En­fo­que am­bien­ta­lis­ta

Vivir y Comer - - Cita -

GAIA cuen­ta con una re­ser­va na­tu­ral en la que pro­li­fe­ra una in­ten­sa vi­da sil­ves­tre. An­tes de que se cons­tru­ye­ra, ha­ce 10 años, era un cen­tro de con­ser­va­ción de or­quí­deas pro­pias de la zo­na que se lla­ma­ba Jar­dín Gaia. Es por eso que los vi­si­tan­tes pue­den apre­ciar va­rias de es­tas es­pe­cies en el lu­gar.

Ac­tual­men­te, el ho­tel es­tá com­pro­me­ti­do con un pro­yec­to que ve­la por la pro­tec­ción de las la­pas que han es­ta­do en cau­ti­ve­rio. La ini­cia­ti­va bus­ca que es­tas aves se re­in­te­gren po­co a po­co a su há­bi­tat na­tu­ral y que sean ca­pa­ces de va­ler­se por sí mis­mas.

Ade­más, es una for­ma de re­po­blar de la­pas a Ma­nuel An­to­nio, lue­go de que las cons­truc­cio­nes de los úl­ti­mos años obli­ga­ran a la es­pe­cie a mi­grar a otros te­rri­to­rios.

Así que en GAIA se les en­se­ña a las aves có­mo vo­lar, bus­car co­mi­da y se les rea­li­zan che­queos de sa­lud. Has­ta el mo­men­to, se han li­be­ra­do unas 30 la­pas; otras per­ma­ne­cen en jau­las has­ta que pue­dan re­in­ser­tar­se al am­bien­te y las de­más vue­lan li­bres en­tre los ár­bo­les de la re­ser­va o han bus­ca­do nue­vos te­rri­to­rios.

Co­mo par­te del pen­sa­mien­to eco­ló­gi­co, GAIA bus­ca cau­sar el mí­ni­mo impacto en el am­bien­te, por lo que se preo­cu­pa por el ma­ne­jo ade­cua­do de desechos y la uti­li­za­ción de pro­duc­tos or­gá­ni­cos en las ha­bi­ta­cio­nes. Ade­más, la úni­ca for­ma de su­bir has­ta el ho­tel, que se en­cuen­tra en una ci­ma, es me­dian­te ca­rri­tos de golf eléc­tri­cos que tras­la­dan a los tu­ris­tas a to­da ho­ra en­tre la en­tra­da y la re­cep­ción. Los vehícu­los de los hués­pe­des se que­dan aba­jo, en el par­queo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.