LA DELICIA DE LAS PROVOCACIONES

Arte por Excelencias - - News - LOLY ESTÉVEZ

De­li­ci­o­sa pro­vo­ca­ci­ón la que nos hace el aca­dé­mi­co Vir­gi­lio López Le­mus al ele­gir trein­ta­iún po­e­tas y po­e­mas pa­ra su Mu­ral de po­e­sía cubana. Des­de sus orí­ge­nes has­ta el van­guar­dis­mo, tí­tu­lo que ini­cia la co­lec­ci­ón Cu­ba de Edi­ci­o­nes La Pal­ma, de Is­las Ca­na­ri­as. La lle­ga­da a La Habana de los pri­me­ros cin­co ejem­pla­res del vo­lu­men pro­pi­ció un en­cu­en­tro con crí­ti­cos y lec­to­res.

In­sis­te López Le­mus en la po­e­sía como esen­cia de lo cu­ba­no, con exis­ten­cia par­ti­cu­lar pre­via a la pro­pia iden­ti­dad y na­ci­ón. Abrir las pá­gi­nas de su Mu­ral… sig­ni­fi­ca el en­cu­en­tro con A la piña, de Manuel de Ze­quei­ra, pun­to de par­ti­da cro­no­ló­gi­co de la se­lec­ci­ón a la que el au­tor lla­ma «mi­ra­da a la na­ci­ón cubana a tra­vés de la po­e­sía», pe­ro que fu­e­ra ca­li­fi­ca­da en el di­a­rio El Mun­do por Luis An­to­nio de Vi­lle­na como «pe­queña an­to­lo­gía, pe­ro sa­bia, por­que de­ja el ape­ti­to abi­er­to».

¿Quién pu­e­de dis­cu­tir que está lo di­fe­ren­te en «Más su­a­ve que la pera / En Cu­ba es la gra­tí­si­ma guaya­ba», de Manuel Jus­to de Ru­bal­ca­ba? An­si­a­mos vol­ver a los po­e­mas cu­an­do López Le­mus ha­bla de dos po­e­tas ex­tra­or­di­na­ri­os, orgullo de la len­gua es­paño­la. Uno, Ju­lián del Ca­sal, al­gu­nas de cuyas obras esen­ci­a­les abi­er­ta­men­te mo­der­nis­tas pre­ce­di­e­ron a las de Rubén Da­río. Otro, el mayor que ha da­do Cu­ba: José Mar­tí, qui­en es­cri­bió el Is­ma­e­li­llo años an­tes del sur­gi­mi­en­to de Azul.

Se apa­si­o­na López Le­mus: «Por lo tan­to no­so­tros te­ne­mos dos ini­ci­a­do­res de la cor­ri­en­te más im­por­tan­te que ha da­do His­pa­no­a­mé­ri­ca en po­e­sía: el mo­der­nis­mo». Pe­ro no eli­gió el com­pi­la­dor un po­e­ma al hi­jo pa­ra re­pre­sen­tar al Após­tol. Aun­que lo ex­pre­sa a mo­do de in­ter­ro­gan­te —«¿Po­dría de­cir­se que Hi­er­ro es su obra ma­es­tra en ver­sos?»—, la ac­ci­ón pro­por­ci­o­na la res­pu­es­ta. Hi­er­ro es el es­co­gi­do. Y me qu­e­da el ver­so eter­no: «Gra­to es mo­rir: hor­ri­ble, vi­vir mu­er­to».

Cul­mi­na Vir­gi­lio su mu­ral con na­ci­dos en el si­glo XIX. Pro­me­te pla­nes pa­ra un mayor em­peño edi­to­ri­al que abar­que un mu­es­tra­rio de la con­tun­den­te po­é­ti­ca cubana del si­glo xx. Ojalá lo con­si­ga pron­to, por­que la lí­ri­ca de es­te arc­hi­pi­é­la­go, al que in­sis­ten en lla­mar is­la, es la ex­pre­si­ón li­te­ra­ria que sur­ge con mayor abun­dan­cia en­tre no­so­tros. A la que acu­di­mos en amo­res y desa­mo­res, en el fra­ca­so y en la glo­ria, en los capí­tu­los épi­cos y en el fre­cu­en­te me­lo­dra­ma. Pe­ro que está ahí, pa­ra to­dos los his­pa­no­ha­blan­tes, por­que —dijo Ma­rio Be­ne­det­ti— «La Is­la, con su cul­tu­ra “an­tro­pó­fa­ga” que si­em­pre se ca­rac­te­ri­zó por cu­ba­ni­zar lo que lle­ga­ba a sus cos­tas y a sus cá­no­nes (…) ha ido acu­mu­lan­do nom­bres y obras que, al me­nos en po­e­sía (y también en pin­tu­ra) la si­tú­an en­tre los tres o cu­a­tro pa­í­ses que han da­do cre­a­ci­o­nes más no­ta­bles al cas­ti­ga­do con­ti­nen­te mes­ti­zo».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.