UN TI­TI­RI­TE­RO LLA­MA­DO AR­MAN­DO

A PRO­PÓ­SI­TO DEL PRE­MIO NA­CI­O­NAL DE TE­A­TRO 2018, OTORGADO AL MA­ES­TRO AR­MAN­DO MORALES

Arte por Excelencias - - Contents - POR RUBÉN DARÍO SALAZAR Ca­lle 4 no. 257 e/ 11 y 13, El Ve­da­do, La Ha­ba­na. Cu­ba. Telf: (53) 7835 5783 / 7833 0047 pre­si­den­cia@cu­ba­es­ce­na.cult.cu www.cu­ba­es­ce­na.cu

Rubén Darío Salazar

Ti­e­ne nom­bre de galán román­ti­co, pero es un ju­glar ha­ba­ne­ro de pu­ra ce­pa, pí­ca­ro sal­tim­ban­qui que tu­vo el pri­vi­le­gio de ha­ber es­ta­do con los her­ma­nos Ca­me­jo y Pe­pe Car­ril, co­mo mi­em­bro de la tro­pa mí­ti­ca lla­ma­da Guiñol Na­ci­o­nal de Cu­ba, en los tem­pra­nos años se­sen­ta. Lu­e­go fue tes­ti­go de la fun­da­ci­ón en 1963 del Te­a­tro Na­ci­o­nal de Guiñol. Ar­man­do Morales Ri­ve­rón es el se­gun­do ti­ti­ri­te­ro ac­ti­vo que re­ci­be el Pre­mio Na­ci­o­nal de Te­a­tro, des­de su cre­a­ci­ón a fi­na­les de los años no­ven­ta; el pri­me­ro fue el di­rec­tor ar­tís­ti­co, dra­ma­tur­go y diseña­dor ma­tan­ce­ro Re­né Fernández, en el año 2007.

Una y otra vez su nom­bre apa­re­ció en­tre los no­mi­na­dos al má­xi­mo ga­lar­dón te­a­tral de nu­es­tro pa­ís. Aho­ra que en 2018 lo ha ob­te­ni­do, evo­co el nom­bre de sus ma­es­tros del re­ta­blo, que son los ma­es­tros por ex­ce­len­cia de ca­da aman­te de la ti­te­re­ría que sur­ge en nu­es­tra Is­la. Re­pa­so tam­bi­én los nom­bres de sus co­le­gas más des­ta­ca­dos de aque­lla épo­ca, Xi­o­ma­ra Pa­la­cio y Uli­ses Gar­cía, que re­ga­ron con su im­pron­ta lu­mi­no­sa el si­glo xx y el si­glo xxi, has­ta de­cir adi­ós. En 2016 re­ci­bió en el Ta­ller In­ter­na­ti­o­nal de Tí­te­res de Ma­tan­zas la Dis­tin­ci­ón Ho­no­rí­fi­ca Her­ma­nos Ca­me­jo y Pe­pe Car­ril, y el Pre­mio Ma­es­tro de Ju­ven­tu­des que otor­ga la Aso­ci­a­ci­ón Her­ma­nos Sa­íz.

Per­so­na­jes pro­ta­gó­ni­cos en obras cum­bres del re­per­to­rio del Te­a­tro Na­ci­o­nal de Guiñol co­mo La lo­ma de Mam­bi­a­la, Ubú Rey o Ibeyi Añá lo re­co­no­cen co­mo ex­ce­len­te ac­tor ti­ti­ri­te­ro, a lo que se su­man sus tra­ba­jos co­mo diseña­dor es­ce­nográ­fi­co, de muñe­cos o ves­tu­a­rio jun­to al ma­es­tro Ca­me­jo. Ar­man­do se hi­zo di­rec­tor ar­tís­ti­co y co­men­zó a es­cri­bir e in­ves­ti­gar, has­ta con­for­mar un cu­er­po te­ó­ri­co so­bre el te­a­tro de tí­te­res que ha si­do pu­bli­ca­do en Cu­ba y el ex­tran­je­ro. Ha co­la­bo­ra­do en mon­ta­jes es­cé­ni­cos de agru­pa­ci­o­nes na­ci­o­na­les e in­ter­na­ci­o­na­les, ha pro­mo­vi­do even­tos y au­to­res, y su im­pron­ta his­tri­ó­ni­ca y pe­da­gó­gi­ca ha si­do re­co­no­ci­da y aplau­di­da por va­ri­os fes­ti­va­les allen­de los ma­res, don­de ha de­ja­do el se­llo de un ar­tis­ta, le­gí­ti­mo he­re­de­ro de lo mejor del te­a­tro de fi­gu­ras en nu­es­tro ter­ri­to­rio.

La in­qui­e­tud ar­tís­ti­ca y el ri­es­go cre­a­ti­vo han mar­ca­do su trayec­to­ria pro­fe­si­o­nal, más el amor por la en­señan­za y un pu­en­te peren­ne con los mi­em­bros más jó­ve­nes del re­ta­blo na­ci­o­nal. Des­de ha­ce un bu­en ti­em­po está al fren­te del Te­a­tro Na­ci­o­nal de Guiñol, la com­pañía que vio na­cer ha­ce más de cin­cu­en­ta años en la po­pu­lo­sa sa­li­ta ubi­ca­da en el edi­fi­cio Foc­sa de la ca­pi­tal. En ese si­tio, tan lle­no de mo­men­tos glo­ri­o­sos y de re­fe­ren­cia obli­ga­da en el pano­ra­ma de la es­ce­na cu­ba­na, si­gue la­bran­do en la ac­tu­a­li­dad. Sus más re­ci­en­tes es­pectá­cu­los, ya co­mo di­rec­tor ar­tís­ti­co o co­mo in­tér­pre­te, ha­blan de su per­ma­nen­cia en el ca­mi­no in­fi­ni­to de las ta­blas. To­dos los que en es­te ver­de caimán nos co­lo­ca­mos un muñe­co en la ma­no, sa­lu­da­mos el pre­mio na­ci­o­nal de es­te sin­gu­lar ti­ti­ri­te­ro lla­ma­do Ar­man­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.