THIMO PIMENTEL PREMIO NACIONAL DE ARTES PLÁSTICAS 2016

Arte por Excelencias - - República Dominicana - Por Menoscal Reynoso

El fun­da­dor del Mu­seo de la Cerá­mi­ca Con­tem­porá­nea (MCC) y di­rec­tor de Pun­ta Ca­na Art Ga­llery y Pun­ta Ca­na Art Cen­ter, Thimo Pimentel, en su con­di­ci­ón de mé­di­co der­ma­tó­lo­go, cono­ce co­mo el que más la epi­der­mis de la so­ci­e­dad do­mi­ni­ca­na.

A jui­cio de Ma­ri­an­ne de To­len­ti­no, des­ta­ca­da crí­ti­ca de arte, «Thimo Pimentel ha es­ta­do con­ju­gan­do, de mo­do em­pren­de­dor, ges­tor cul­tu­ral, ini­cián­do­se en los es­tu­di­os pro­fe­si­o­na­les y los ser­vi­ci­os so­ci­a­les con la me­di­ci­na…».

«Él es aquí el mayor es­pe­ci­a­lis­ta en raku co­mo arte pu­ro y au­tó­no­mo, con una téc­ni­ca im­pla­ca­ble de coc­ci­ón a muy al­ta tem­pe­ra­tu­ra: sus pla­cas en ar­ci­lla re­frac­ta­ria son in­com­pa­ra­bles. Es así un hom­bre de hoy que se su­mer­ge en el arte mi­le­na­rio de los po­bla­do­res in­di­os y ori­en­ta­les —ta­í­nos y mayas o ja­po­ne­ses y core­a­nos—. Sus pi­e­zas aú­nan la historia y la es­té­ti­ca, la ma­te­ria y la ela­bo­ra­ci­ón, la be­lle­za de la su­per­fi­cie, in­te­gran­do di­bu­jo in­ci­si­vo y co­lo­ri­do ca­si mo­no­cro­mo», acen­túa la ex­per­ta.

La re­vis­ta Arte por Excelencias se acer­có al afa­ma­do ar­tis­ta do­mi­ni­ca­no, con qui­en in­ter­cam­bió pa­re­ce­res y re­fle­xi­o­nes.

Con su pu­jan­te obra y con­ti­nuo tra­ba­jo cre­a­ti­vo, us­ted de­mu­es­tra que se pu­e­de ser pro­fe­ta en su ti­er­ra. ¿Qué opi­ni­ón le me­re­ce el otor­ga­mi­en­to del Premio Nacional de Artes Plásticas de 2016 a al­guien que ha sa­bi­do fun­dar cá­te­dras?

He dic­ho que los re­co­no­ci­mi­en­tos y premios hon­ran, pero que de nin­gu­na ma­ne­ra son fru­to de ex­clu­si­vi­da­des. Lle­gar a ser re­co­no­ci­do si­em­pre será gra­to, pero in­gra­to se­ría no re­cor­dar a los que a nu­es­tro la­do han con­tri­bui­do co­mo equi­po a lo­grar­lo.

A di­fe­ren­cia del arte, los ar­tis­tas sí ti­e­nen pa­tria. Us­ted ha re­cor­ri­do el mundo por sus res­pon­sa­bi­li­da­des y pro­pu­es­tas. ¿Cuán esen­ci­al es en su vi­da la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na?

Mi is­la es mi yu­caye­que, y si­en­do una is­la má­gi­ca que una vez fu­e­ra la ca­te­dral de los arawa­cos in­su­la­res, me mo­ti­va a es­car­bar en su pa­sa­do mí­ti­co. Mi obra se nu­tre de la is­la, de su gen­te, sus olo­res, sus sa­bo­res, sus co­lo­res…

¿Dón­de apre­hen­dió —con hac­he— la ir­re­ve­ren­cia y la pro­vo­ca­ci­ón co­mo re­cur­sos para su obra? ¿O son con­gé­ni­tas a su ser?

Soy en esen­cia ir­re­ve­ren­te co­mo huér­fa­no de ma­dre que he si­do des­de los seis años. La pro­vo­ca­ci­ón y la iro­nía son ele­men­tos que dis­fru­to para lo­grar con pa­si­ón que­rer a mi ti­er­ra y a mis ami­gos, pu­es la amis­tad y la so­li­da­ri­dad van de la mano con la pa­si­ón, la en­tre­ga, la dis­ci­pli­na y el tra­ba­jo, y qué me­jor que ma­ne­jar el des­dén con iro­nía para re­ír cons­truyen­do, in­ven­tan­do o rein­ven­tan­do las tris­tes re­a­li­da­des del en­tor­no.

¿Qué rol asig­na a las nu­e­vas tec­no­lo­gí­as y a las redes so­ci­a­les en la di­fu­si­ón de su cre­a­ci­ón?

Thimo Pimentel re­ci­be el Premio Nacional de Artes Plásticas 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.