An Ex­hi­bi­tion by Reinier Nande & Edgar Hechavar­ría

Claudia González Machado

Art On Cuba - - In This Issue - Claudia González Machado

› cglez13@gmail.com

(…) El juego, sus re­glas, es­trate­gias, roles y el ele­mento lúdico que im­plica han es­tado pre­sentes en la obra de Reinier Nande desde su grad­uación del In­sti­tuto Su­pe­rior de Arte en el año 2005. En su tesis, tit­u­lada Jue­gos dis­cre­tos, se man­i­festaba ya el in­terés por pro­fun­dizar en de­ter­mi­nadas ex­pe­ri­en­cias so­cio­cul­tur­ales, en este caso los jue­gos de azar, para com­pren­der y cues­tionar otros fenó­menos más am­plios, como los com­por­tamien­tos so­ciales y las prác­ti­cas in­sti­tu­cionales.

No es for­tu­ito en­tonces que Nande se plantee el ejer­ci­cio de la creación como una suerte de juego de azar, en el que los par­tic­i­pantes ide­ales son el es­pa­cio y el tiempo. Y así lo ha plas­mado en mues­tras per­son­ales como Play­ing (2010), R.MUD (2015) y PUZ­ZLE, esta úl­tima la más re­ciente del artista, pre­sen­tada en la cén­trica Galería Ser­vando del Vedado. Tales ex­hibi­ciones, al igual que al­gu­nas piezas suyas in­clu­idas en difer­entes proyec­tos colec­tivos, nos han situ­ado ante un autén­tico ma­nip­u­lador de las apari­en­cias que gusta de rev­e­lar zonas in­vis­i­bles o in­vis­i­bi­lizadas, pero no por ello menos reales en un es­pa­cio-tiempo que se re­siste al olvido.

En este sen­tido, PUZ­ZLE, que cuenta con la pres­en­cia de Edgar Hechavar­ría como artista in­vi­tado, nos in­cita a repen­sar en los ver­tig­i­nosos cam­bios que es­tán te­niendo lu­gar en Cuba, y lo hace par­tiendo del juego como pre­texto y metá­fora. A propósito de lo an­te­rior, Ha­ciendo la noti­cia es una de las obras más logradas de la mues­tra. En ella Nande ha par­tido del pop­u­lar pasatiempo que tiene como propósito con­struir imá­genes me­di­ante líneas que se co­mu­ni­can sigu­iendo números en or­den as­cen­dente. El es­pec­ta­dor debe par­tic­i­par del juego si quiere saber –o en este caso “hacer”– la noti­cia que se es­conde tras el or­den de los dígi­tos. Nande nos coloca en una doble posi­ción, y nue­stro pa­pel de ac­tores en la con­struc­ción de la obra es tan im­por­tante como el rol de es­pec­ta­dores. Una vez que la ima­gen fi­nal se de­vela la noti­cia se hace ante nue­stros ojos: los pres­i­dentes Barack Obama y Raúl Cas­tro se es­trechan las manos en el que con­sti­tuye uno de los mo­men­tos más trascen­den­tales en la his­to­ria de am­bos países, el restablec­imiento de las rela­ciones diplomáti­cas. Este he­cho, que sin lu­gar a du­das se ha con­ver­tido en uno de los apotegmas más co­munes del arte cubano, ya había sido tratado por Nande en su pieza In­ter­fer­en­cia, pre­sen­tada en la 12 Bienal de La Ha­bana (mayo, 2015). En aque­lla ocasión, al igual que en Ha­ciendo la noti­cia, la obra solo co­braba sen­tido si el público ac­cedía a “vivirla” con su par­tic­i­pación. (…) En am­bas la in­ter­ac­ción del público en su sen­tido más am­plio (no in­di­vid­ual) es de­ter­mi­nante. En una se es­cucha la noti­cia y en la otra se hace; y en las dos, in­cluso con sus difer­en­cias for­males, el ele­mento lúdico es un com­po­nente es­en­cial.

(…) Como buen cro­nista de su época, Nande otorga espe­cial im­por­tan­cia a las no­ciones de es­pa­cio y tiempo. En piezas como Apun­ta­lando la his­to­ria y Las 58 difer­en­cias di­aloga con el pasado, pero sin ob­viar su condi­ción de artista del pre­sente ni la re­se­man­ti­zación de los he­chos. Con cierta nos­tal­gia nos habla de ru­inas con las que con­vivi­mos a diario, pero cuya pres­en­cia y sim­bolismo ape­nas son ad­ver­tidos por mu­chos transeúntes. Tal es el caso del ed­i­fi­cio situ­ado en la cén­trica esquina de 23 y 12, que hoy es una di­latada aglom­eración de an­damios y pun­tales de madera, pero que en abril de 1961 acogió a sus pies un he­cho tan rel­e­vante para el país como lo fue la procla­mación del carác­ter so­cial­ista de la Revolu­ción Cubana. Nande nos con­vida a no per­manecer in­ertes ante la de­struc­ción o pér­dida de la his­to­ria, de los sím­bo­los, aun en aque­l­los ca­sos en que sus con­no­ta­ciones, a la luz de los nuevos con­tex­tos, pudieran pare­cer le­janas. (…) ƒ

REINIER NANDE

Re­suél­valo usted mismo, 22016 Im­pre­sión dig­i­tal / 60 x 80 cm

Cortesía del artista y de Galería Ser­vando, La Ha­bana

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.