La mu­jer al fren­te de Au­to Mer­ca­do

Vivir y Comer - - Gurús -

¿Có­mo ha si­do esa ex­pe­rien­cia de ser mu­jer y te­ner un pues­to de ge­ren­cia en un mun­do en el que pre­do­mi­nan los hom­bres?

A: Re­ta­dor. De al­gu­na for­ma, uno so­lo se pre­sio­na a ser mu­cho más efi­cien­te de lo que la em­pre­sa re­quie­re, pa­ra de­mos­trar que pue­de desa­rro­llar mi­les de fun­cio­nes: de mu­jer, de ad­mi­nis­tra­do­ra de la ca­sa y, ade­más, te­ner un pues­to con gran can­ti­dad de per­so­nas a car­go y una mar­ca que es muy im­por­tan­te y que es una gran res­pon­sa­bi­li­dad.

Des­de su ex­pe­rien­cia o con ba­se en al­gu­na re­tro­ali­men­ta­ción que ha­ya re­ci­bi­do, ¿cuál es la ven­ta­ja de que una mu­jer es­té en un car­go de ge­ren­cia?

A: Es más que to­do una opi­nión per­so­nal, y es­tá muy en­fo­ca­da al ti­po de mar­ca que ten­go a car­go. Sien­to que la mar­ca le ha­bla ma­yo­ri­ta­ria­men­te a las mu­je­res. Uno tie­ne ma­yor sen­si­bi­li­dad y creo que se ha re­fle­ja­do en los re­sul­ta­dos de los úl­ti­mos años, ya que ac­tual­men­te pues es­ta­mos en un muy buen mo­men­to.

¿Cuál es la cla­ve pa­ra mer­ca­dear de ma­ne­ra efec­ti­va Au­to Mer­ca­do y que so­bre­sal­ga en­tre los de­más su­per­mer­ca­dos?

A: Es mu­cho sen­ti­do co­mún. Ob­via­men­te, la

¿Qué es lo que más le sa­tis­fa­ce de la la­bor que desa­rro­lla?

A: ¡Hí­jo­le! Es cuan­do al­guien lle­ga y me di­ce ‘yo amo Au­to Mer­ca­do’, cuan­do uno di­ce ‘yo tra­ba­jo en Au­to Mer­ca­do’ y em­pie­zan a de­cir­te co­sas bo­ni­tas. Es el dar­me cuen­ta de que es­tán per­ci­bien­do to­dos los es­fuer­zos que no­so­tros, co­mo equi­po, ha­ce­mos en el pun­to de ser­vi­cio, en co­mu­ni­ca­ción ma­si­va. Cuan­do se tie­ne ese feed­back y aho­ra con las re­des so­cia­les que nos cuen­tan co­sas tan lin­das, es su­per sa­tis­fac­to­rio.

“Ob­via­men­te, eso va li­ga­do a que es­ta­mos apo­yan­do el que la em­pre­sa ten­ga un re­sul­ta­do sa­tis­fac­to­rio, pues na­da ha­ce­mos con que di­gan ‘yo amo Au­to Mer­ca­do’ si es­te no ven­de lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra pa­gar­nos los sa­la­rios. To­do va li­ga­do: es el que amen Au­to Mer­ca­do y el que si­gan vi­nien­do”.

¿Qué ha apren­di­do en to­dos es­tos años co­mo ge­ren­te?

A: La po­si­ción de ge­ren­te es la se­gun­da vez que la ocu­po y, en ge­ne­ral, el te­ner un car­go don­de uno tie­ne per­so­nal apo­yán­do­le es tal vez la par­te más com­ple­ja, el po­der ali­near a ese per­so­nal pa­ra que vaya con un rum­bo co­mún, el po­der trans­mi­tir ese men­sa­je de que los lo­gros no son de uno, sino de to­dos, ya que al fi­nal, lo que ca­da uno de no­so­tros ha­ce en el equi­po apor­ta a ese ob­je­ti­vo de al­gu­na área es­pe­cí­fi­ca.

“Esa es la par­te más re­ta­do­ra, por­que si el equi­po es­tá bien ali­nea­do, los re­sul­ta­dos se van dan­do na­tu­ral­men­te y el clien­te ve esa ali­nea­ción a ni­vel de lo que la mar­ca le di­ce y có­mo se co­mu­ni-

ca con él. Y no es so­lo nues­tro equi­po de plan­ta, tam­bién es el de la agen­cia de pu­bli­ci­dad y el de la agen­cia de re­la­cio­nes pú­bli­cas”.

