LA ARAGÓN EN PA­NAMÁ, ¡ASÍ ME LO CONTARON!

THE OR­QUES­TA ARAGÓN IN PA­NA­MA THIS IS WHAT THEY TOLD ME!

Arte por Excelencias - - Panamá - OMAR ME­DE­ROS

Pa­namá fes­te­jó la he­ren­cia ne­gra en aquel pa­ís du­ran­te mes y me­dio, del 3 de mayo al 17 de ju­nio de 2018. Ba­jo el tí­tu­lo Áfri­ca en Amé­ri­ca se ce­le­bró un es­pa­cio de muy di­ver­sas op­ci­o­nes en el pla­no in­te­lec­tu­al y ar­tís­ti­co, con la pre­sen­cia de per­so­na­li­da­des pana­meñas y de muc­has otras na­ci­o­nes.

Pa­ra el Gran Con­ci­er­to de Áfri­ca en Amé­ri­ca, los or­ga­ni­za­do­res in­vi­ta­ron a la Or­ques­ta Aragón, de Cuba, en Fi­ga­li, un gran sa­lón don­de además del es­ce­na­rio dis­pu­es­to pa­ra la ac­tu­a­ci­ón de la or­ques­ta, se ali­ne­a­ron stands con pro­duc­tos di­ver­sos en una fec­ha tan com­ple­ja pa­ra la Isla co­mo el 19 de mayo.

La or­ques­ta Aragón re­pre­sen­ta y da nom­bre a las cha­ran­gas que apa­re­ci­e­ron en el Ca­ri­be cu­an­do des­pun­ta­ba el si­glo xx. Su so­ni­do ca­rac­te­rís­ti­co es el son tra­di­ci­o­nal, con su sec­ci­ón rít­mi­ca afri­ca­na y las me­lo­dí­as es­paño­las, so­bre las cu­a­les agre­gan tres vi­o­li­nes.

Es­ta or­ques­ta, tam­bi­én ins­pi­ra­do­ra del mam­bo, fue fun­da­da en la ciu­dad de Ci­en­fu­e­gos, al cen­tro sur de la Isla Gran­de, por Ores­tes Aragón Can­te­ro, el 30 de sep­ti­em­bre de 1939, con el nom­bre de Rít­mi­ca 39. Des­pu­és se lla­ma­ría Rít­mi­ca Aragón, has­ta que fi­nal­men­te se tras­la­dó a La Ha­ba­na el 7 de agos­to de 1955, con­tra­ta­da por la cer­ve­za Cris­tal, con el ob­je­ti­vo de gra­bar un programa di­a­rio en la emi­so­ra Radio Pro­gre­so, que aún se es­cuc­ha en nu­es­tros dí­as con el so­ni­do in­con­fun­di­ble de la Aragón.

En un prin­ci­pio su re­per­to­rio es­ta­ba com­pu­es­to por dan­zo­nes, bo­le­ros, gua­rac­has y otros gé­ne­ros, pero con el triun­fo del chac­hachá, la Aragón se con­vir­tió en la prin­ci­pal in­tér­pre­te de es­te gé­ne­ro, que lle­vó a su más re­fi­na­do ni­vel cre­a­ti­vo e ins­tru­men­tal e hi­zo fa­mo­so al in­ol­vi­da­ble flau­tis­ta Ric­hard Egües, qui­en es­tu­vo en la or­ques­ta has­ta 1984. Ra­fa­el Lay, su di­rec­tor desde 1948, ha­bía fa­lle­ci­do dos años an­tes, pero la or­ques­ta con­ti­nuó, con su gra­cia de ha­cer bai­lar al mun­do, ba­jo la di­rec­ci­ón de Ra­fa­el Lay hi­jo.

La cha­ran­ga cubana es­tu­vo no­mi­na­da al Grammy La­ti­no por La cha­ran­ga eter­na, me­jor ál­bum tro­pi­cal tra­di­ci­o­nal en 2002, y lu­e­go con el CD Con tre­men­da sa­bro­su­ra, en la ca­te­go­ría de me­jor ál­bum tro­pi­cal con­tem­porá­neo en el 2009. Su pre­sen­cia se ha acen­tu­a­do en los úl­ti­mos años en es­ce­na­ri­os afri­ca­nos, don­de ha re­a­li­za­do con­ci­er­tos en Ma­lí, Se­ne­gal, Gui­nea, Zai­re, Si­er­ra Le­o­na, An­go­la, Cos­ta de Mar­fil, Con­go Braz­za­vi­lle, Ar­ge­lia, Tan­za­nia, Be­nín, Gui­nea Bis­sau, Gui­nea Co­nakry y Burki­na Fa­so.

En 1965, la Aragón for­mó par­te del Mu­sic Hall, cu­an­do re­a­li­zó una gi­ra por va­ri­os pa­í­ses de Eu­ro­pa y par­ti­ci­pó en los fes­ti­va­les de jazz Co­lom­bes, Ca­lais, Cha­lon-sur-sa­o­ne y Royal Fes­ti­val Hall. Se ha pre­sen­ta­do, además, en va­ri­os con­ti­nen­tes y pa­í­ses tan di­ver­sos co­mo Co­lom­bia, Pu­er­to Ri­co, Mé­xi­co, Ni­ca­ra­gua, Chi­le, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Ja­mai­ca, Is­las Gu­a­da­lu­pe, Aru­ba, Mar­ti­ni­ca, Ca­nadá, Es­ta­dos Uni­dos, Ja­pón, Gre­cia, Ita­lia, Hun­gría, Che­cos­lo­va­quia, Fin­lan­dia, In­gla­ter­ra, Egip­to y el Lí­ba­no.

En Ciu­dad Pa­namá, el pú­bli­co asis­ten­te de­am­bu­la­ba de uno a otro la­do cu­an­do la voz de un pre­sen­ta­dor anun­ció la ac­tu­a­ci­ón de la clá­si­ca y si­em­pre im­pac­tan­te or­ques­ta cubana. Fue un mo­men­to má­gi­co cu­an­do to­dos los pre­sen­tes se acer­ca­ron al es­ce­na­rio y ya no de­ja­ron de core­ar y bai­lar con ca­da te­ma: Aragón, Aragón, tra­la­la­la…, El bo­de­gue­ro, Qu­ié­re­me si­em­pre, Sa­bro­so­na, El cer­qui­llo, Cac­hi­ta, Pa­re, coc­he­ro, Gu­a­ji­ra con tum­bao, Tres lin­das cu­ba­nas, en­tre otros muc­hos. En­tre flau­tas y vi­o­li­nes, ha­cí­an bai­lar a los asis­ten­tes, qui­e­nes han ha re­gis­tra­do en sus dis­co­gra­fí­as las vo­ces in­mor­ta­les del Benny Mo­ré, Pé­rez Pra­do, Cha­pot­tín, Ele­na Burke, Mo­rai­ma Se­ca­da y tan­tos otros.

Y es que de­cir Aragón, en el Ca­ri­be, es evo­car to­da la ca­den­cia mu­si­cal, la nos­tal­gia y fu­er­za del pre­sen­te, pero so­bre to­do la cu­ba­nía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.