WHEN LIM­ITS BECOME METAPHOR

Laura Arañó Arencibia › larano9337@gmail.com

Art On Cuba - - Index - Laura Arañó Arencibia

[…] En la obra que ha re­al­izado en los úl­ti­mos tiem­pos, si bien no aban­dona sus pre­ocu­pa­ciones y metodologías ini­ciales, puede com­pro­barse un trán­sito de lo in­di­vid­ual a la memo­ria colec­tiva. Su yo se trans­figura en un nosotros, en un hom­bre univer­sal, en un su­jeto cerce­nado de sus fac­ul­tades para la co­mu­ni­cación. Án­gel Del­gado: Re­visión (abril, 2015), una de sus ex­hibi­ciones per­son­ales más re­cientes, re­al­izada en Aluna Art Foun­da­tion y cu­rada por Adri­ana Herrera y

Willy Castel­lanos −tam­bién di­rec­tores del es­pa­cio−, se cen­tra en los úl­ti­mos diez años de car­rera del artista. Este ejer­ci­cio cu­ra­to­rial rev­ela sus con­flic­tos, que parecieran ma­te­ri­alizarse ahora en seres anón­i­mos, repeti­dos sin ce­sar en casi to­das las piezas. Sus fig­uras sin ros­tro, solo iden­ti­fi­ca­bles por sus di­men­siones, sur­gen ante el nuevo con­texto, pre­cisa­mente, los límites tem­po­rales de esta mues­tra co­in­ci­den con el es­tablec­imiento defini­tivo de Del­gado fuera de Cuba.

Más allá de de­ter­min­is­mos in­op­er­antes e in­gen­uos, es posi­ble vis­lum­brar una bipo­lar­i­dad com­ple­men­taria e in­clu­siva en las obras más re­cientes. De un lado las pre­ocu­pa­ciones por los límites tan­gi­bles, del otro las de­mar­ca­ciones cla­sis­tas, los ór­denes im­puestos, las re­glas so­ciales; pero am­bas ver­tientes, si se pudieran de­nom­i­nar así, dis­cur­ren so­bre los mecan­is­mos que, paradóji­ca­mente, el su­jeto con­figura y que ter­mi­nan por cerce­nar su li­bre albedrío. La se­rie His­to­rias par­ale­las (2007, im­pre­siones dig­i­tales so­bre pañue­los) re­sponde a esta poética más rela­cionada con los már­genes físi­cos. Aquí se apropia de vis­tas fo­tográ­fi­cas de la vida en prisión, y encima de las im­pre­siones ubica un su­til dibujo de sus seres in­con­clu­sos. Este re­cur­rente mo­tivo icono­grá­fico parece ser un ál­ter ego del artista. Sin em­bargo, lo que sor­prende es que, in­cluso con la in­ex­pre­sivi­dad del ros­tro, es posi­ble sen­tirse es­treme­cido ante la ausente fri­al­dad de la nariz, la boca, los ojos. […]

Las nuevas tec­nologías supo­nen un es­pa­cio cada vez mayor para el diál­ogo y las lib­er­tades de ex­pre­sión, sin em­bargo, ante las condi­ciones reales, esta sen­ten­cia se vuelve in­verosímil. Nos abo­camos a un uni­verso donde la in­co­mu­ni­cación de­splaza cualquier in­terés de in­ter­cam­bio. Los “paisajes in­có­mo­dos” de Án­gel Del­gado na­cen en los in­ter­sti­cios de este ais­lamiento cada vez mayor. Nue­va­mente, los seres im­per­fec­tos del artista se eri­gen, ahora trans­fig­u­ra­dos en es­pecie de hom­bres de ne­go­cios con cha­que­tas y cor­batas, so­bre un lienzo. En las primeras obras de esta se­rie, en la que hi­b­rid­aba la im­pre­sión dig­i­tal y la pin­tura, los paisajes rev­e­lan un cierto aire onírico, prob­a­ble­mente proce­dente del amasijo que sug­ieren los per­son­ajes junto a otros ob­je­tos. No ob­stante, más allá de esta “rareza” en­tre los el­e­men­tos, lo más ex­traor­di­nario es el he­cho de nom­brar como paisaje una pin­tura en la que la mon­u­men­tal­i­dad de los per­son­ajes no se cor­re­sponde con la posi­ción se­cun­daria que la figura hu­mana ocupa en este género.

Su grad­ual in­terés por re­gre­sar a la pin­tura en los úl­ti­mos años, aprox­i­mada­mente desde 2010, no re­sultó ser solo un pro­ceso en el que aban­donara sus mecan­is­mos y pro­ced­imien­tos asid­uos, sino tam­bién el surgimiento de nuevos asun­tos en sus piezas. El home­less ir­rumpe en el lienzo para opon­erse al hom­bre de tra­jes amar­il­los y verdes. Es in­tere­sante cómo el artista uti­liza fig­uras may­ores para los seres de traje, mien­tras que el vagabundo se trans­parenta so­bre el fondo con una tenue silueta. La difer­en­cia en­tre am­bas imá­genes ad­vierte so­bre los es­tratos con­stru­i­dos para es­truc­turar difer­en­cia­ciones cla­sis­tas. In­cluso, en los cuadros co­hab­i­tan otros el­e­men­tos como da­dos, male­tas y sábanas, alu­sivos es­tos úl­ti­mos al azar, al vi­aje. Par­al­lel Sto­ries (2014) es­boza las trayec­to­rias dis­pares en las que el ser hu­mano se sep­ara de sus se­me­jantes. El colosal hom­bre de cha­queta roja con maleta azul atraviesa apu­rado el lienzo, mien­tras el por­diosero en los bor­des de la pin­tura se aleja tac­i­turno. ¿Qué tan le­janas pudieran re­sul­tar sus nar­ra­ciones ante es­tas parábo­las con­tra­dic­to­rias y for­tu­itas? ƒ

Con­tained Words (Be­lieve), 2014 / Jabón y cal­i­brador (pie de rey) / 94 x 18 x 5 cm / Cortesía del artista

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.