FIESTA DEL FUEGO: ORGULLO SANTIAGUERO

Arte por Excelencias - - News - ORLANDO VERGÉS

Cu­an­do en abril de 1981 Jo­el Ja­mes, di­rec­tor fun­da­dor de la Casa del Ca­ri­be, jun­to a un gru­po en­tu­si­as­ta de ar­tis­tas de la ciudad de­ci­di­e­ron con­vo­car por pri­me­ra vez a es­ta fiesta de las cul­tu­ras po­pu­la­res, no sos­pec­ha­ron que es­te en­cu­en­tro con­si­guie­ra las di­men­si­o­nes que hoy ti­e­ne.

De­fi­ni­ti­va­men­te pre­va­le­ció en­tre no­so­tros el en­fo­que de que el Ca­ri­be es una con­di­ci­ón ac­tu­an­te, una es­pe­cie de for­ma­ci­ón so­ci­al in­a­ca­ba­ble, un acon­te­cer, en úl­ti­ma ins­tan­cia, un ám­bi­to ge­ográ­fi­co que tras­ci­en­de en for­ma de cul­tu­ra.

Es­te en­cu­en­tro de las cul­tu­ras po­pu­la­res y de las tra­di­ci­o­nes es hoy un es­pa­cio al­ter­na­ti­vo don­de se am­plí­an los pro­ce­sos de for­ma­ci­ón de la iden­ti­dad na­ci­o­nal cubana en par­ti­cu­lar y de to­da la re­gi­ón. Así, ca­da nueva edi­ci­ón del Fes­ti­val del Ca­ri­be es como el de­ve­la­mi­en­to de esa pe­cu­li­a­ri­dad de di­men­si­o­nes ex­tra­or­di­na­ri­as que es el ser ca­ri­beño y al que de ma­ne­ra orgá­ni­ca y na­tu­ral per­te­ne­ce Bo­nai­re, pe­queña is­la ca­ri­beña si­tu­a­da al sur del mar Ca­ri­be, fren­te a la cos­ta oc­ci­den­tal de Ve­ne­zu­e­la y com­pren­di­da en­tre los ter­ri­to­ri­os de las lla­ma­das An­ti­llas Ho­lan­de­s­as.

En las di­fe­ren­tes de­di­ca­to­ri­as a pa­í­ses o temá­ti­cas vin­cu­la­das con el área, la Casa del Ca­ri­be ha am­pli­fi­ca­do pa­ra sí, pa­ra el pu­e­blo de Santiago de Cu­ba, pa­ra todo el pa­ís, pa­ra los pu­e­blos de Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be y pa­ra el mun­do, las mag­ni­tu­des del ser ca­ri­beño.

Es­ta trein­ta y si­e­te edi­ci­ón inin­ter­rum­pi­da de la Fiesta del Fuego —como también se le cono­ce— ti­e­ne lu­gar en con­di­ci­o­nes muy es­pe­ci­a­les, pu­es la Casa que lo con­vo­ca y lo or­ga­ni­za está cum­pli­en­do trein­ta y cin­co años de cre­a­da. A pro­pó­si­to, con el Fes­ti­val y la Casa del Ca­ri­be su­ce­dió algo po­co co­mún: pri­me­ro sur­ge el Fes­ti­val y es es­te qui­en hace no­tar la ne­ce­si­dad de crear una ins­ti­tu­ci­ón que lo or­ga­ni­ce y lo proyec­te, sobre todo por­que des­de la pri­me­ra edi­ci­ón del even­to se evi­den­ci­a­ron las po­ten­ci­a­li­da­des de la na­tu­ra­le­za ca­ri­beña de la ciudad de Santiago de Cu­ba.

De es­te mo­do el Fes­ti­val del Ca­ri­be no so­lo ren­dirá me­re­ci­do ho­me­na­je a Bo-

Por Orlando Vergés Mar­tí­nez / Fo­tos Rubén Aja

Can­tos y bai­les a los di­o­ses afro­cu­ba­nos. En la fo­to, la bai­la­ri­na ho­me­na­jea a Os­hún.

Por va­ri­os ki­ló­me­tros se ex­ti­en­de el Des­fi­le de la Ser­pi­en­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.