HIS OWN IMAG­I­NARY

Daniel G. Al­fonso

Art On Cuba - - In This Issue - Daniel G. Al­fonso

› daniel@artecubano.cult.cu

(…) Osy Mil­ian cada día me sor­prende. Antes de ini­ciar un nuevo proyecto es­tu­dia e in­ves­tiga. Sus pre­ocu­pa­ciones son otras, su contexto ha cam­bi­ado; su cos­mos an­te­rior, le­git­i­mado en un panorama vis­ual con­tem­porá­neo que se car­ac­ter­iza por la plu­ral­i­dad y la ver­sa­til­i­dad, ha de­s­cu­bierto nuevas fron­teras artís­ti­cas. Su obra pic­tórica, apre­cia­ble en ex­posi­ciones per­son­ales como Frágil (2010), Sin Re­torno (2011) y Arte Cubano Joven (2012) posee un vo­cab­u­lario dis­tin­tivo, la orig­i­nal­i­dad de sus lien­zos rad­ica en el ar­gu­mento que de­spl­iega (imag­i­nario vin­cu­lado al uni­verso ado­les­cente) y en el modo en que lo­gra re­solverlo (desde una per­spec­tiva in­fan­til).

Sus re­flex­iones gi­ran, en­tonces, en torno a la rep­re­sentación de un grupo so­cial del que ella forma parte. Sus per­son­ajes es­tán re­suel­tos a par­tir de los prés­ta­mos que re­al­iza de la icono­grafía japonesa (anime y manga), del dis­eño y de creadores del pop cubano (Um­berto Peña y Raúl Martínez) y nipón (Takashi Mu­rakami y Yoshi­moto Nara). Pre­dom­ina, en sus telas, la planimetría cromática, un ex­ce­lente dibujo, em­pleo de tonal­i­dades estri­dentes, poder de sín­te­sis y depu­ración for­mal, ele­men­tos de apoyo que co­mu­ni­can al es­pec­ta­dor sus ex­pe­ri­en­cias más ín­ti­mas y es­table­cen diálogos con prob­lemáti­cas como el sexo, las dro­gas, el con­sum­ismo, el ais­lamiento, la re­be­lión, etc.

En la ac­tu­al­i­dad está generando fun­ciones sim­bóli­cas y uni­ver­sos fic­ti­cios que son es­en­cial­mente gestos que ll­e­van im­plíc­ito pro­ce­sos ab­strac­tos. Osy ya no es la misma, el cordón um­bil­i­cal que la ataba a la pin­tura –man­i­festación que de­fiende– se ha roto; una cisura que le per­mi­tió au­nar otro sis­tema de saberes vin­cu­lado con la relación que ex­iste entre la tradi­ción pic­tórica, la tec­nología y la cien­cia. Su paradigma artís­tico se ha trans­for­mado.

Eri­dani (2015), ex­posi­ción re­al­izada en la galería Ar­tis 718 del

Fondo Cubano de Bienes Cul­tur­ales, nos anun­cia una nueva etapa en su trayec­to­ria. En ella pudo apre­cia­rse como a la artista le in­teresa com­par­tir con el es­pec­ta­dor parte de su his­to­ria, sus ac­tivi­dades más per­son­ales y sus conocimien­tos so­bre la his­to­ria del arte. Asimismo, evade que su obra quede cat­a­lo­gada en al­gún movimiento o ten­den­cia es­pecí­fica; se mueve por di­ver­sos lengua­jes sin miedo, la rigidez le mo­lesta. Sus planteamien­tos desde la pin­tura han lo­grado que su pro­duc­ción posea un sello par­tic­u­lar e in­con­fundible, ele­men­tos que le posi­bil­i­tan en es­tos mo­men­tos am­pliar sus hor­i­zontes ex­plorato­rios. Para ello ex­per­i­menta la estrategia del tra­bajo en grupo con Thri­an­gle (Osy Mil­ian & Ale­jan­dro R. Rosell), una plataforma vis­ual creada en el 2014. In­m­ersa en este pro­ceso mul­ti­dis­ci­plinario, la artista se pro­puso con­struir en el es­pa­cio galerís­tico un paisaje imag­i­nario basado en la rep­re­sentación del límite y las posi­bil­i­dades con­ven­cionales con el arte.

(…) Con un con­cepto otro para el panorama plás­tico na­cional y como parte de su Tesis de Li­cen­ciatura del In­sti­tuto Su­pe­rior de

Arte (ISA), Osy Mil­ian re­al­iza en la Galería Ser­vando la ex­posi­ción id1428115017 (La Ha­bana, abril, 2016). Aquí las in­ves­ti­ga­ciones son difer­entes, ahora le in­teresa re­flex­ionar so­bre as­pec­tos como lo pri­vado y lo público y su im­bri­cación en la con­tem­po­ranei­dad. Asimismo, a través de cada una de las piezas aborda y ex­plora sus ideas so­bre la relación arte-vida y la pin­tura pen­sada so­bre sí misma, que le posi­bil­i­tan desnudar su nat­u­raleza y su pro­ceso cre­ativo. La ex­posi­ción es puro gesto. Osy ha colo­cado las obras ar­bi­trari­a­mente, cada una es ubi­cada como fue con­ce­bida, en el suelo, so­bre un mue­ble o ca­bal­lete, pues­tas a se­car frente a un ven­ti­lador. La cu­raduría, aparente­mente des­or­de­nada e in­co­her­ente, es­tablece un dis­curso muy cer­cano a las crea­ciones del artista japonés Parker Ito y se aprox­ima a los traba­jos re­al­iza­dos por el Grupo Puré en los años ochenta. El es­pec­ta­dor com­pleta y le otorga sig­nifi­cado a la may­oría de las piezas pre­sen­tadas. (…) ƒ

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.