FOR A MEET­ING WITH THE PAINT­ING OF CAR­LOS GAR­CÍA DE LA NUEZ

Yoandra Lorenzo Ramos

Art On Cuba - - In This Issue - Yoandra Lorenzo Ramos

› yoandra.loren­zo­ramos@gmail.com

Car­los Gar­cía de la Nuez no nece­sita es­cribir sus memo­rias… Su obra con­sti­tuye un cuaderno en el que va plas­mando su bi­ografía me­di­ante sím­bo­los que nos per­miten en­ten­der, a me­dias, sus sig­nifi­ca­dos. De esta man­era da a cono­cer, a quienes se ac­er­can a sus pin­turas, parte de su uni­verso pri­vado, a través de cifras, pal­abras, imá­genes ab­strac­tas, que solo él puede de­scifrar com­ple­ta­mente. Com­parte flas­ha­zos de in­tim­i­dad mez­cla­dos con re­flex­iones filosó­fi­cas, éti­cas, ex­is­ten­ciales…

Dejó La Ha­bana en los años noventa, pero no le dijo adiós. No fue su in­ten­ción cor­tar los la­zos que lo unían a su fa­milia, a sus ami­gos, a su cul­tura, a su Isla. Mu­chos lu­gares lo han acogido y a al­gunos ha lla­mado “casa”, pero re­gre­sar a La Ha­bana supone siem­pre un mo­tivo de re­go­cijo y sat­is­fac­ción para él. La in­vitación de ex­poner en el Museo Na­cional de Bellas Artes am­pli­ficó sus emo­ciones, por todo lo que este lu­gar sig­nificó en su for­ma­ción como artista: “…fue aquí donde aprendí lo que es la pin­tura, en las salas de este Museo de­s­cubrí lo que encierra ese mar­avil­loso se­creto que es la pin­tura…”1 El 26 de marzo quedó in­au­gu­rada Car­di­nales, la más re­ciente ex­posi­ción de Car­los Gar­cía en La Ha­bana, en el Ed­i­fi­cio de Arte Cubano del Museo Na­cional de Bellas Artes.

(…) Se trata de una ex­posi­ción de in­men­sos for­matos.

El artista se pro­puso dis­fru­tar a lo grande. Am­plias telas sirvieron de so­porte a obras donde el trazo ex­pre­sion­ista lo dice todo; donde los col­ores son sím­bo­los per se y la tran­si­ción de uno a otro, aunque br­usca en oca­siones, es pura, ha­ciendo más dramático el con­traste; donde las ex­ten­sas áreas de pig­men­tos son in­ter­rump­i­das, fre­cuente­mente, por la caligrafía in­teligente de Car­los Gar­cía, que nos rev­ela en qué pens­aba cuando pintaba y nos indica hasta dónde pre­tende que llegue­mos ante su obra.

Sin duda al­guna es este el re­sul­tado del buen hacer, del deleite al crear, de la sat­is­fac­ción.

Ante es­tas obras no puedes más que sen­tir la provo­cación de esa mez­cla rara entre re­speto a la tradi­ción y vo­cación de trans­gre­sor. Gar­cía de la Nuez no es solo un gran pin­tor, es un es­tu­dioso y apa­sion­ado del arte, por eso ha de­sar­rol­lado una obra muy par­tic­u­lar y ha de­fen­dido su pos­tura, in­cluso en mo­men­tos en que las ten­den­cias artís­ti­cas y el contexto han mar­chado en otra di­rec­ción. Hoy, con un tra­bajo ple­na­mente maduro, en­trega al es­pec­ta­dor una ex­posi­ción como Car­di­nales, donde cada obra es un grito, una ver­dad que debe ser es­cuchada con clar­i­dad e in­ter­pre­tada con au­tonomía. ƒ 1. Pal­abras de Car­los Gar­cía de la Nuez en en­tre­vista re­al­izada por Horten­sia Mon­tero, cu­radora de la ex­posi­ción Car­di­nales, en el Museo Na­cional de Bella Artes.

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.