NUEVA CITY: CREAR UNA CIUDAD

Arte por Excelencias - - News - ATNER CADALSO

Una «nueva» Nueva York apa­re­ce den­tro de la Ga­le­ría de Arte Be­ni­to Or­tiz Bor­rell de la ciudad de Tri­ni­dad. La me­ga­ló­po­lis de pro­lon­ga­dos ras­ca­ci­e­los, pu­en­tes in­nu­me­ra­bles, tre­nes de me­tro que des­fi­lan sin ce­sar, mu­se­os de re­nom­bre mun­di­al e icó­ni­cos mo­nu­men­tos cru­zó una ca­si in­fran­que­a­ble fron­te­ra es­pa­ci­al y cul­tu­ral y ha­lló su ca­mi­no has­ta esa pe­queña ciudad del cen­tro de Cu­ba de la mano del ar­tis­ta Alejandro López, qui­en, en uno de sus ha­bi­tu­a­les ejer­ci­ci­os de osa­día cre­a­ti­va re­vi­ve a tra­vés del arte las ex­pe­ri­en­ci­as de su vi­a­je a «la ciudad que nun­ca du­er­me».

En es­ta sin­gu­lar ex­po­si­ci­ón el ar­tis­ta ha trans­mu­ta­do un po­ten­ci­al de sig­ni­fi­ca­dos na­ci­dos de una ne­ce­si­dad ín­ti­ma de des­pren­di­mi­en­to, de «exor­cis­mo per­so­nal» y a la vez del deseo de com­par­tir su ex­pe­ri­en­cia vi­tal con el es­pec­ta­dor, a la ma­ne­ra de qui­en nar­ra un sim­ple sueño de la noc­he an­te­ri­or, efí­me­ro y ab­so­lu­ta­men­te par­ti­cu­lar, pe­ro car­ga­do de sím­bo­los y re­so­nan­ci­as uni­ver­sa­les.

Su­mer­gir­nos en la ex­po­si­ci­ón Nueva City es rom­per, en pri­mer lu­gar, con el ti­em­po uni­for­me y li­ne­al, como su­ce­si­ón de pre­sen­tes mo­mentá­ne­os, el ti­em­po de la fí­si­ca y del re­loj. A me­di­da que nos ab­sor­ben los ob­je­tos ar­tís­ti­cos, el pre­sen­te se sus­pen­de, y en su lu­gar apa­re­ce una fa­se, un es­pa­cio que ar­ti­cu­la y da sentido al di­bu­jo, la es­cul­tu­ra o el tex­to que apa­re­ce an­te nu­es­tros ojos. Se sus­pen­de la or­ga­ni­za­ci­ón ra­ci­o­nal en que es­ta­mos in­mer­sos los es­pec­ta­do­res y se nos da la po­si­bi­li­dad de crear nuestra pro­pia ciudad; el vi­a­je aje­no se con­vi­er­te en nu­es­tro pro­pio vi­a­je.

De es­ta ma­ne­ra, a tra­vés de un la­be­rin­to de di­bu­jos, fo­to­gra­fí­as, ins­ta­la­ci­o­nes y li­en­zos, Alejandro crea una es­ce­no­gra­fía per­so­nal pa­ra una ico­no­clas­ta pu­es­ta en es­ce­na don­de los ele­men­tos es­co­gi- dos, ya sea por afi­ni­dad es­pi­ri­tu­al o por su pro­pia im­por­tan­cia como imá­ge­nes cul­tu­ra­les, son los ac­to­res prin­ci­pa­les de su tra­ma. Un des­pre­jui­ci­a­do rom­pe­ca­be­zas don­de ca­da pi­e­za en­ca­ja o se conec­ta con la pró­xi­ma en un ale­gre ju­e­go de ci­tas y re­fe­ren­ci­as, y un con­ti­nuo in­ter­cam­bio de rit­mos, co­lo­res y seña­les van mo­de­lan­do un re­co­no­ci­ble ho­ri­zon­te de ele­va­dos edi­fi­ci­os que se re­fle­jan en­tre sí, in­ter­mi­na­bles car­te­les pu­bli­ci­ta­ri­os, obras cla­ve del arte con­tem­porá­neo y po­pu­lo­sas ca­lles tran­si­ta­das por se­res y sig­nos de un uni­ver­so to­tal­men­te cos­mo­po­li­ta. Es la com­ple­ta in­mer­si­ón en el arte y la ar­qui­tec­tu­ra de una ciudad de tor­be­lli­nos y lu­ces, de opa­cos gri­ses y na­ran­jas en­cen­di­dos, una is­la y un con­ti­nen­te a la vez.

Cap­tu­rar el mo­vi­mi­en­to fí­si­co de las imá­ge­nes de Nueva York ti­e­ne, en re­a­li­dad, me­nos re­le­van­cia pa­ra Alejandro que la for­ma en que es­tas mis­mas imá­ge­nes se mu­e­ven re­al­men­te más allá de sí mis­mas, su­gi­ri­en­do otra for­ma de mo­vi­mi­en­to. Nueva City no se li­mi­ta a mos­trar re­a­li­da­des de ti­po so­ci­al o es­te­re­o­ti­pos cul­tu­ra­les o po­lí­ti­cos, si­no que apun­ta ha­cia un mun­do que si­em­pre está emer­gi­en­do, que bro­ta del en­cu­en­tro in­es­pe­ra­do al do­blar una es­qui­na cu­al­qui­e­ra de la gran ciudad. Andy War­hol nos ob­ser­va im­pa­si­ble des­de su la­ta de so­pa Camp­bell, las Tor­res Ge­me­las cu­el­gan in­es­ta­bles en un di­bu­jo in­cli­na­do, Bas­quiat cu­bre con sus gra­fi­tis la fac­ha­da com­ple­ta de un ras­ca­ci­e­los y un

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.