¿Cuál es el rol que desem­pe­ña el con­su­mi­dor en el plan de mer­ca­deo de Au­to Mer­ca­do?

A: Son nues­tros crí­ti­cos más fuer­tes, en for­ma po­si­ti­va. El clien­te de Au­to Mer­ca­do tie­ne una re­la­ción con la mar­ca muy es­tre­cha, en­ton­ces, con­si­de­ra que tie­ne to­do el de­re­cho –y es­tá bien que lo ha­ga así– de re­tro­ali­men­tar­nos y de de­cir­nos cuan­do al­go no le gus­ta o cuan­do al­go le gus­ta tan­to que quie­ren que no lo de­je­mos de ha­cer. In­ter­ac­túa mu­chí­si­mo con no­so­tros y des­de que en­tra­mos a re­des so­cia­les, eso ha si­do to­da­vía más vi­si­ble pa­ra no­so­tros. Es gen­te que tie­ne un sen­ti­do de per­te­nen­cia al gru­po de clien­tes Au­to Mer­ca­do y que es súper exi­gen­te; es­to úl­ti­mo un po­co por nues­tra cul­pa, pues he­mos he­cho que ellos sean exi­gen­tes y, co­mo tal, tra­ta­mos de aten­der­los, de dar­les el se­gui­mien­to que ellos es­pe­ran y de, en la me­di­da de lo po­si­ble, sa­tis­fa­cer sus re­que­ri­mien­tos.

Con ba­se en su la­bor, y to­man­do en cuen­ta la si­tua­ción na­cio­nal, ¿cuá­les son los re­tos que tie­ne Au­to Mer­ca­do?

A: Más que to­do, son re­tos que no­so­tros mis­mos nos fi­ja­mos. La em­pre­sa siem­pre es­tá tra­tan­do de ha­cer las co­sas lo me­jor po­si­ble y eso no va cam­biar por­que es par­te de su cul­tu­ra. So­mos su­per­exi­gen­tes con no­so­tros mis­mos y, a ve­ces, no ca­carea­mos tan­to los hue­vos co­mo otras em­pre­sas lo ha­cen, por­que cree­mos que es al­go que de­be­mos ha­cer y no lo re­sal­ta­mos por­que pa­ra no­so­tros es un es­tán­dar. Creo que par­te de los re­tos es ser un po­co menos tí­mi­dos, por­que las em­pre­sas en ge­ne­ral, y más en el ne­go­cio en el que no­so­tros es­ta­mos, son muy agre­si­vas, lo cual es bueno por­que nos ha­ce ser me­jo­res ca­da día.

“Ade­más, el ca­nal de su­per­mer­ca­dos co­mo tal tie­ne unos ac­to­res bas­tan­te fuer­tes, muy fuer­tes a ni­vel mun­dial. Es por ello que man­te­ner­nos, sien­do una em­pre­sa fa­mi­liar, 100% cos­ta­rri­cen­se, con una can­ti­dad tan pe­que­ña de pun­tos de ser­vi­cio, en com­pa­ra­ción con otras ca­de­nas, y con la par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do que te­ne­mos, es un gran lo­gro. Pe­ro el prin­ci­pal re­to es có­mo man­te­ne­mos esa par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do y có­mo la in­cre­men­ta­mos. Y ahí es don­de en­tran to­das las áreas de la com­pa­ñía con to­dos los pla­nes de cre­ci­mien­to. Tam­bién se­guir di­fe­ren­cián­do­nos de la com­pe­ten­cia, pues uno de nues­tros va­lo­res es la in­no­va­ción”.

“Pa­ra no­so­tros, co­mo Mer­ca­deo, el 2016 es un año du­rí­si­mo de tra­ba­jo, por­que dos o tres aper­tu­ras en un año es una car­ga la­bo­ral in­tere­san­te pa­ra to­dos. Hay to­do un plan de ex­pan­sión a me­diano y lar­go pla­zo, en­ton­ces hay Au­to Mer­ca­do pa­ra ra­to… ¡Por di­cha!”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.