nal.

Su nom­bre co­men­zó a vol­ver­se irresistible pa­ra los desa­rro­lla­do­res ho­te­le­ros des­pués de que di­se­ña­ra el Cos­ta Ri­ca Ma­rriot, ha­ce 20 años, en San An­to­nio de Be­lén.

Des­pués vino el Four Sea­sons Re­sort Cos­ta Ri­ca, en la Pe­nín­su­la Pa­pa­ga­yo, que abrió las puer­tas pa­ra ha­cer mu­chos pro­yec­tos de ho­te­le­ría en el Ca­ri­be, Cen­troa­mé­ri­ca, Bra­sil y Mé­xi­co.

Ha so­bre­vi­vi­do a la con­sa­gra­ción pro­fe­sio­nal con una hu­mil­dad a prue­ba de po­ses, aun­que en­tre sus clien­tes se cuen­ten ca­de­nas co­mo Star­wood Ho­tels y Re­sorts, Hil­ton Ho­tels, Bris­tol Ho­tels y va­rias mar­cas de Ma­rriot –Ritz Carl­ton, JW Ma­rriot, Court­yard, Re­si­den­ce Inn y Fair­field Inn-.

Pre­fie­re re­par­tir la cuo­ta de éxi­to en­tre su equi­po de tra­ba­jo, los con­sul­to­res que lo acom­pa­ñan y su so­cio, Adrián Sa­ba­llos, a quien des­cri­be co­mo “un hom­bre ex­tra­or­di­na­rio”, por su ca­li­dad per­so­nal y ta­len­to crea­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.