INSTANCIAS DEL LÍMITE

Art On Cuba - - Sp - Onedys Calvo

In­tere­sado en lo ex­is­ten­cial, en lo trascen­den­tal, en lo es­en­cial… el tra­bajo de Al­fredo Sara­bia (hijo), (La Ha­bana, 1986) se destaca en el con­texto vis­ual cubano por abor­dar, desde la fo­tografía, el punto de en­cuen­tro en­tre las oposi­ciones po­lares bi­na­rias, prop­ues­tas por la antropología es­truc­tural­ista de Lévi-Strauss.

Esta ex­pre­sión artís­tica ha flu­ido en su que­hacer de man­era orgánica. Primero le llega por los genes, aque­l­los hereda­dos de su padre, Al­fredo Sara­bia Domínguez (La Ha­bana, 1951 - Mérida, 1992), el mismo que lo hiciera trascen­der en una ima­gen ya icónica en la fo­tografía cubana, cuando ape­nas tenía dos años de edad, en el muro del malecón. No ob­stante, Sara­bia (hijo) es­tudió Pin­tura en la Academia de Bel­las Artes San Ale­jan­dro. En­tonces la fo­tografía era para él una her­ramienta para doc­u­men­tar o com­ple­tar su obra. De­spués cursó es­tu­dios en el In­sti­tuto Su­pe­rior de Arte (ISA), una época en que el medio devino fin. Fue alumno, en­tre otros, de Gon­zalo González Borges (Gonzo), Félix Aren­cibia y Juan Car­los Alom… Ac­tual­mente su tra­bajo es con­sid­er­ado en­tre los más pe­cu­liares den­tro de la fo­tografía re­al­izada en la Isla.

Pero lo más co­her­ente está pre­cisa­mente en que, sigu­iendo su in­stinto con­cep­tual, esta ex­pre­sión artís­tica que capta miméti­ca­mente el en­torno y que lo doc­u­menta con carác­ter tes­ti­mo­nial, con sus com­po­nentes de ve­raci­dad y con­fi­a­bil­i­dad, le re­sul­tan a Sara­bia la op­er­a­to­ria idónea para ex­poner esos frag­men­tos de la re­al­i­dad que pre­fig­u­ran una línea, ya física o metafórica, en­tre lo triv­ial y lo ex­traor­di­nario, en­tre lo real y lo suprater­reno.

Desde el punto de vista semiótico, este límite es muy ev­i­dente en los en­cuadres del artista, y desde el punto de vista semán­tico, sus imá­genes con­ll­e­van una pro­fun­di­dad con­cep­tual so­por­tada en el es­tu­dio de las difer­entes cat­e­gorías cog­ni­ti­vas aso­ci­adas a la ex­is­ten­cia. De ahí que en su obra se re­curra con fre­cuen­cia a citas bíbli­cas, so­bre todo por el carác­ter trascen­den­tal que es­tas pau­tan para la ex­is­ten­cia hu­mana.

(…) Sara­bia acude a códi­gos lla­ma­tivos y polisémi­cos, y siem­pre indaga en var­ios de sus nive­les de aso­ciación con el fin de di­a­gra­mar más sug­es­ti­va­mente la cir­cun­stan­cia. Una y otra vez hace con­fluir lo histórico y lo mi­tológico, en metá­foras y con­struc­ciones visuales que parten de re­al­i­dades a las que, en oca­siones, por no de­cir fre­cuente­mente, no se les en­cuen­tra sen­tido. Esto marca una per­spec­tiva muy per­son­al­izada, pienso que hon­esta, en su tra­bajo, el cual se ha de­sar­rol­lado con cierta ver­sa­til­i­dad.

Sus obras ya se desta­can por no pare­cerse de­masi­ado a otras, en un mundo donde la fo­tografía es hegemónica, y en un con­texto lla­ma­tivo, ya tan­tas ve­ces re­vis­i­tado, releído y re­tratado por to­dos. Hay, además, algo fun­da­men­tal que rat­i­fica la au­t­en­ti­ci­dad de este medio como ex­pre­sión plás­tica con­tem­poránea: el modo en que le sirve a Sara­bia para ex­pre­sar su necesi­dad por ver más allá de lo in­medi­ato, por analizar y en­ten­der lo sig­nif­i­cante, aque­llo que gen­era ten­sión como condi­ción para el equi­lib­rio de la ex­is­ten­cia; el modo en que le per­mite ubi­carse en esa zona im­per­cep­ti­ble y pródiga donde lo con­tra­dic­to­rio y lo in­ma­nente lo in­ci­tan a mar­car el límite en­tre las du­al­i­dades, en­tre la luz y las tinieblas. ƒ

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.