ISAÍAS ROJAS, O CÓ­MO HA­CER LA DANZA FOLCLÓRICA

Arte por Excelencias - - News - Ma­rilyn Gar­bey

Muc­ha tin­ta ha cor­ri­do pa­ra dis­cur­sar so­bre las de asu­mir las dan­zas fol­cló­ri­cas en el siglo XXI. Se tra­ta de pre­ser­var y des­ar­ro­llar las tra­di­ci­o­nes en un mun­do don­de la glo­ba­li­za­ci­ón im­po­ne mo­de­los de con­duc­ta. En la trayec­to­ria ar­tís­ti­ca de Isaías Rojas, bai­la­rín y core­ó­gra­fo, director de la Com­pañía Ban Rarrá, pu­di­e­ran en­con­trar­se al­gu­nas res­pu­es­tas.

En su na­tal Gu­antá­na­mo be­bió de las tra­di­ci­o­nes de esa zo­na del ori­en­te cubano, don­de se bai­la y se can­ta en cu­al­qui­er cir­cuns­tan­cia. Allí lle­ga­ron ole­a­das de mi­gra­ci­o­nes pro­ce­den­tes de Hai­tí y de Ja­mai­ca, is­las ve­ci­nas, gen­te que ve­nía en bus­ca de tra­ba­jo pa­ra ga­nar­se el sus­ten­to, so­bre to­do en ti­em­po de za­fra azu­ca­re­ra, y de­ja­ron há­bi­tos, cre­en­ci­as, mú­si­ca y bai­les que se fun­di­e­ron en el tronco de la na­ci­ón cubana.

Isaías fue fun­da­dor de Danza Li­bre, jun­to a El­fri­da Mal­her, bai­la­ri­na nor­te­a­me­ri­ca­na, fun­da­do­ra de Danza Contemporánea de Cu­ba, que se asen­tó en Gu­antá­na­mo y fo­men­tó el de­s­ar­ro­llo de la danza en esa ciu­dad. El ma­es­tro guan­ta­na­me­ro ya ha­bía fun­da­do el gru­po de danza 10 de Oc­tu­bre, con tra­ba­ja­do­res afi­ci­o­na­dos, que fue el nú­cleo que dio pa­so a Danza Li­bre, con el cu­al ganó muc­hos premios y se gran­jeó el reconocimiento co­mo bai­la­rín, core­ó­gra­fo y pe­da­go­go. Se recuerda su ma­ne­ra de asu­mir el per­so­na­je del oris­ha Ba­ba­lú Ayé, con fu­er­za y pre­ci­si­ón en el des­pla­za­mi­en­to por el es­ce­na­rio.

A fi­na­les de los años oc­hen­ta del pa­sa­do siglo, Isaías cur­só es­tu­di­os su­pe- ri­o­res en la Uni­ver­si­dad de las Artes (ISA), don­de in­ter­cam­bió con ar­tis­tas de otras es­pe­ci­a­li­da­des, lo cu­al en­ri­que­ció su pers­pec­ti­va cre­a­do­ra. Ya ha­bía es­tu­di­a­do en la es­cu­e­la del Ca­ney de las Mer­ce­des, lu­e­go en la es­cu­e­la de arte del Ya­rey. Tam­bi­én es­tu­dió en la Es­cu­e­la Na­ci­o­nal de Ins­truc­to­res de Arte, de La Habana, y en el Centro Na­ci­o­nal de Es­cu­e­las de Arte.

En 1994, Isaías fun­dó Ban Rarrá, com­pañía con la que ha des­ple­ga­do to­da su cre­a­ti­vi­dad a tra­vés de un es­ti­lo es­pec­ta­cu­lar, en el cu­al pre­va­le­cen los ju­e­gos de fu­er­zas y los ju­e­gos con fu­e­go, el uso de mac­he­tes, ba­tu­tas, me­s­as, ban­de­ras. La mú­si­ca se eje­cu­ta en vi­vo, con tambores y vo­ces. To­do el tra­ba­jo dan­za­rio se sus­ten­ta en la téc­ni­ca de danza mo­der­na y en la in­ves­ti­ga­ci­ón de la in­flu­en­cia fran­co-hai­ti­a­na en Gu­antá­na­mo a tra­vés del gagá, el vo­dú, los bai­les de salón, y en la fu­er­za de los bai­les cam­pe­si­nos co­mo el chan­güí, el nen­gón y el ki­ribá. Al asen­tar­se en La Habana, se nu­trió de otros gé­ne­ros co­mo la rum­ba de los so­la­res y la ru­e­da de ca­si­no. La agru­pa­ci­ón ha realizado más de treinta es­pectá­cu­los.

La con­ga re­ver­si­ble, core­o­gra­fía que re­a­li­zó pa­ra el per­for­man­ce de igual nom­bre de Los Car­pin­te­ros, pa­ra la Bienal de La Habana de 2012, recibió el Pre­mio Vi­lla­nu­e­va de la Crí­ti­ca.

De carác­ter jo­vi­al, Isaías ti­e­ne una ex­tra­or­di­na­ria capa­ci­dad co­mo pe­da­go­go, ta­len­to que des­pli­e­ga hoy en la Fa­cul­tad de Arte Dan­za­rio de la Uni­ver­si­dad de las Artes, y en su com­pañía, don­de im­par­te ta­lle­res de bai­les cu­ba­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.