MÁS ESPAÑOL EN ESTADOS UNIDOS

Arte por Excelencias - - Jornadas Actuar - Por Loly Estévez

El fu­tu­ro de la len­gua de Cer­van­tes en Estados Unidos des­pi­er­ta op­ti­mis­mo. El te­ma cen­tró un con­ver­sa­to­rio con el que cul­mi­nó la mu­es­tra fo­tográ­fi­ca La­ti­no/co­ti­di­a­no USA, en la em­ba­ja­da de Es­paña en Cuba. Pa­ra el con­se­je­ro cul­tu­ral Gui­ller­mo Cor­ral, más de 50 mi­llo­nes de ha­blan­tes (el 18 % de la po­bla­ci­ón) y la ten­den­cia al cre­ci­mi­en­to de la ci­fra ava­lan la mi­ra­da po­si­ti­va.

El di­rec­tor de la Aca­de­mia Cu­ba­na de la Len­gua, Ro­ge­lio Ro­drí­guez Co­ro­nel, des­ta­có la pre­sen­cia en Estados Unidos de va­ri­as ge­ne­ra­ci­o­nes de his­pa­nos ac­ti­vos en di­ver­sos sec­to­res de la so­ci­e­dad, in­cluyen­do los gru­pos más in­fluyen­tes en la eco­no­mía y la po­lí­ti­ca. El tam­bi­én de­ca­no de la Fa­cul­tad de Artes y Le­tras de la Uni­ver­si­dad de La Habana re­cor­dó que en su dis­cur­so de en­tra­da a la Aca­de­mia Nor­te­a­me­ri­ca­na de la Len­gua Es­paño­la, Francisco Mo­re­no plan­teó la te­sis de una «(…) pro­gre­si­va cons­ti­tu­ci­ón de un español es­ta­dou­ni­den­se pro­pi­a­men­te dic­ho, con una ga­ma de es­ti­los cul­tos y po­pu­la­res a su pro­pia dis­po­si­ci­ón».

Pau­la Ca­nal, agen­te li­te­ra­ria y ase­so­ra de la Fun­da­ci­ón Ni­colás Gui­llén, en­cu­en­tra una de­bi­li­dad en la di­fu­si­ón de la li­te­ra­tu­ra en len­gua cas­te­lla­na, que lle­ga al lec­tor tra­du­ci­da al in­glés y que cons­ti­tuye so­la­men­te el 3 % de lo que se pu­bli­ca en Estados Unidos. Aun­que seña­la el re­ci­en­te sur­gi­mi­en­to de edi­to­ri­a­les in­de­pen­di­en­tes con un per­fil más abi­er­to, Ca­nal ase­gu­ra que las po­cas que im­pri­men en español lo ha­cen pre­fe­ren­te­men­te so­bre te­mas de co­ci­na, au­to­ayu­da, es­pi­ri­tu­a­li­dad y bi­o­gra­fí­as de fa­mo­sos. Con- que ase­gu­ra que en 2050 ese pa­ís será el de mayor can­ti­dad de his­pa­no­ha­blan­tes del mun­do, con 132 mi­llo­nes de per­so­nas co­mu­nicán­do­se en cas­te­lla­no. En es­te pun­to aler­ta res­pec­to al co­lo­ni­a­lis­mo que ca­rac­te­ri­za a la his­to­ria del de­s­ar­ro­llo de las ci­en­ci­as y a la es­tra­te­gia im­pe­ri­al glo­ba­li­za­do­ra que pre­ten­de im­po­ner su len­gua: re­cu­er­da que el 85% de los tex­tos ci­en­tí­fi­cos y aca­dé­mi­cos que se pu­bli­can en el mun­do están en in­glés. Bau­jín in­di­có que los de­ci­so­res de po­lí­ti­cas cul­tu­ra­les y edu­ca­ti­vas de­ben po­ner es­pe­ci­al cui­da­do en la pre­ser­va­ci­ón de la len­gua cul­ta, pu­es con­si­de­ra que el fac­tor prin­ci­pal pa­ra el uso y con­so­li­da­ci­ón de un idi­o­ma es su pres­ti­gio y el or­gu­llo por su em­pleo.

Ter­mi­no mi re­seña con un po­e­ma es­cri­to dé­ca­das an­tes del con­ver­sa­to­rio que re­la­to. Tiene el ver­so in­con­fun­di­ble del Po­e­ta Na­ci­o­nal de Cuba, Ni­colás Gui­llén, qui­en —a mi pa­re­cer— acu­de en apoyo de los po­nen­tes. Su tí­tu­lo: «Pro­ble­mas del sub­des­ar­ro­llo».

Mon­si­eur Du­pont te lla­ma in­cul­to, porque ig­no­ras cuál era el ni­e­to pre­fe­ri­do de Víc­tor Hugo.

Herr Mü­ller se ha pu­es­to a gri­tar, porque no sa­bes el día (exac­to) en que mu­rió Bis­mark.

Tu ami­go Mr. Smith, in­glés o yan­qui, yo no lo sé, se suble­va cu­an­do es­cri­bes shell. (Pa­re­ce que ahor­ras una ele, y que además pro­nun­ci­as chel.)

Bu­e­no ¿y qué? Cu­an­do te to­que a ti, mán­da­les de­cir ca­ca­ra­jí­ca­ra, y que don­de está el Acon­ca­gua, y que quién era Su­cre, y que en qué lu­gar de es­te pla­ne­ta mu­rió Martí.

Un fa­vor: Que te ha­blen si­em­pre en español.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.