EN LA VANGUARDIA CUBANA, UN­TOLD TALES

Rafael Diaz Casas

Art On Cuba - - In This Issue - Rafael DiazCasas

Ga­lerie Le­long, NY

› rafael­diaz­casas@gmail.com

A María Elena Jubrías, por la sec­reta in­spiración y el no siem­pre fá­cil amor mu­tuo

En años re­cientes la obra de los artistas que crearon en Cuba, en par­tic­u­lar los que tra­ba­jaron den­tro de las fron­teras del arte ab­stracto de­spués de la Se­gunda Guerra Mun­dial, ha sido el cen­tro de am­plia aten­ción in­ter­na­cional. Para mu­chos esta ob­ser­vación llega como sor­presa, es­pe­cial­mente cuando este arte parece op­uesto a la obra de otros miem­bros de la Vanguardia Cubana, in­tere­sa­dos en la fig­u­ración, y pic­tóri­ca­mente in­cli­na­dos en con­struir te­niendo como base pri­maria los ide­ales de la iden­ti­dad na­cional.

Pue­den haber varias ra­zones para este re­ciente in­cre­mento en vis­i­bil­i­dad pero, in­dis­cutible­mente, el es­cru­ti­nio a que ha es­tado sometido el arte lati­noamer­i­cano –la in­ves­ti­gación y el es­tu­dio de his­to­ri­adores y cu­radores de arte– es un fac­tor a tener en cuenta. Con­se­cuente­mente, los es­fuer­zos de es­tos es­pe­cial­is­tas han en­con­trado un dinámico eco re­cep­tivo en colec­ciones pri­vadas que, por su fuerza, han ayu­dado a mover la pro­duc­ción de esos artistas ab­strac­tos a la primera línea, ubicán­do­los en ex­posi­ciones en museos y galerías que van de La Ha­bana y Mi­ami a Lon­dres y

Nueva York.

Un es­pa­cio rel­e­vante como Ga­lerie Le­long ha aña­dido re­cien­te­mente in­terés y no­to­riedad en el tópico, con la ex­posi­ción Diálogos Constructivistas en la Vanguardia Cubana: Amelia Peláez, Loló Sold­ev­illa y Zilia Sánchez (Abril 28 – Ju­nio 25, 2016), cuya cu­radora con­sul­tante fue Ms. In­grid W. El­liott. La mues­tra es­tuvo acom­pañada por un catál­ogo bien con­ce­bido e ilustrado que pre­senta un en­sayo de la cu­radora, tit­u­lado Be­tween the Real and the In­vis­i­ble (Entre lo real y lo in­vis­i­ble).

La ex­posi­ción ha sido re­al­izada us­ando traba­jos de di­ver­sos géneros y téc­ni­cas, desde obras so­bre pa­pel, dibu­jos y cerámi­cas de Amelia Peláez (1896-1968), col­lages y es­cul­turas de Loló Sold­ev­illa (1901-1971) y Zilia Sánchez (n. 1926), así como pin­turas de las tres artistas. Pre­stando igual aten­ción a cada artista, las treinta y una piezas es­tu­vieron acom­pañadas por una selec­ción de ma­te­ri­ales efímeros, como catál­o­gos de ex­posi­ciones y fo­tografías. In­cluyó además un film afi­cionado en col­ores de La Ha­bana a fines de los años cuarenta, re­al­izado por el his­to­ri­ador del arte de ori­gen cubano, cu­rador y di­rec­tor del Mu­seum of Amer­i­can States, José Gómez Si­cre (1916-1991). La ex­hibi­ción del film po­dría ser con­sid­er­ada hom­e­naje al centenario de Gómez Si­cre.

En su en­sayo para el catál­ogo, Ms. El­liot ar­roja con éx­ito luz so­bre las conex­iones in­t­elec­tuales entre las obras de es­tas tres ama­zonas pin­toras cubanas. La au­tora ar­tic­ula orgáni­ca­mente la relación del tra­bajo de Amelia y Loló, y destaca cómo Sánchez re­toma el legado pic­tórico de sus pre­de­ce­so­ras, seña­lando con clar­i­dad lo que las une y sep­ara. Sin em­bargo, no lo­gra de­scribir la com­ple­ji­dad del tras­fondo so­bre el que es­tas artistas es­ta­ban tra­ba­jando en la Isla, y le falta sus­tan­cia a su in­ves­ti­gación histórica.

Esos Diálogos Constructivistas en que la ex­posi­ción de la Galería Le­long se cen­tra comen­zaron mu­cho antes de los años cin­cuenta, marco tem­po­ral elegido por la cu­radora, y esos tem­pra­nos in­ter­cam­bios con­struyeron la base que conecta la con­ver­sación pic­tórica entre Peláez, Sold­ev­illa y Sánchez. A lo largo del camino, el tra­bajo de mu­chos artistas que son fun­da­men­tales en el de­sar­rollo de la abstracción en Cuba ha caído en el olvido; hoy solo un puñado de el­los ha sido “re-de­s­cu­bierto” in­ter­na­cional­mente por las cor­ri­entes de in­terés ac­tuales. (…) ƒ

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.