DEL CASTELLANO FU­E­RA DE CASTILLA

ABOUT CASTILIAN SPA­NISH OUT OF CASTILE

Arte por Excelencias - - Contents -

Loly Es­té­vez

La mis­ma y di­ver­sa. Úni­ca y di­fe­ren­te. Así es la len­gua que lla­ma­mos cas­te­lla­na, pero que ha­ce ya muc­ho sa­lió de las lla­nu­ras de Castilla. De la ma­no de ha­blan­tes de los más di­ver­sos pe­la­jes co­men­zó su ex­pan­si­ón fu­e­ra de la pe­nín­su­la ibé­ri­ca. Plan­tó su pi­ca, la mayor de las ve­ces a san­gre y fu­e­go, en los más le­ja­nos e in­ex­plo­ra­dos rin­co­nes, y allí que­dó. Pero no ile­sa.

Re­sul­ta­do del pro­ce­so que si­glos más tar­de el sa­bio cubano don Fer­nan­do Or­tiz de­fi­ni­e­ra co­mo trans­cul­tu­ra­ci­ón, la len­gua de Cer­van­tes si­guió si­en­do ella, esa que per­mi­te que nos co­mu­ni­que­mos ha­bi­tan­tes de muy di­ver­sas la­ti­tu­des y cos­tum­bres, pero afincán­do­se y ge­ne­ran­do par­ti­cu­la­ri­da­des en ca­da na­ci­ón o ter­ri­to­rio.

Pre­ci­sa­men­te ella: la mis­ma y di­ver­sa, re­sul­ta hoy una de las atrac­ci­o­nes de qui­e­nes vi­si­tan los pa­í­ses his­pa­no­ha­blan­tes. Ex­pe­ri­en­ci­as muy di­fe­ren­tes bus­can y es­pe­ran los vi­a­je­ros de hoy, en na­da pa­re­ci­dos a aque­llos pro­ta­go­nis­tas in­vo­lun­ta­ri­os de una su­er­te de big bang de su len­gua ma­ter­na. El afán de las per­so­nas por ir más allá de sus fron­te­ras en plan de di­ver­ti­men­to o in­da­ga­ci­ón se con­vi­er­te en una fá­cil aven­tu­ra gra­ci­as al des­ar­ro­llo del trans­por­te y las co­mu­ni­ca­ci­o­nes, lo que ha da­do lu­gar a una in­dus­tria que flo­re­ce pe­se a las re­cur­ren­tes cri­sis de la eco­no­mía mun­di­al.

Ac­tu­al­men­te al­gu­nos pa­í­ses ca­li­fi­can al tu­ris­mo co­mo «lo­co­mo­to­ra de la eco­no­mía», y no fal­tan ex­per­tos que si­guen el ra­zo­na­mi­en­to apun­tan­do ha­cia la cul­tu­ra y los bi­e­nes cul­tu­ra­les co­mo «lo­co­mo­to­ras de la lo­co­mo­to­ra». Opor­tu­no ci­tar aquí al Ins­ti­tu­to de Es­ta­dís­ti­ca de la Unes­co, uno de cuyos in­for­mes ofre­ce ci­fras so­bre el no­ta­ble in­cre­men­to del co­mer­cio de bi­e­nes y ser­vi­ci­os cul­tu­ra­les pe­se a la re­ce­si­ón eco­nó­mi­ca glo­bal. «Es­to es una pru­e­ba más del pa­pel esen­ci­al que ac­tu­al­men­te des­em­peñan las in­dus­tri­as cul­tu­ra­les en la eco­no­mía mun­di­al», in­di­ca la en­ti­dad es­pe­ci­a­li­za­da de la Unes­co.

Par­te in­dis­cu­ti­ble del ca­da vez más va­lo­ra­do acá­pi­te de pa­tri­mo­nio cul­tu­ral in­ma­te­ri­al es la len­gua ma­ter­na de ca­da pu­e­blo o re­gi­ón. Al­gu­nas en pro­ce­so de des­a­pa­ri­ci­ón. Otras, co­mo la de Cer­van­tes, en ple­na glo­ria mul­ti­pli­ca­do­ra. Los ac­tu­a­les ex­pe­di­ci­o­na­ri­os des­de y ha­cia cu­al­qui­e­ra de los pun­tos del pla­ne­ta don­de el es­pañol es len­gua de uso co­mún podrán co­mu­ni­car­se a la per­fec­ci­ón, pero go­zan­do de nu­e­vas so­no­ri­da­des y vo­ca­blos que ca­si si­em­pre en­ci­er­ran muc­ho más de lo que el vi­si­tan­te es­pe­ra.

Des­de es­ta co­lum­na de­fen­so­ra de la Ñ, aler­to a los tu­ris­tas que lle­gan a Cu­ba de­ci­di­dos a no marc­har­se sin ha­ber de­gus­ta­do en su ter­ruño de ori­gen uno de los más fa­mo­sos coc­te­les del mun­do, a in­da­gar más allá de los sa­bo­res del pri­mer dai­qui­rí o de los efec­tos de los que be­ban a con­ti­nu­a­ci­ón. Dai­qui­rí es al­go más que la me­mo­ria de los pla­ce­res bá­qui­cos del in­dis­pen­sa­ble He­mingway: es un pun­to ge­ográ­fi­co cos­te­ro del ori­en­te de la mayor de las An­ti­llas, ins­crip­to por los ava­ta­res del des­ti­no en la his­to­ria de la Gu­er­ra His­pa­no-cubano-nor­te­a­me­ri­ca­na en el si­glo XIX.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.